El gimnasta chileno criticó fuertemente el bajo puntaje otorgado por los árbitros en su presentación en la competencia, que finalmente provocó que quedara fuera de competencia.

Una fuerte polémica se ha generado por la actuación del gimnasta nacional Tomás González en la competencia de suelo en Río 2016. La baja puntuación otorgada por los jueces generó diversas críticas por parte del deportista, el cual lo consideró como un robo.

González obtuvo 15.066 en su presentación lo que lo ubicó momentáneamente en el lugar número 11, despidiéndose totalmente de la opción de acceder a la final de la competencia, pues quedó muy alejado de los 15.300 que aspiraba a obtener.

"Fue un robo. Es algo contra mí o contra cualquier amenaza de los más conocidos. Después los jueces salen con grandes regalos y relojes y premios de agradecimiento. Los hacen después de la competencia. Pasa en todos los deportes de apreciación, ya que hay muchas influencias detrás y, bueno, estamos en Brasil", señaló el deportista.

Pero no todo es desfavorable para Tomás, puesto que aún mantiene la esperanza de llegar a la final en salto, ya que se encuentra dentro de los 8 primeros lugares para competir el día lunes por alguna medalla.

Esta es la rutina con la que González quedó eliminado en suelo.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X