• Festeja Coquimbo Unido realizando su mejor encuentro en el torneo oficial.
Crédito fotografía: 
Janina Guerrero
Los goles de Kilian Delgado y Marco Collao sellaron una valiosa como merecida victoria de los hombres de Patricio Graff, que ahora piensa en Barnechea.

Positiva resultó la vuelta al estadio Francisco Sánchez Rumoroso de Coquimbo Unido. El equipo aurinegro, que no había podido debutar en su casa, se impuso ayer a Cobreloa por 2-0 en el marco de la quinta fecha del Torneo Oficial en la Primera B. Un tranquilizador triunfo que comenzó a estructurarlo tempranamente en el compromiso y que fue consolidando ante un rival que sólo en los primeros minutos del compromiso se mostró peligroso.

El elenco loíno perdonó al pirata en los primeros segundos cuando malogró una clarísima ocasión Pablo Parra. Aún no se cumplía el minuto de juego y los anfitriones, distraídos, se llevaron un susto de aquellos y un reto desde la banca que se escuchó en todo el estadio.Le costó al local hacer pie en esos primeros minutos, porque Cobreloa se sentía con confianza, lograba mandar en la zona media con la manija de  Arturo Sanhueza y evitaba que su portero Collao pasara zozobras.

Sin embargo, los goles se deben concretar y si no los haces, te puede pesar. Y los hombres del local, que esta vez vistieron con la tricota de recambio, sacaron provecho en el área. La primera que se crearon, se abrazaron.

Una jugada que parte por la izquierda y que tiene como protagonista al argentino Holgado, termina con un centro que encuentra la pierna de Kilian Delgado por la otra banda para vencer al joven cuidatubos loíno.

Fue un golpe al mentón. Lo sintió el conjunto naranja que se había presentado con autoridad hasta ese momento, permitiendo que los hombres de Patricio Graff comenzaran a sentirse más cómodos en la cancha, mientras descendía el aliento desde las gradas.

Lo que quedó de la primera fracción mostró al local Coquimbo manejando el partido en la zona media, evitando que Cobreloa lograra articularse.

Y lo que vino en la segunda fracción es lo mejor que han mostrado los pupilos de Graff en estas primeras cinco fechas. El 2-0 de Marco Collao, a los 50’, terminó siendo el golpe de nocaut para los zorros del desierto, que se entregaron y de no ser por su portero Collao, podrían haberse llevado una goleada de proporciones desde un recinto que definitivamente es tierra inhóspita para sus pretensiones. 0807i

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X