Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El presidente del ente rector del fútbol chileno visitó el pasado jueves la zona, reuniéndose con los dirigentes de Coquimbo Unido y CD La Serena, donde asumió que el arbitraje es una de las preocupaciones mayores.

El presidente de la ANFP Pablo Milad, a un año de haber ascendido en la dirigencia, comenzó a realizar un recorrido por el país reuniéndose de manera independiente con los dirigentes de los clubes tanto de la Primera División, como la serie del Ascenso. El pasado jueves le correspondió el turno a Coquimbo Unido y CD La Serena, que tuvieron la oportunidad de plantear sus inquietudes y también limar asperezas, en un periodo que ha sido complejo y que no ha estado exento de críticas a la extensa detención del Fútbol Joven y Femenino producto de la pandemia, el polémico uso del VAR.

“Estamos visitando los clubes que es parte de los objetivos que tiene la ANFP, no solo de fiscalizar y hacer que cumplan las reglas, los estatutos y las bases del campeonato, sino que también establecer lazos estrechos de cambio, de ayuda, de capacitación, interacción y también de desarrollo que es lo más importante”.

Indica que uno de los grandes puntos es poder incentivar el fútbol formativo en cada uno de los clubes. “Buscamos incentivar el fútbol joven a través del patrimonio que tiene cada institución con sus jugadores, proyectarlos al primer equipo y selecciones chilenas. Y también las futuras ventas que pueden provocar ingresos extraordinarios para mejorar esta calidad e infraestructura y sus equipos multidisciplinarios. Bajo ese prisma, es un trabajo de interacción, análisis motivacional para que los clubes trabajen en post de mejorar la calidad de este desarrollo que buscamos”.



-¿Han sido ellos los más golpeados con la pandemia?

“Sin duda que hemos perdido un tiempo valioso, esto no se va a notar ahora, se notará en un tiempo más. Siempre hemos querido que vuelva el fútbol, pero las condiciones país, producto de la pandemia, no lo han permitido. Aprobado las bases del fútbol joven en marzo, lamentablemente el rebrote condicionó el inicio del campeonato. Tendrá sus implicancias que tendremos que suplir con mejor trabajo físico, más competencia donde participen los jóvenes, interacciones y tengan un soporte nutricional y alimenticio que vaya a una estimulación muscular diferente que a lo mejor acelere procesos que eran un poco más lentos y ayudarlos con vitaminas, aminoácidos a través de la ANFP”.



-¿Comenzará entonces la liga en septiembre próximo?

 “El inicio está proyectado para el 4 de septiembre. La liga de Chile ha sido la liga con menor positividad del mundo, aunque eso no se resalta, lo que habla del trabajo de los clubes, de la ANFP, de la comisión retorno al fútbol. Cuando se asumió el desafío de este directorio, no había fecha de retorno y a 28 días después de asumir, comenzó la competencia y nadie tenía la fe que se terminaría y así ocurrió. Si al final analizamos los 53 mil PCR que dio una posibilidad de 0,24 de todo el mundo del fútbol y 0.17 de los futbolistas, hablamos de responsabilidad, compromiso y trabajo profesional”.



-¿Qué pasará si vuelve la ola de contagios nuevamente, tendrán que detener sus competencias?

 “No, esto lo hablé con las autoridades, primero porque el fútbol ha demostrado como única actividad que es capaz de controlar, de llevar a cabo protocolos, demostrado con hechos objetivos de que es el área que menos contagios ha tenido, con protocolos hechos por nosotros mismos y presentados a la autoridad sanitaria donde han sido aprobados y llevados a cabalidad. No queremos que pare más el fútbol y queremos seguir con estos protocolos ordenados que han llevado los clubes”.

Arbitrajes

-Parece que el tema de los arbitrajes no cambia mucho, no parece que el cambio de Jorge Osorio por Enrique Osses haya resultado lo más apropiado...

 “Las instituciones y cuerpos colegiados funcionan con una persona o con otra, depende cuando se analizan los errores que ha habido. Hay que recordar que el año pasado fue el primer año del VAR en nuestro país, anteriormente había sido un plan piloto que se utilizaba en algunos partidos. Hemos tenido altos y bajos, pero en la raya de la suma hay que analizarla. Siempre ha sido más positivo con un 90% de aciertos y de cambios de decisiones que han favorecido a los equipos desde el punto de vista de justicia deportiva y un 10% de errores significativos por lo demás que han casos a equipos de alta convocatoria que tienen una trascendencia mediática diferente, que se acentúan. Y con el cambio de mano con Jorge Osorio, fue una decisión técnica, un cambio que se debe realizar cuando uno llega a una institución y quiere tener objetivos diferentes a lo que han planteado otras directivas”. 



-¿Las complicaciones con el tema VAR se acrecientan fecha a fecha?

“A futuro sería bueno tener una estructura inamovible que funcione 100 por ciento, pero uno tiene que aplicar una metodología diferente, una relación personal diferente y eso hace que Jorge Osorio haya cumplido una buena función. Hay que mejorar muchas cosas y lo hemos hablado, en especial en la lentitud que tiene el VAR para validar un gol. Estamos trabajando en un proyecto de mejorar la cantidad de minutos jugados, principalmente con el hecho de quitar el protagonismo que quieren tener algunos árbitros, pensamos que ellos son colaboradores del espectáculo y no protagonistas. Eso lo hemos conversado de buena forma, Jorge ha mostrado una buena disposición, reconoce los errores que ha habido, reconoce faltas graves que ha habido de decisiones netamente personales que se alejan de lo técnico y bajo ese concepto hay que mejorar mucho, está la disposición y la autocrítica, es cosa de tiempo”.



¿Es necesario mejorar la infraestructura? Así ocurre en Europa...

“Evaluamos poner más cámaras, ya que a veces las imágenes que llegan al VAR no son las que uno ve en la TV, entonces, a veces tienes el diagnóstico antes que el VAR. No perder la globalidad que es fundamental, no ir al espacio de interacción entre dos jugadores, sino que ver la globalidad. Es un aspecto que hemos conversado con la Comisión Arbitral y eso nos tiene conscientes de lo que falta, existiendo disposición para mejorar en lo técnico”.

Situación económica



-¿Fallida resultó la licitación de los derechos de televisión de la selección?

“Se hizo la licitación que corresponde, los operadores, los canales, vendiendo una forma los derechos televisivos y comerciales, se recibió una oferta no acorde a lo acostumbrado, sino que casi el 50% de lo que estábamos acostumbrado y se declaró desierta, porque no cumple y cumplirá con los objetivos que nos hemos propuesto para l futuro. Con esos fondos funciona el fútbol chileno. Ahora hacemos un nuevo proceso de licitación”.



-¿Esta llegada de ingresos se agudiza aún más si se considera el conflicto con Nike?

“Principalmente por el conflicto con Nike son dineros con los que contábamos, no están en las arcas desde el 2019 a la fecha, lo que ha creado ciertos vacíos económicos que esperamos solucionar muy pronto con gestiones y esperando que se resuelva de buena forma. Me muestro optimista en un proceso que es largo, pero hay que ver por otras alternativas y suplir los ingresos, por eso estamos licitando la indumentaria, hay 13 marcas interesadas en participar, algunas no conocidas de Europa que están con potencial bastante significativo que pretenden proyectarse en Sudamérica. Sería un gran paso para ellos, estamos abiertos con todas las marcas que han mostrado interés, uno conoce las más grandes o de las tiendas, tengo fe que nos irá bien, se ha hecho una licitación transparente y queremos que el mejor postor que nos dé más seguridad se quede con la camiseta de La Roja”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Lo más visto hoy

 

Diario El Día

 

 

 

X