Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Los cuerpos técnicos de los equipos profesionales de CD La Serena y Coquimbo Unido, mantienen una vinculación con sus jugadores, quienes se encuentran en sus domicilios particulares, a través de redes sociales para que realicen sus entrenamientos teledirigidos.

Reina la incertidumbre en los clubes nacionales como también en los elencos de la región de Coquimbo, por el tiempo que se extenderá la paralización de los campeonatos oficiales producto de la propagación del conoravirus y que en la región ya presenta sus primeros dos casos.

Luego de las decisiones de teledirigir las prácticas por las que optaron en CD La Serena como en Coquimbo Unido, en todas sus categorías, ayer fue el Sindicato de Futbolistas Profesionales el que planteó a la ANFP que exijan que todos los clubes detengan sus entrenamientos y así disminuir la posibilidad de contraer contagios siguiendo de esta manera muy de cerca la situación de los equipos.

A través del gremio exponen que la recomendación y el apego a las medidas sanitarias es categórica y que es necesario tener responsabilidad frente a la rigurosidad de cumplir con las instrucciones de aislamiento.

Suspensión total

Solicitan a la ANFP que sean ellos los que soliciten a los clubes que se respete el espíritu de las medidas adoptadas por la autoridad sanitaria de Chile ratificadas por la OMS sobre la pandemia, sugiriendo suspender actividades de entrenamiento.

“Nos parece poco consecuente suspender todos los torneos y no los entrenamientos, puesto que los jugadores seguirán expuestos de igual manera a posibles contagios por la dinámica que tienen éstos y la cercanía que debe existir entre trabajadores. Creemos que no deben primar intereses particulares por sobre la salud de ningún trabajador del fútbol”, apuntó el Sifup.

Curva de rendimiento

Aunque esta situación comenzaría a producir mayores dificultades tras unas cuatro semanas, los profesionales no consideran que con una o dos, el desentrenamiento altere la funcionalidad.

De acuerdo a la curva de rendimiento que llevaban todos los clubes de la Primera División, la mayor pérdida se sentirá en el trabajo futbolístico, la elaboración de la planificación como también el aspecto competitivo y deportivo.

En el cuadro aurinegro de Coquimbo Unido,  plantearon que la decisión de suspender las actividades del plantel de honor, fútbol femenino, fútbol joven y futsal, es una medida que se evaluará periódicamente en conjunto con los cuerpos técnicos y médicos, conforme a las directrices que vaya entregando la autoridad sanitaria.

El presidente del club, Jorge Contador, recalcó que “estamos comprometidos con la integridad de todos los funcionarios y trabajadores, por lo que hemos adoptado los resguardos necesarios para evitar cualquier riesgo producto de la pandemia coronavirus”.

Dos semanas

En Deportes La Serena, en principio determinaron suspender los entrenamientos de manera grupal dejando de lado el contacto con el balón, salvo las pautas individuales que desarrolle cada jugador en sus respectivos domicilios. De esa manera los futbolistas se mantendrán activos manteniendo la fuerza y el fondo aeróbico.

Puntualizan en el elenco granate que la medida de paralizar las actividades en forma conjunta, se extenderá durante dos semanas, aunque cada entrenador mantendrá un plan de comunicación con sus jugadores tanto en las categorías masculinas como femeninas.

“Esta es una situación internacional y va más allá de lo que significa un entrenamiento o lo que se puede perder si la plantilla no se reúne, se trata de la seguridad de nuestros jugadores, en todas sus categorías y de sus respectivas familias”, puntualizó el gerente del club, Felipe Irarrázabal.

El técnico Francisco Bozán, por su parte, declaró el martes a El Mercurio, que se entiende que lo mejor en estos momentos es que los futbolistas en queden en sus casas, “los jugadores reciben una pauta de entrenamiento que variará cada tres días (hoy debiesen tener una nueva)”.

Por lo mismo, indica que acá todos deben asumir su responsabilidad y poner a prueba el profesionalismo, “apelamos a la responsabilidad de ellos para que afecte lo menos posible al rendimiento”.

Recuperar lesionados

Como muchos de los cuerpos técnicos del fútbol nacional, Bozán espera que esta situación se pueda zanjar rápidamente para volver a retomar los entrenamientos y estructura, ya que por mucho que los futbolistas trabajen en sus respectivos hogares, ninguna preparación será igual a la que realicen bajo las instrucciones directas del preparador físico.

El hecho que el Sindicato haya tomado una actitud fuerte priorizando en la seguridad de sus asociados y por el bien de la actividad, permitirá, además, que ninguno de los equipos saque provecho de estas circunstancias, provocará que todos, en alguna medida, hasta que se levante la medida o se controle la propagación del virus, tengan por igual las mismas ventajas y desventajas.

Lo que si podrán hacer en todo este tiempo los equipos del balompié nacional, es que podrán recuperar a sus jugadores más resentidos. En Coquimbo Unido, incluidos el ariete Mauricio Pinilla y el portero Matías Cano, emblemáticos ante la hinchada y los rivales, tiene cerca de once jugadores con diversas dolencias físicas, por lo que para cuando se reinicie la competencia (cabe recordar que este fin de semana les correspondía medirse con la U. Católica en Santiago), podrá tener al grueso de ellos.

En la tienda de los papayeros, saben  que tras esta instancia, el atacante Richard Paredes ganará minutos para estar mejor, al igual que el central, Rodrigo Brito.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X