Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El estratega de los piratas asume que la diferencia con sus más cercanos perseguidores les da tranquilidad, aunque no se fía de ningún rival.

La victoria en Talca permitió a Coquimbo Unido dar un paso gigantesco hacia la Primera División. De eso no cabe duda. A seis fechas para el término de la temporada regular en la Primera B, el equipo de Patricio Graff logró distanciarse aún más de sus más cercanos perseguidores, una distancia prácticamente imposible de recortar, dado el rendimiento que está manteniendo el conjunto pirata.

Hasta antes de la jornada 24 los aurinegros marchaban  con cuatro unidades sobre Valdivia y Cobresal y al término,  logró alejarse a siete con un total de 18 por disputar. También se sumó a la lista de seguidores el cuadro minero de Cobreloa con su triunfo por la cuenta mínima ante San Felipe.

Si bien desde el mismo deté trasandino guardan mesura planteando que “aún no tenemos nada entre las manos”, es un hecho que la diferencia le da a los aurinegros una tranquilidad frente a cualquier tropiezo que pudiera tener en este tramo final, un lujo que ciertamente no se quieren dar en la plantilla, ya que mientras más rápido abrochen el título y el primer ascenso, se consumará el trabajo de una larga temporada que comenzó con el triunfo por 2-1 sobre Copiapó en la Región de Atacama por allá por febrero pasado.

El 1-0 sobre Rangers, un rival que pretende un cupo en la liguilla, fue quizás una de las victorias más convincentes de la temporada actuando en calidad de forastero, aunque la diferencia en las redes no se vio reflejada con el convincente accionar de los aurinegros, que mandaron tanto en la tenencia del balón como en las oportunidades de anotar ante el portero Nicolás Peric, quien se alzó como la figura del conjunto local.

El cuerpo técnico tiene claro lo que se hizo bien en ese compromiso  y difícilmente tenga mucho que repasar para mejorar frente a los siguientes compromisos, ya que la mecanización del juego es algo que sus dirigidos ya tienen naturalizada, aunque asume que los siguientes compromisos, por los intereses propios que tienen los rivales, serán muy complejos.

Es Graff quien asume que lo importante es sacar provecho de este positivo momento y de la expectante posición en la tabla, aunque el mérito en Talca se lo llevan sus jugadores, “la verdad es que ellos hicieron un gran trabajo, aprovecharon las oportunidades que nos dieron y después fue esperar y soportar el partido” y aunque en la segunda fracción debieron correr demasiado, lo hicieron para evitar que el portero Cano fuera protagonista, “se sufrió en el segundo tiempo, se corrió mucho más que las opciones de gol que nos crearon ellos”, dijo.

Ante las consultas periodísticas frente al auspicioso panorama que se le viene al equipo, llama a la calma reiterando que, “ hay que estar contentos por este lugar en la tabla, pero no tenemos nada en las manos, solamente tranquilidad, nos quedan seis finales y ahora nos enfrentamos a Valdivia, un equipo que juega muy bien al fútbol, más de visitante y que viene herido”, reitera.

Precisamente frente al duelo con los sureños de este sábado, precisa que “me encantaría llenar el estadio, creo que el coquimbano quiere llenar el Sánchez Rumoroso, ojalá se acerquen, creo que esos tres puntos sí son vitales para nosotros”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X