Cho Om-yun quedó segundo en el levantamiento de pesas y en una entrevista dijo que al llegar a su país ordenarán su muerte

Subir al podio y recibir una medalla en unos Juegos Olímpicos puede ser el momento más feliz para los atletas sin importar si gana el oro, plata o bronce. Sin embargo, para el norcoreano Cho Om-yun el haber quedado en segundo lugar en su categoría podría significarle la muerte.

Eso al menos cree Om-yun que le sucederá al llegar a su país, ya que el Estado podría dar la orden de su ejecución por haber deshonrado su nación al no obtener el primer lugar, según indicaron en el portal de El Diario de Nueva York.

El norcoreano se desempeñó en Río  en la prueba de levantamiento de pesas en los 56 kilos.

De acuerdo con El Diario, Om-yun habría concedido una entrevista a algunos medios internacionales y les comentó sobre su temor.

Además, dijo que no pudo repetir el oro que alcanzó en Londres.

“Sé que no podré volver a competir nunca más, pues he deshonrado a mi pueblo y avergonzado a mi líder. Estoy seguro que al regresar a mi país, el líder supremo dará la orden a su guardia personal para asesinarme. No le temo a la muerte, estoy convencido que es la única forma de pagar mi gratitud”, habría declarado el atleta.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X