Crédito fotografía: 
Fotos: Andrea Cantillanes
Debutó el Drift Sudamérica en el célebre autódromo Juvenal Jeraldo. La actividad fue un éxito, prueba de ello fue la alta asistencia del público. Prometieron volver en el segundo semestre de este año

El campeonato Drift Sudamérica visitó Chile por primera vez, siendo el autódromo Juvenal Jeraldo de Huachalalume el destino elegido para debutar en tierras nacionales. Fueron 20 pilotos provenientes de tres países, Chile, Argentina y Brasil, los que se aventuraron a medir sus destrezas en las curvas técnicas del circuito. 

Tras las rondas clasificatorias, consistentes en la modalidad persecución, donde dos pilotos se enfrentaban en un trayecto de la pista, se dio paso las finales de las dos categorías en competencia.  Con la espectacular Super Drift,  pasaron a ser cinco los participantes en la pista, quienes buscaron encantar a los jueces con sus maniobras,  para así obtener el mayor puntaje y quedarse con el título de campeón sudamericano. 

La jornada fue un éxito, por lo que el Drift  Sudamérica volverá a tener dos nuevas fechas en tierras regionales, las cuales tendrán lugar en septiembre y noviembre. Así lo confirmó el organizador del evento, José Rodríguez. “Nuestro próximo destino es Camboriu, Brasil, pero como el marco de público acompañó, regresaremos a este circuito en el segundo semestre. Estamos contentos con la recepción de la gente. Esperamos triplicarlo en nuestra nueva visita. Esta competencia tiene 10 años de existencia y su objetivo es visitar los países de Sudamérica, siendo la primera vez que visitamos Chile”, indicó Rodríguez. 

Crédito local 

Uno de los pilotos que demostró sus habilidades al volante fue el piloto local Rodrigo Jacob Valenzuela de 25 años, que se coronó campeón en la Semi Pro.  A pesar de haber nacido en La Legua, indicó que se siente más serenense que nunca, ya que ha vivido la mayor parte de su vida en la capital regional. Por esta razón, compite representando a La Serena. Jacob dijo que es un amante de todos los deportes con ruedas, especialmente del ciclismo, jeepeo y el derrape.

El piloto se mostró feliz por su logro, indicando que este inesperado triunfo es el primer paso para poder internacionalizar su carrera. “No me lo esperaba. Este circuito es muy técnico, muy trabado. Esto quiere decir que se caracteriza por tener curvas muy cerradas.  Mi automóvil es automático, eso me dificulta aún más la competencia, puesto que esto provoca que el vehículo reduzca las marchas cuando él quiere y no cuando lo estime conveniente. Este triunfo me hace pensar en extender mi carrera en el extranjero y así formar una familia, un equipo con todos los hermanos sudamericanos amantes del derrape”, señaló Jacob. Finalmente, agradeció a quienes creyeron en él, especialmente su familia y amigos. 

El arte del derrape 

El drifting o drift es un estilo de conducción de vehículos que consiste en derrapar de manera que el vehículo forme un ángulo con la dirección de movimiento. A fines de la década de los 90, se convirtió en una disciplina propia, con pilotos especialmente entrenados, con automóviles preparados para mantener derrapes controlados a altas velocidades y campeonatos en los que no se compite por tiempo sino por estilo. 

La mayoría de coches de drift suelen ser de propulsión trasera, pero también pueden ser de tracción integral a las 4 ruedas.
Se originó en Japón en la década de los 70, por corredores que bajaban por carreteras de montañas a altas velocidades. El piloto que popularizó esta técnica en Japón fue Keiichi Tsuchiya, el cual también era piloto de circuito.

Su peculiar técnica en las bajadas de montañas, conocidas popularmente como Touge, hizo que la gente empezase a imitarlo.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X