Crédito fotografía: 
ACF
En otras circunstancias la igualdad lograda ayer por el cuadro granate podría haber provocado la admiración de la hinchada por remontar los tres goles que le había sacado de ventaja Valdivia en la primera fracción. Sin embargo, existe preocupación en los seguidores papayeros, por el discreto nivel que presentan los dirigidos del “fantasmita”.

Los momentos o estados de ánimo de los equipos se ven reflejados en las circunstancias que viven. Deportes La Serena  podría decirse que está en el momento en el que todo le sale mal o le cuesta el doble. Sólo a ellos y en calidad de local, le pueden  cobran un penal a los 19 segundos de haberse decretado el pitazo inicial. El visitante ya se había abrazado a los 2 minutos de juego, luego que Eric Pino cobrara la falta venciendo al portero Zacarías López.

Un verdadero balde de agua  fría que ponía de inmediato a la hinchada con sus cánticos y las miradas, en el entrenador Ariel Pereyra. Por si fuera poco, el equipo era un verdadero “fantasma” en el césped de La Portada al que resultaba muy fácil golpearlo, ya que antes que lograban levantarse, el Torreón aplicó una nueva estocada, esta vez a los 6’ a través de un autogol, aparentemente del meta López, estableciendo un 2-0 sorpresivo y para extrañeza de todos en La Portada.

Muchos de los presentes en el recinto deportivo, no alcanzaron a ver ninguno de los dos tantos sureños, tampoco podrían creer cómo era posible que las buenas intenciones iniciales de Ariel Pereyra, de conformar un equipo que le diera mayor solidez y tenencia de balón, estuviera dando una verdadera lástima en calidad de local.

Era de esos partidos extraños, aunque en ningún momento injusto para el ganador. Se desplegaban por la buena cancha serenense, como si fueran el campeón de la Champions League, modernos, llenos de variantes y seguros de sus acciones, porque jamás pensaron en cuidar esa mínima diferencia, por el contrario, quisieron darle en el suelo al loca  que  a esas alturas no sabía qué hacer. Sin un líder dentro y fuera de la cancha.

Sin embargo, los valdivianos luego se creyeron el cuento y Pinto, el mismo que había inaugurado el marcador, se hizo expulsar a los 18’ permitiendo un respiro más para los hinchas locales, ya que en la cancha, seguían sin resolver la trama impuesta por el forastero.

De hecho, la confusión serenense llegó a su máxima expresión a los 41’, cuando Valdivia, con ese jugador menos, anotó el tercer tanto en una jugada colectiva que dejó a Pablo Leal sólo frente al portero López.

El pitazo final de esa primera fracción no se había escuchado tanto malestar de los parciales granates. Los que podían se agarraban la cabeza buscando una explicación, los otros, en su mayoría, direccionaban su malestar a Pereyra y compañía, exigiendo algo que por ahora no ocurrirá: su partida del club.

OTRO EQUIPO

Un par de modificaciones para fortalecer el mediocampo, le dieron un nuevo aire a los serenenses. Salieron decididos a conseguir un gol de descuento. El visitante se atrincheró cerca de su portero Diego Figueroa, dejando que el tiempo transcurriera. La Serena jugaba con mayor intensidad y agresividad. Buscaba sortear la impotencia con guapeza, apuro y amor propio.

Así llegó el primer descuento de Lucas Cano a los 58’, gol que premiaba esa ganas con las que ingresaron en esos 45 minutos finales. Sebastián Pol, cinco minutos después, anotó el segundo y con ello, las críticas se convirtieron en aliento y estímulo. Fue el único momento de conexión entre las partes, ya que el empate se veía factible.

La Serena a esas alturas era dueña de las acciones. Valdivia, acusó el cansancio, no lograba controlar los desplazamientos de las bandas, como tampoco la celeridad con la que actuaban los jugadores de Pereyra.

No obstante, y como le ocurrió al granate durante las 15 fechas de esta primera rueda, esos buenos momentos tendrían un abrupto final. Resulta expulsado el volante Franco Segovia por doble amarilla, apenas dos minutos después que Pol anotó el segundo descuento.

Lo agradeció el equipo de Jorge Aravena que a esas alturas lo único que reclamaba era el término del partido.

Los minutos siguieron. El quedar con un jugador menos, volvió a sacar de concentración a los serenenses que no lograban rearmarse. Valdivia  se calmó en parte, tomo aire, ordenó a sus hombres del mediocampo y se atrevió  a salir.

Zacarías López, que a esas alturas era un espectador, se vio mano a mano con Ojeda y evitó lo que pudo ser el cuarto del visitante aprovechando las ventajas y la desorientación en la que habían caído los hombres de Pereyra tras la partida de Segovia.

Pese a todo,  la diferencia en el marcador seguía siendo apenas de un gol, aunque el tiempo jugaba en contra del dueño de casa que como última maniobra dispuso el ingreso de Enzo Ruiz para armar una línea de tres centrales,  tres volantes e igual número de atacantes. Pereyra sacó a Carmona, cuyo aporte sigue en  deuda, aunque pocos entendían porque lo removía ahora, si se necesita alguien con vocación ofensiva.

A esas alturas la pelota surcaba los aires, era imposible que La Serena lograra jugar con claridad en el último tercio del cotejo cuando no lo había hecho en todo el encuentro y en toda la rueda. Eso sí, por amor propio no se quedaban, el empate era una manera de despedirse con la bandera en lo alto.

Y en ese ímpetu, un nuevo expulsado en el local. Pol discute con el árbitro, lo pasa a llevar y este le saca la roja directa que podría traerle consecuencias dependiendo del informe de  Véjar, que a esas alturas tampoco se la podía con la presión reinante en la cancha.

Y en esa lluvia de balonazos que caían sobre el área valdiviana, Ruiz, que a esas alturas se había instalado en campo rival, sacó una volea potente que no encontró la respuesta de Figueroa y provocó el empate.

No quedaba nada, La Serena siguió presionando por cambiar esa paridad por triunfo, en los segundos finales, lo que habría sido mucho premio para un equipo que necesita una cirugía urgente y de nuevos nombres, porque con lo que tiene, estará más cerca de pelear por salvar la categoría que de ser protagonista en los que buscarán un cupo en la liguilla.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X