Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El jueves 23 de enero, a las 20:00 horas en el Estadio Nacional, Club Deportes La Serena y Temuco lucharán por el ascenso a la División de Honor.

Ya no queda nada para el duelo más importante que jugará CD La Serena desde que sufrió el descenso en el 2012, como lo ha planteado el mismo entrenador Francisco Bozán, y paulatinamente la expectación ha ido creciendo en los aficionados que siguen al elenco papayero.

La jornada del martes, muy similar por cierto a la del lunes, se desarrolló íntegramente en las dependencias del hotel de concentración en el sector del aeropuerto de Pudahuel, saliendo por la tarde, cerca de las 19.00 horas para cumplir con una práctica y trabajo con balón. Antes de eso, reactivación, charlas y más de algún encuentro de los jugadores con familiares o cercanos. Si bien el hotel tiene bastante flujo, la quietud para los granates ha sido máxima.

Recién ayer aumentó el flujo periodístico buscando tener antecedentes de los hombres de Bozán, aunque el nexo con el exterior de la plantilla como del mismo deté es nula. Simplemente no hay atención a la prensa en el recinto, aunque eso no significa que los jugadores puedan atender a los medios de comunicación a través de un contacto telefónico, como ha ocurrido en más de una ocasión.

Bozán está abocado a no descuidar ningún detalle del rival, incluso, no sale mucho de su habitación observando videos captando cualquier señal, incluso periodística que puedan dar los rivales.

Si bien para el técnico del cuadro de Ñielol lo que pase con La Serena será una incógnita, tiene claro que el equipo papayero tendrá la base del aquel once que los enfrentó en la fecha anterior a que se produjera el estallido social y que ganó el Pije por 1-0 en el Estadio Germán Becker, asumiendo que esa carencia de fútbol competitivo puede ser un factor clave que incline la balanza a su favor.

Esa diferencia de minutos es la que La Serena pretende suplir con la entrega, disposición y jerarquización de los jugadores, aunque se entiende que la recarga anímica con la que llegan los sureños, los hace favoritos frente a este partido.

El capitán Rodrigo Brito, reconoce que por esos tres partidos ganados, Temuco, llega con una ventaja, aunque eso no es suficiente, “creo que son favoritos, pero ese exceso de confianza, muchas veces pasa la cuenta”, dijo a El Día, entendiendo que al final de todo este proceso, se debe ver reflejada la planificación y lo que les pide el entrenador.

Exámenes

La jornada del martes mantuvo la misma característica de los días previos. Esta vez y por la mañana salieron por un momento de la concentración los atacantes Pino, Bayk y Hormazábal, quienes volvieron a las 11:30 horas.

Aunque ninguno de ellos de veía resentido, no se comunicó si habían salido a realizarse exámenes rutinarios como ha ocurrido con toda la plantilla. El resto de sus compañeros realizaba una reactivación en el mismo hotel, para preparar la salida por la tarde, dirigiéndose a un lugar de entrenamiento de los recintos cercanos, ya que en esos horarios se hace complicado el tema tránsito y al deté le gusta estar cambiando de puntos de prácticas, trabajando en la cancha de la Unión Española como también en la casa de la Universidad de Chile.

No hay excusas

Ayer, en tanto, el volante charrúa, Enzo Ruiz, conversó con un par de radioemisoras capitalinas, reconociendo que a estas alturas y tras todo el trabajo realizado, “no hay excusas para una final”, frente al favoritismo o no que pueda tener Temuco por el hecho de haber enfrentado tres encuentros de alta exigencia, contra ninguno de ellos, “ellos llegan con ritmo de partidos y competencia favorable, pero acá no hay que exponer excusas, hay que enfrentarlo de la mejor manera y sabiendo lo que nos jugamos”.

Resaltó las cualidades de los Ñielol, pero igual lanzó la crítica que en un torneo normal no deberían estar en la liguilla, “están en la final por algo, aunque si el torneo hubiese terminado de manera normal no habrían clasificado a la liguilla, han hecho las cosas muy bien, cuentan con jugadores de gran experiencia, por lo que debemos tener cuidado con muchos factores de ellos, no solo con uno solo, ya que es un equipo que ataca de manera directa y maneja muy bien el balón detenido”.

Los ascensos de CD La Serena

La hinchada del cuadro granate llegará en un número de cuatro mil personas que ha sido el máximo de entradas permitidas para cada uno de los equipos que enfrentará la final. Y esos serenenses que viajarán hasta el recinto de Ñuñoa esperan ser partícipes de la historia del club que registra siete ascensos en los años 1957, 1961, 1980, 1983, 1987, 1996 y 2003. Las entradas de marquesina que habilitó la ANFP ya se agotaron, por lo que los forofos pueden comprar todavía en el sistema ticquetero.

Respecto del árbitro del torneo, la organización del torneo dispuso que el mejor juez de Chile y Sudamérica, Roberto Tobar, sea el encargado de llevar el partido. Con Tobar, La Serena ha jugado 9 partidos, tres por Copa Chile, 3 por torneos en Primera División y 3 en la Primera B, con un total de 2 triunfos, un empate y seis derrotas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 
 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X