• Héctor es el actual entrenador de la selección femenina de Andacollo
  • El funcionacio policial también es entrenador de arqueros de la academia municipal
  • Importantes logros ha obtenido al mando del equipo femenino de la comuna minera, actualmente se preparan para jugar en Argentina
Crédito fotografía: 
Cedidas
Llegó a las canchas por una casualidad y actualmente viaja desde Tongoy hasta Andacollo en sus horarios libres para seguir entrenando a los arqueros de la Academia AFA y también a la selección femenina de la comuna.

Héctor Miranda, jamás pensó que a su corta edad podría realizar sus dos pasiones, el fútbol y el servicio policial. Este joven ingresó a la institución de Carabineros el año 2016 y tras terminar su formación fue destinado a la Tenencia de Andacollo, comuna donde comenzó a desempeñar sus funciones en enero de 2017.

A los pocos meses de iniciar su carrera como carabinero, tras ir a cubrir un servicio policial al estadio de dicha comuna, dirigentes deportivos se enteraron de que antes de ser funcionario policial, este joven de 21 años había jugado fútbol profesional como arquero en Independiente de Cauquenes, equipo que actualmente compite en la Tercera división nacional.

Por esta razón, tras conocer su pasión por el fútbol, Héctor fue invitado a entrenar a los arqueros de la Academia de la Asociación de Fútbol de Andacollo (AFA) en la que participan más de 64 niños y jóvenes de diversas edades.

Pero eso no fue todo, ya que Héctor quería ir más allá, fue así como se transformó en el entrenador de la selección femenina de Andacollo con quienes ya ha conseguido torneos y se preparan para disputar un torneo internacional en Argentina durante el mes de agosto.

“Lo que más me gusta es que me permite evitar que los niños y jóvenes se enfoquen en otros temas como la droga y estén siempre pendientes del deporte. Yo trato de incentivarlos para que ellos vean la actividad física como lo mejor que pueden hacer y ellos me lo agradecen. Hace un mes llevé a un joven arquero de 16 años a probarse a Provincial Ovalle y ahora él viaja y entrena esporádicamente con el equipo”, indica el carabinero Miranda, que está en su segundo año de servicio en la institución.

Hace un mes el Miranda fue destinado a la unidad policial de Tongoy y actualmente viaja cada miércoles y viernes cuando tiene libre para poder seguir con los entrenamientos, que realiza de forma voluntaria, sin dudas un verdadero ejemplo de vocación en el que este joven funcionario policial mezcla sus dos pasiones, todo en beneficio de la comunidad y los jóvenes de la comuna de Andacollo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X