Crédito fotografía: 
Cedidas
Municipalidad de La Serena, Senadis, Conaf, entre otros organismos asociados colaboran para que personas con capacidades distintas disfruten de paseos asistidos al aire libre.

Luis Rivera, es un joven universitario que quedó parapléjico tras sufrir un accidente mientras practicaba escalada deportiva. Desde aquella vez asegura todo ha sido distinto y este tipo de actividades lo motivan a seguir adelante con su vida.  Su viaje por el humedal fue asistido durante todo el camino por dos voluntarios que los trasladaron sobre  un monociclo adaptado para senderismo.

En un alto en el camino Luis nos relata que, “esperamos que estas iniciativas se masifiquen porque nos ayudan a la gente con discapacidad que no podemos realizar este tipo de paseos. Un viaje así para mi hoy sería imposible sin ayuda. Agradezco a todos porque son muy amables, a la gente que me ayudó a desplazarme, todo el recorrido está muy bonito”, relata emocionado.

Por lo mismo, se trata de fortalecer el desarrollo de la actividad física como medio de crecimiento integral de participación, relajación, esparcimiento, entretenimiento e inclusión social para niños y jóvenes en situación de discapacidad.

Esta vez fue el turno del Club Deportivo Nueva Esperanza, beneficiarios e invitados por un grupo de monitores del proyecto “Por la Senda de la Inclusión”, con la colaboración de  Municipalidad de La Serena a través de sus departamentos de Desarrollo Inclusivo y Gestión Ambiental, Fundación Eres y Fundación de las Familias,  quienes organizaron esta  salida a terreno para que este grupo de jóvenes conociera la biodiversidad del  humedal del rio Elqui, a través de una metodología con enfoque de turismo inclusivo y comunitario.

Esta iniciativa nace como una herramienta para disminuir “la gran dificultad que tienen las personas en situación de discapacidad, especialmente los niños y jóvenes para acceder a la realización de actividades inclusivas de tipos deportivas y recreativas que promuevan el bienestar integral, la participación y la inclusión social al aire libre, agrega María Inés Godoy, jefa del Departamento de Gestión Ambiental de la comuna, que “esta situación ocurre en gran medida por las características del senderismo en cuanto el entorno físico en el cual se realiza, ya que muchos de los principales lugares no son accesibles para las personas en situación de discapacidad”

Mientras que Mónica Martínez, coordinadora del proyecto, destacó que “por una parte está la inclusión y el trabajo con las personas con discapacidad en estos lugares a través del senderismo inclusivo, sino también por el tema de la educación medioambiental que se pueden realizar en este tipo de espacios que se encuentran muy poco valorados y que podrían tener muchos beneficios para las personas que puedan venir  visitarlos”.

Finalmente, Carlos Zúñiga, funcionarios del Servicio Nacional de la Discapacidad, Senadis, comentó que, “este es un proyecto de alrededor de 12 millones ochocientos mil de pesos que se están utilizando para financiar este tipo de actividades de senderismo inclusivo. Importante señalar que todo los años Senadis tiene un fondo concursable, por lo cual es importante que sigan elaborando este tipo de proyectos porque es la forma que tenemos de seguir apoyando la inclusión de personas con discapacidad”.  

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día