Crédito fotografía: 
EFE
Alemania es el equipo más joven del torneo con una media de 24 años y 4 meses, mientras que Chile es el más veterano con 29 años y un mes.

Chile, arquetipo de una selección transformada en equipo, desafía a la sorprendente nueva generación alemana, el domingo en San Petersburgo en la final de la Confederaciones desde las 14:00 horas (15:00 MAG), una cita para que la ‘Generación Dorada’ de la Roja amplíe su leyenda.

Flamante bicampeona de América (2015 y 2016) Chile representa como nadie la experiencia. Si no hay ningún sobresalto, hasta nueve jugadores del once que saltará al Estadio de San Petersburgo ya formaron en las alineaciones que derrotaron a Argentina en las finales continentales.

El capitán Claudio Bravo, Mauricio Isla, Gary Medel, Jean Beausejour, Marcelo Díaz, Arturo Vidal, Charles Aránguiz, Alexis Sánchez y Eduardo Vargas estarán acompañados en la misión por Gonzalo Jara y Pablo ‘Tucu’ Hernández.

Enfrente un equipo alemán que se formó en el momento en el que Joachim Löw ofreció la sorprendente lista de convocados, sin ninguno de los hombres importantes que habitualmente defienden a la Mannschaft.

“Nadie nos veía en la final, no entraba en nuestros planes, lo que queríamos era desarrollarnos”, señaló Löw, que se marcó como prioridad el próximo Mundial y afrontó la Confederaciones como un banco de pruebas para captar algún jugador e introducirlo en su grupo habitual.

Diferente opinión ofreció Vidal, buen conocedor del fútbol alemán por jugar en el Bayern München, este sábado en rueda de prensa.

“La gente habla mucho de equipo B pero los jugadores son o están mucho mejor que los que faltan. Desde el principio se vio que iban a ser finalistas”, dijo el medio.

Alemania es el equipo más joven del torneo con una media de 24 años y 4 meses, mientras que Chile es el más veterano con 29 años y un mes.

Julian Draxler fue ascendido a capitán en Rusia, a sus 23 años y 34 internacionalidades, mientras que el grupo chileno lo encabeza Bravo y Sánchez, con nada menos que 114 partidos cada uno con la Roja.

El 22 de junio en Kazán ambos equipos se enfrentaron en la primera ronda y empataron 1-1. Alemania sufrió al principio ante la presión chilena y encajó un gol. Pero superó el temporal, empató y fue mejor en el segundo tiempo.

Lo cierto es que su poca solidez ofensiva (encajaron goles en los triunfos 3-2 y 3-1 ante Camerún) la compensa con un excelente centro del campo y gran eficacia en el área rival.

Los chicos de Löw tienen creatividad, la que aporta Draxler o la gran aparición Leon Goretzka -autor de tres tantos-, solidez, con Joshua Kimmich o Jonas Hector, y gol, con el polivalente Lars Stindl y el ariete Timo Werner, también con tres dianas.

Chile, la obra que inició Marcelo Bielsa en 2007 y continuaron los también argentinos Claudio Borghi, Jorge Sampaoli y Pizzi, no tiene secretos.

Dosificar esfuerzos

“No nos conviene ni nos gusta modificar lo que venimos haciendo, nuestra intención será la misma, someter al rival y exigirle que juegue”, dijo el último de ellos este sábado.

Tras la experiencia ante Alemania, Chile, camaleónico, corrigió el tiro ante Portugal y supo dosificar los esfuerzos en un partido que se fue hasta los 120 minutos y se definió en los penales.

Ahí emergió Bravo. Firmó una de las mejores actuaciones al atajar los tres primeros. En 2015 y 2016 paró uno en cada una de las tandas ante Argentina.

Si se llegara a los penales el capitán chileno pondría a prueba a Alemania, que no pierde en este ejercicio desde 1976, en las cinco ocasiones en la que se ha jugado su continuidad en las fases finales.

Además se enfrentarían dos viejos conocidos, Bravo y Marc André Ter Stegen, consolidado en el puesto en este torneo, que compartieron titularidad en el Barcelona durante dos temporadas (2014-2016).

Como recompensa para el ganador del domingo un trofeo sobre el que pesa un maleficio, ninguno de los vencedores en sus nueve ediciones ha ganado la siguiente Copa del Mundo.

Chile y Alemania, que no han inscrito su nombre en esta competición, no creen en sortilegios.

Alineaciones probables

Chile: Claudio Bravo – Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara, Jean Beausejour – Pablo Hernández, Marcelo Díaz, Charles Aránguiz, Arturo Vidal – Eduardo Vargas, Alexis Sánchez. ​DT: Juan Antonio Pizzi

Alemania: Marc-André Ter Stegen – Matthias Ginter, Antonio Rudiger, Niklas Suele – Joshua Kimmich, Sebastian Rudy, Leon Goretzka, Jonas Hector – Lars Stindl, Julian Draxler – Timo Werner. DT: Joachim Löw

Árbitro: Milorad Mazic (Serbia)

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X