El británico, número dos mundial, venció hoy en los cuartos del Masters 1.000 París-Bercy al checo Thomas Berdych (11) y se puso a un solo triunfo de arrebatarle el número 1 al serbio Novak Djokovic, que cedió ante el croata Marin Cilic

El británico Andy Murray, número dos mundial, venció hoy en los cuartos del Masters 1.000 París-Bercy al checo Thomas Berdych (11) y se puso a un solo triunfo de arrebatarle el número 1 al serbio Novak Djokovic, que cedió ante el croata Marin Cilic.

Murray, que se medirá en las semifinales al ganador del cruce entre el francés Jo-Wilfried Tsonga (13) y el canadiense Milos Raonic (5), batió a Berdych en dos sets (7-6 (11-9) y 7-5) en 1 hora y 59 minutos.

La presión de ser número 1 por primera vez pesó en el tenista escocés. El primer set casi lo pierde en una larguísima muerte súbita. Berdych contó con cinco puntos de manga, pero los desperdició y permitió a su rival recomponerse.

Murray tuvo dos puntos de set, el segundo de ellos definitivo para ganar el 'tie break' por 11-9.

La segunda manga también fue muy sufrida para el de Glasgow. Berdych le remontó un parcial de 3-5 y alargó el set hasta el definitivo 7-5. Hasta llegar al sudado triunfo, el escocés desperdició un puñado de puntos de partido.

"No me estoy poniendo presión extra esta semana, porque tengo la oportunidad de serlo (número 1) en el futuro", aclaró Murray tras el partido.

Y luego agregó que "me sentí un poco más de nervios antes del partido que en el principio de la semana, pero luego se me pasó (...) Nunca estuve en esta posición antes (la de poder ser número uno). De todas formas, no me importa ponerme nervioso. Creo que es bueno. Me ayuda". 

Para finalizar, argumentó que "ser el número 1 sería genial, pero no era mi objetivo en el comienzo de la semana".

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X