• El delantero Kilian Delgado se ha caracterizado por su generosa entrega y aporte al mediocampo. Hoy será decisivo en su trabajo por la banda izquierda del ataque aurinegro.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Una de las salidas más complejas, de las cuatro que le restan para terminar la temporada oficial, enfrentará desde el mediodía de hoy el cuadro pirata de Patricio Graff. El conjunto loíno, que le sigue a seis unidades, busca acortar la distancia en la cima de la clasificación para seguir peleando por el ascenso directo, mientras que el elenco porteño pretende seguir afianzando su posición de privilegio en el liderato.

Carlos Rivera Valencia 

Cobreloa es el rival que tendrá que enfrentar al mediodía de hoy el puntero de la Primera B, Coquimbo Unido. Un partido bravo donde los aurinegros tendrán que estar muy atentos al calor de la ciudad de Calama como también la altura, dos aliados que se transforman en cómplices del cuadro local. Separados apenas por seis unidades, es un compromiso clave para ambos elencos que persiguen el título de la temporada y por consecuencia, el primer ascenso.

Se trata de esos partidos especiales, que podrían jugarse ante estadio lleno, aunque los organizadores solicitaron un aforo de 7 mil personas que en su mayoría serán del dueño de casa, aunque los dirigidos de Patricio Graff no estarán solos, ya que una caravana de hinchas y su barra principal, Al Hueso Pirata, anunció también que se hará presente entregando su aliento a un equipo que no sólo buscará salir airoso de ese compromiso, sino que, de paso, estirar las distancia con el mismo cuadro cuprero. Siempre es bueno estar acompañados y ese apoyo que caerá desde las gradas, los aurinegros buscarán replicarlo con la conducta que han mostrado en la temporada, basada en su juego agresivo, de presión alta y verticalidad.

Para Cobreloa, más que para los piratas, es un encuentro bisagra. Necesitan acortar la diferencia de seis unidades que le han sacado los porteños para pelear por el ascenso directo. Si lo logran, quedarían a tres con 27 unidades aún por desarrollar. No obstante, un revés frente al líder hará que Coquimbo se escape a nueve puntos, quedando prácticamente sin opciones de pelear por esa corona. De ahí que los dirigidos de Rodrigo Meléndez se jugarán un compromiso clave.

 

SÓLIDOS EN LA PUNTA

Los porteños, en tanto, pase lo que pase hoy en Calama, seguirán ostentando el primer lugar de la clasificación, ya que su más cercano perseguidor, que es Cobresal, le sigue a cuatro unidades. Si logran sacar de carrera finalmente a los naranjas, tarea cumplida, ya que eso significará comenzar a allanar el camino al ascenso. Por donde se le  mire la subida a Calama es la parada que se asoma más compleja en estos momentos para los dirigidos de Patricio Graff, que se sienten preparados para la batalla y para volver a casa en la siguiente jornada donde recibirán en el Francisco Sánchez Rumoroso a Magallanes y Cobresal, de manera consecutiva.

Es cierto que en Calama quieren tumbar al líder, Coquimbo, en tanto, planteará un equipo con dos novedades respecto del equipo que viene de ganar el clásico ante La Serena, ya que el portero Matías Cano fue sancionado por acumular cinco cartulinas amarillas y el lateral Mario Pardo deberá purgar dos fechas de sanción tras ser expulsado en el mismo compromiso.

 

LOS CAMBIOS

Graff retornará con Daniel Retamal en el pórtico, un jugador que cumplió positivamente cuando debió reemplazar en las primeras cuatro fechas a Cano, mientras que por la banda derecha irá con Isaías Meneses, un jugador cuya disciplina táctica y fuerza en la marca, lo hacen destacar para mantener los duelos que enfrentará por la banda derecha. De esa manera, el cuerpo técnico de los aurinegros no alterará la zona media con Yedro, González y Galani, que es donde se construye el buen funcionamiento del equipo.

“Sabemos de lo que difícil que será Cobreloa, es un equipo que viene en ascenso, han encontrado al equipo, cuenta con jugadores interesantes, lógicamente que se hacen más fuertes en la altura, esperamos saber manejar las situaciones, físicamente soportarlo y por qué no, salir a buscar los tres puntos”, planteó el entrenador porteño antes de emprender el vuelo que lo llevaría a Calama.

Cierto, Graff quiere discutirle el partido en la mitad de la cancha a los zorros, asumiendo que esa presión que les ha dado grandes dividendos, acá también puede ser positiva, ya que Cobreloa es un equipo que debe salir a buscar y dejarles espacios.

En el local, en tanto, el zaguero uruguayo Luis Maldonado, precisó que Coquimbo, es “un rival duro, el puntero de la división y si queremos continuar con vida en este campeonato tenemos que derrotarlo sí o sí”. 0801i

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X