Un debut en Italia que no vio la luz. Ese fue el resultado de uno de los intentos del directivo italiano Gianni Di Marzio tras querer fichar a un joven Cristiano Ronaldo para la Juventus en el año 2002.

El traspaso del jugador, que por ese entonces se encontraba en los albores de su carrera en el Sporting de Lisboa, no se concretó, debido a que el ex atacante nacional José Marcelo Salas Melinao (quien defendía los colores de la ‘Vecchia Signora’ en aquellos momentos), no quiso ser la moneda de cambio para ser el trueque de ‘CR7’ y partir al equipo lusitano.

“Señalé a Cristiano para el mercado italiano cuando yo trabajaba en Juventus. Era un Sporting Lisboa-Belenenses del octubre de 2002. Él llevaba el número 18“, explicó a EFE Di Marzio.

El directivo cuenta que, originalmente su misión era ver a Ricardo Quaresma, otro portugués que prometía, pero al ver el talento de Cristiano no dudó en cambiar de objetivo: “llamé a Turín y puse por escrito que sería el mejor jugador del mundo, obviamente después de Maradona. Negocié, llevé a Cristiano a Turín en 2002 para firmar con Juventus pero Salas no aceptó el trueque".

Di Marzio, quien fuera técnico de Napoli en la década de los 70`s, expuso algo asombrado que “por pocos millones Salas no quiso ir y luego terminó en el River Plate. Así, Juventus perdió a Cristiano Ronaldo” concluyó.

Ronaldo no llegó a Italia y de seguro muchos saben lo que ocurrió después con la carrera del portugués que hoy juega en Real Madrid, a quien 15 años después de esta historia el Napoli, enfrentará a mitad de semana por Champions League.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X