Crédito fotografía: 
Luciano Alday Villalobos
Desde el CD Los Loros consideran que con la suspensión de la jornada deportiva de este año la actividad patrimonial corre el riesgo de no volver a lo que era hasta ahora, aunque no pierden las esperanzas de que el 2022 vuelva en gloria y majestad una actividad que une a toda la comuna.

El Ovallino

Son 72 años de historia que este fin de semana se vio interrumpida. Se trata del clásico nocturno de Combarbalá, encuentros deportivos y culturales que cada año se realizan en la comuna de las estrellas y que por las consecuencias de la pandemia del covid-19 dejó de realizarse, al menos este año.

La Seremi de Salud había autorizado los entrenamientos y la preparación de Unión Juvenil y Los Loros de cara al mini clásico y al gran clásico que cada febrero unen a la comuna en un recinto deportivo. Los une y también los divide, ya que ambos clubes mantienen un fuerte arrastre en la zona, prácticamente separando en dos a la comuna.

La primera alerta la recibieron el pasado 11 de febrero cuando la autoridad sanitaria confirmó la presencia de dos casos positivos de covid-19 dentro de los participantes de estos eventos, por lo que de a acuerdo con el presidente del Club Deportivo Social y Cultural Unión Juvenil y su par del Club Deportivo Social y Cultural Los Loros, tomaron la determinación de suspender el mencionado encuentro y las olimpiadas nocturnas como medida de prevención de contagios.

La Seremi volvió a realizar exámenes PCR a los miembros de ambos clubes, confirmando otros dos positivos en Los Loros. Desde el club propusieron aislar a ambos jugadores para el clásico, ya que los entrenamientos fueron suspendidos el miércoles como precaución, pero U. Juvenil se opuso a la medida, obligando a la suspensión del clásico nocturno por primera vez en sus 72 años.

“Es una molestia gigantesca del club, porque quizás hubiera sido más fácil que a comienzos de año no se realizara. Íbamos a entender. Nosotros queríamos jugar sabiendo que el deporte es vital para los muchachos y más aún cuando la municipalidad nos estaba entregando todas las herramientas para poder entrenar y jugar con todas las medidas sanitarias disponibles. Creemos que hay deslealtad por parte del otro club, estaban todos los protocolos activos y cumplidos, así que la molestia es grande y estamos decepcionados”, comentó Eugenio Cortés, presidente del CD Los Loros.

Este sábado en El Ovallino, el presidente de U. Juvenil, Arturo Lara, sostuvo que “nosotros preferimos cuidarnos, porque nadie nos asegura que los otros jugadores hayan tenido contacto entre ellos, todos sabemos lo que ha sido esta pandemia. Habíamos tenido las ganas todo el verano, nos habíamos sometido a los protocolos, hicimos todos los esfuerzos posibles para que se pudiera realizar. Sabemos que hay mucho fanatismo de cada uno de nosotros, pero preferimos cuidar la salud”.

Desde Los Loros, equipo ganador del último Clásico Nocturno del 2020 por 70 a 49, ven incluso que esta tradición pueda desaparecer, tal como otras actividades que se realizaban en la comuna.

“Esta tradición se puede perder y nadie te dice que en uno de los clubes siga la molestia y que el próximo año por rabia no se quiera presentar. Teníamos los mismos protocolos que la Federación de Básquetbol de Chile y los clubes profesionales de fútbol y no había problemas para su realización. Nosotros nos preparamos durante todo el año, mantuvimos el cuerpo técnico y hay molestia por la determinación. Eso habla del poco profesionalismo y acuerdo del otro club. Nosotros debemos convivir con la pandemia y nadie te asegura que esta tradición sea igual el próximo año”, profundiza Cortés.

El municipio local dispuso de su equipo de salud municipal para la realización de más de 150 exámenes de PCR a las delegaciones, y del gimnasio de la Escuela América, además de coordinar la transmisión audiovisual del evento.

“El ánimo de la municipalidad y de los equipos participantes era llevar a cabo esta jornada con todas las medidas de resguardo correspondientes, con test PCR para los participantes, con una jornada sin público, sería más temprano, con transmisión online para que la comunidad lo pudiera disfrutar en sus hogares, en definitiva nos arrojaron casos positivos, en una actividad que se ha transformado en patrimonio inmaterial de la comuna y de la región. El deseo era poder llevarla a cabo, pero esperemos que este 2022 poder contar con un clásico”, dijo Pedro Castillo, alcalde de Combarbalá.

El Clásico Nocturno 2021 quedará en los registros por su suspensión, mientras que los protagonistas esperan su reivindicación el 2022, con la esperanza de que la tradición no muera.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X