• El binomio serenense en acción. En estas semanas todo se concentra en lo físico y mucho entrenamiento para concretar el viaje el próximo mes
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes / Cedidas
El par cuenta las horas para concretar el viaje el próximo mes al Viejo Continente. “Es una oportunidad única”, dicen los deportistas que esperan competir y pelear por un podio en la cita planetaria. Mientras, entrenan y se preparan en las canchas del Club Cuatro Esquinas y en el San Vito.

La amistad entre Luigi Beretta y Joaquín Román, tiene más de veinte años, muchos de ellos no sólo llevados en la vida familiar y afectiva, sino que también en el deporte: en el pádel en especial, que ha sido la pasión de ambos en esas dos décadas.

Torneos a nivel local, otros de carácter nacional, aunque no siempre jugando juntos, han marcado su vida en los clubes de la región de Coquimbo. Sin embargo, sentían que algo les faltaba para consagrar y coronar todas las vivencias que han tenido en esta disciplina, donde la comunión, el entendimiento, como la empatía y solidaridad, resultan claves y hasta determinantes. Un Mundial, por ejemplo, en la categoría Sénior.

Si bien la Federación de Chile actúa como enlace con la Federación Internacional de Pádel, los viajeros deben financiar y costear todas las demandas y gastos de asistir a una cita planetaria. La sola idea de un Mundial encendió a Luigi, quien rápidamente traspasó la energía a Joaquín. No había que pensarlo dos veces, aunque para concretar la presencia en la cita de Málaga, España, debían clasificar en el país. Sorteando esa etapa, lo demás vendría sólo.

Desde que “The Leyend”, el Cucho Gustavo Castillo, les informó que actuaría en calidad de entrenador de la selección nacional que asista a Europa y que primero debían planificar los selectivos de La Serena y luego Santiago, el binomio local intensificó sus prácticas y entrenamientos. Si antes ejercitaban cinco veces a la semana, aumentaron las horas de preparación, agregando también un acabado plan físico. Muy profesional, ya que si lograban el primer objetivo, la idea de ir a España no es para conocer, sino que para ir a competir y en lo posible, regalarle a Chile un título.

Nos reciben en el departamento de uno de ellos con una hermosa vista al mar. En el límite entre La Serena y Coquimbo. Hermosa mañana, aromatizada por un buen café y los trofeos que han logrado en las múltiples competencias, cuidadosamente ordenadas en  una vitrina.

Román y Beretta tienen claro que van a una competencia donde se encontrarán con los mejores, “vamos a competir”, precisaron. Foto: Andrea Cantillanes

EL “CUCHO” CASTILLO

Se notan ansiosos. Cuentan las horas para el viaje que será el 6 de octubre del próximo mes. Parte el día y proyectan sus jornadas laborales para luego preparar el entrenamiento y el curso de acción que les ha dado el personal training. Tienen todo elaborado, se cuidan, una lesión en estos momentos puede resultar perjudicial, aunque el entrenamiento es potente, como dicen ambos.

“Jugamos juntos hace 20 años, aunque no siempre en todos los torneos, uno va buscando, pero en Sénior es el único ‘partner’ de la edad, además de ser muy buenos amigos”, cuenta Beretta, quien dice que desde Gustavo Castillo les comunicó de este Mundial, la vida tuvo un giro, ya que todo ha estado centrado en esa cita española, “el “Cucho” nos dice que hay un Mundial de Pádel en España, habrá un clasificatorio en La Serena y después en Santiago y hay que ganarse el cupo”.

Las preguntas fueron muchas, como si ya hubiesen clasificado. Castillo les comunicó que la categoría +40 años debe sortear las etapas previas en Chile y una vez obtenido el cupo, hay que preocuparse de los pasajes, “cuando nos dice que hay que jugar entre 40 y 45 años, llamé de manera inmediata a Joaquín y nos preparamos para jugar primero en el clasificatorio de La Serena, que ganamos”, relata, faltando aún la etapa más compleja, ganar en Santiago, donde el nivel de dificultad es más intenso y complejo.

Para Beretta había que actuar con calma en la capital, como lo han hecho en cada partido, apelar a la experiencia y al juego que los caracteriza, “nos fuimos a Santiago. Ganamos dos partidos el sábado y el domingo en la final, nos enfrentamos con una pareja de Punta Arenas que era muy buena. En el papel debían ganarnos porque eran de Primera categoría, nosotros somos de Segunda, ya que en este deporte se juega por el nivel técnico, no por la edad, “un jugador de primera pueda tener 20 o 50 años, nosotros jugamos en Segunda, en el Pádel hay seis series, una de ellas mujeres”.

Sigue su relato explicando que cuando los vieron jugar se percataron que eran muy buenos, “es difícil que uno de Primera pierda con uno de Segunda, pero había que jugar”.

Un buen café antes de iniciar la jornada laboral. Los jugadores tienen todo listo para viajar a Málaga, España. Foto: Andrea Cantillanes

SANTIAGO

No fue fácil como se preveía. El primer capítulo fue para los puntarenenses, “perdimos el primer sets 7/5, Santiago, al mediodía había mucho calor, más de 30 grados. Si perdíamos nos veníamos de vuelta a La Serena, ganamos muy apretados el segundo 6/4 y ahí los cansamos, nuestro juego es como lento, de mucho pasar y logramos un  6/0 en el tercero, que timbró los pasajes al Mundial”, replica el empresario.

Al justificar las razones de esta clasificación o las virtudes como binomio, recordaron que en semifinales no la pasaron muy bien, “nos encontramos con un rival complicado, nos enfrentamos  ante un zurdo que nos hizo muy complicado el partido. Cargamos el juego en uno que creíamos era más débil, pero resultó que era buenísimo, nos tenían 4-0 abajo y de a poco comenzamos a revertir el partido 7/5 y 6/1 y eran muy buenos realmente, ahí usamos mucho la cabeza para ganar, sin matar el punto hasta que ya esté listo. Hicimos juegos largos, no nos equivocamos, la idea es jugar a no equivocarse y nos dio resultados”.

Es Joaquín quien hace notar que el conocimiento y años de amistad también juegan al momento de entrar a la cancha y conocer a su compañero, “si bien no hemos jugado muchos torneos juntos, entrenemos en La Serena de lunes a viernes, lo que hacemos desde hace 10 años, jugamos fácil dos o tres partidos por semana, además de ser muy buenos amigos, nos conocemos muy bien el juego, jugamos de memoria. Cada uno sabe cuándo cubrir, en ese sentido, quizás no necesitamos tanto entrenamiento”.

Insiste que quizás la virtud está fuera de la cancha, ya que no siempre coinciden en poder jugar los torneos juntos, se cambia regularmente de compañero, “como binomio jugamos poco juntos, porque el pádel no es por edad, entonces hay partner más jóvenes, muchas veces nos encontramos con mucho jugador joven, se busca eso porque muchas veces se juegan varios partidos en dos días. Al final hay que pensar no en uno o dos partidos, hay que pensar en el sexto y hay que cuidarse. A veces cuando viajas te programa tres partidos el sábado y otros tres el domingo. Por eso alguien más joven, que nos pueda asistir”, reconoce.

Insisten en que el éxito del binomio está basado en la fortaleza  táctica, “esto es de estrategia. Luigi dice que vamos a jugar de tal manera y hay que hacerlo y si dentro del partido le damos lectura al rival y vemos que juegan rápido, jugamos lento para que no nos pasen por arriba. Siempre en los dos primeros juegos te haces esa lectura habían parejas de Talca, Valdivia, Punta Arenas, La Serena, Antofagasta, Viña del Mar y Santiago”.

- Mirando Málaga, ¿han visto algo de sus rivales?

“La verdad es que nada, preferimos verlos allá y jugar, acá cuando vimos a los de Punta Arenas, preparamos la táctica de juego”.

EL MUNDIAL

Beretta precisa que tras esta asistencia al Mundial de Málaga seguramente se abrirá el apetito para el próximo año,  “nunca se había hecho un Mundial Sénior, pero se armó esto en España a través de la FIT y nosotros quedamos entre los 4 mejores de Chile en esa categoría”.

- ¿Qué significa para ustedes ir a este Mundial y representar al país?

“Ya estamos clasificados y ahora vamos a ganarlo, no queremos conformarnos con menos, sabemos que es difícil, ya que está Italia y Argentina, que están a otro nivel, pero no nos vamos a achicar contra ninguna otra pareja. Esto es un paso adelante para seguir fortaleciendo nuestra competencia. Es que ya se impulsó, de hecho están haciendo dos nuevos clubes en Cordep y el nuevo Club de Tenis Coquimbo”.

Agrega Joaquín que ir al Mundial puede llamar la atención a quienes entrenen hoy, “verán que se puede escalar y así poder demostrar que el nivel de uno no está tan lejano. Creo que Chile debiera estar entre los 8 mejores de este Mundial”

- Y en ese sentido ¿qué tal es el nivel del pádel en Chile?

“Creo que el nivel es más o menos, los mejores son los españoles y argentinos. Esta ida al Mundial nos ayudará mucho, ya que después buscaremos ir nuevamente”.

- Ustedes ya son Sénior, pero ¿qué hay de la renovación?

“En Chile hay jugadores muy buenos y acá en la zona hay 4 que son muy buenos. Sebastián Muñoz, Maxi Rosas, Carlos Berasai, Rodrigo Maturana y Raúl Martínez, andan muy bien”. 

Desde que el “Cucho” Castillo les dijo que se abría la posibilidad de un Mundial, Beretta y Román,
no han parado con las prácticas. Foto: Cedida

EN LA CATEGORÍA SUB 45

Luigi Beretta (42), es casado con Carettza Urbina. Dos hijas Ornella y Romina. “juego pádel hace 27 años, lo hago cinco veces a la semana. Después de parar un tiempo, sigo jugando en los dos clubes de acá de la zona, San Vito y Cuatro Esquinas”.

Joaquín Román Cortés (43), ingeniero Industrial, padre de Martina y Florencia, esposo, de María Alejandra Alvarez. “Llevamos más de dos décadas con Luigi jugando juntos, tenemos grandes expectativas en España”.

Beretta y Román van en la serie +40 que también tendrá a la pareja conformada por Mura/Rojas.

En +35 asisten Galindo/Treviño; +45 años: Sanfuentes/Ruiz Tagle y Valdebenito/Klenner; +50 años: Adriazola/Carrillo; Bernal Altamir;+55 años: Araya/Porflit; González/Sandoval.

 

CUALIDADES

Ve Joaquín que su compañero es clave en cada uno de los partidos. En la planificación como también en el tema táctico. De hecho clarifica que esa es una virtud de Beretta, “tiene paciencia, cabeza, es muy inteligente para armar el punto”, mientras que éste ve que Román “es extraordinario, las corre todas, es un guerrero y obediente. Esto es de estrategia y nos dice que vamos a jugar de tal manera y hay que hacerlo y si dentro del partido le damos lectura al rival y vemos que juegan rápido, jugamos lento para que no nos pasen por arriba. Siempre en los dos primeros juegos te haces esa lectura”, puntualiza.

- ¿Qué características tienen como equipo?

“Tenemos un juego inteligente, siempre buscamos el error del rival, que ellos se equivoquen, somos muy técnicos”.

 

GRUPOS:

Masculino

Grupo A: Argentina, Portugal, Estados Unidos, Holanda

Grupo B: España, Italia, Bélgica, Noruega.

Grupo C: Brasil, Reino Unido, Alemania, México.

Grupo D: Uruguay, Chile, Austria, Finlandia

Femenino

Grupo A: España, México, Finlandia.

Grupo B: Argentina, Uruguay, Alemania.

Grupo C: Brasil, Italia, Reino Unido, Holanda.

Grupo D: Portugal, Bélgica, Estados Unidos, Noruega.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X