Crédito fotografía: 
Efe
Luego de dos postergaciones, Conmebol informó que el partido finalmente no se disputará este sábado.

Como un escándalo mundial han calificado varias figuras del fútbol la segunda final de la Copa Libertadores, que debían protagonizar esta tarde River Plate y Boca Juniors y que fue suspendida tras serios incidentes en el arribo del equipo visitante al estadio Monumental de Núñez.

Los buses de dirigentes y el plantel ‘xeneize’ fueron recibidos con palos y piedras, lo que derivó en un operativo policial con gases que afectó a los futbolistas.

Luego de reprogramar en dos oportunidades la hora del esperado encuentro, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, confirmó que la final fue suspendida y se jugará mañana a las 17:00 horas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X