Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
El técnico del fútbol joven, aunque sea de manera interina, buscará que sus dirigidos recuperen la alegría de jugar, corrijan las transiciones ofensivas y mejoren en las respuestas individuales para avanzar en la tabla.

El técnico de CD La Serena, Oscar Correa, quien por primera vez dirigirá al cuadro granate y hará su debut en la Primera División, puso énfasis en la semana (lo que profundizará durante el día de hoy ante la Universidad de Chile), en reforzar la confianza de sus jugadores y así  mejorar las respuestas individuales para luchar por una victoria que sería un balón de oxígeno, considerando que marcha en el último lugar de la clasificación.

La campaña, que no tiene nada que ver con Correa, sino que con el destituido Francisco Bozán, necesita de un cambio de giro, ya que cualquier punto o victoria, terminará siendo un granito de arena en este nuevo momento de los papayeros.

Presentarse como colistas ante la U en el Estadio Nacional, si bien parece una compleja misión, es un gran acicate para el nuevo deté, como para la plantilla, toda vez que pelear por  un buen resultado, será un incentivo frente al remate de la primera rueda a la que le restan, sin incluir el duelo de hoy, otras tres fechas.

La disposición

Antes del viaje, Correa, le dijo a El Día, que la respuesta de los jugadores merece ser realzada, “he sentido un gran respeto y respaldo, como también una gran disposición de los jugadores”, entendiendo que este carro lo sacan adelante todos juntos.

Si bien el técnico no anticipa las variantes o el equipo que saldrá al césped del Nacional, ha puesto énfasis en la tenencia del balón y buscar un juego asociado que les permita sorprender al cuadro local, que también llega necesitada de triunfos a este compromiso.

Entre las variantes que podría presentar Correa esta tarde, asoman los regresos de Vicente Durán y de Kevin Medel, de acuerdo al trabajo que desplegó tanto en la Scuola Italiana como en el Estadio La Portada.

La necesidad azul

Aunque no lo dice el deté papayero, es un hecho que buscará jugar con la desesperación y la necesidad que tendrá la Universidad de Chile por salir a buscar el gol y así manejar el partido. El cuadro laico viene de dos derrotas consecutivas ante Unión Española y Universidad Católica, que la sacó de la lucha por el título, por lo que una nueva derrota podría gatillar en el despido de su técnico Hernan Caputto.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día