Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Las declaraciones dadas por el jefe técnico del conjunto granate, al término del compromiso con Coquimbo Unido, generaron diversas reacciones entre los hinchas y los medios de comunicación. Mientras algunos consideran que lo hizo para remecer a su plantilla para que se “pongan serios” frente al reto que viene, hay otros que lo responsabilizan a él, considerando que no era el momento ni el lugar.

Las fuertes y duras declaraciones del entrenador de CD La Serena, Luis Marcoleta, dirigidas a sus jugadores el sábado una vez consumada la derrota ante el cuadro de Coquimbo Unido, encontraron diversas reacciones en el mundo del fútbol: mientras hay quienes las avalan entendiendo que las dijo con el propósito de remecer a una plantilla que se encuentra en estos momentos comprometida con el descenso, hay quienes asumen que nunca es el momento para responsabilizar a los jugadores de las frustraciones y caídas.

Para encontrar un ejemplo, en la misma tienda granate, no hay que ir muy lejos, ya que hace exactamente una rueda fue el antecesor de Marcoleta, Ariel Pereyra, quien se despachó un par de frases duras, aunque bastante más digeribles que las de él, perdiendo todo el respeto del grupo. Fue así como al término de la primera rueda, al “Fantasmita” le llegó el despido.

Es ducho Marcoleta, aunque esta vez estaba más descompuesto de lo normal. Entendible en parte, ya que buscaba curar las heridas e iniciar el repunte  en la campaña y con los granates ganándole a su clásico adversario y ese mensaje ganador no les llegó a todos sus intérpretes.

De ahí sus dichos y molestia que han generado hoy diversas reacciones en los comentaristas, periodistas y también entre los hinchas del conjunto papayero que con Marcoleta no ha sabido de triunfos en cinco cotejos, logrando apenas dos empates.

El jefe técnico serenense dijo esa tarde de sábado en el puerto que “a nosotros nos falta  espíritu, garra, tesón, fútbol, un sinnúmero de cosas que hemos trabajado y si bien lo logramos en la semana, no se hacen en el partido”.

Y eso no es todo. Agregó que  “cometimos errores, no tenemos  fluidez en el juego mismo y variantes, carecemos de todo eso, después fuimos  a intentar por impulso y no convicción.

Soy sumamente autocrítico, pero esa es la realidad y mientras no lo asumamos este equipo no va a despertar y conseguir los objetivos, hay que ponerse serio y hay que ver que es un peligro ver dónde estamos”, precisó.

El comentarista de radio Mistral, Francisco Silva, no consideró oportunas las palabras del entrenador, discrepando de su visión, ya que por sobre el resultado futbolístico, él notó que el equipo mostró la actitud y disposición que no se habían visto en otros partidos como en la anterior derrota ante Rangers en La Portada.

“A Pereyra le hicieron la vida a cuadritos cuando sacó unas declaraciones menos incendiarias que las de Marcoleta”, fundamentó.

Cree Silva que la molestia del deté pasó por no conseguir un buen resultado, ya que la tabla de colocaciones invita a mostrar preocupación, “no era el momento para plantearlo a los jugadores, ya que es ahora donde deben seguir trabajando para salir de la posición en la que se encuentran”.

Al mismo tiempo mostró  su seguridad de que Marcoleta, dada su experiencia, sacará a CD La Serena de la zona roja de la clasificación para ubicarla en una de mayor confort.

Los jugadores del elenco serenense tienen uno de los partidos más complejos este fin de semana ante Copiapó.

Para el periodista de diario El Día, Lionel Varela, los dichos del entrenador granate fueron raros, “si el equipo no tiene nada de lo que él dijo, qué les encontró a esos jugadores para dirigirlos, por eso lo encuentro raro”.

Considera Varela que el entrenador del equipo “es quien debe ser el máximo motivador para hacerlos  surgir y sacarles resultado. Creo que se ha equivocado, porque ha mantenido a un par de jugadores en el primer equipo que no han rendido y esa es su responsabilidad”.

Para el socio de los granates Carlos Nilsson, la cuota mayor de responsabilidad es de los jugadores, aunque el entrenador se equivocó con las variantes, “debió poner a Gaínza y no a Carmona y en ofensiva debió disponer de Ramírez por Cano, mientras que Ruiz en el mejor de los casos en la zona de mediocampo”. 

VUELVEN OJEDA Y CARVALLO

El conjunto granate retornará al estadio La Portada este domingo para recibir  a las 17:30 horas, a Copiapó, un rival que práctica un buen fútbol aunque viene al igual que La Serena, de tres derrotas consecutivas y se ha ido quedando en la tabla de colocaciones. Los atacameños vienen de caer ante Coquimbo, Magallanes y Melipilla y necesitan una victoria que les permita escalar posiciones en la tabla.

En el local, en tanto, Marcoleta espera tener de vuelta al defensa argentino Sergio Ojeda y en la zona ofensiva a Aníbal Carvallo, quien ayer recibió el alta médica. 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X