• Atrás se ven los cerros Doña Ana 5.600m y el Tórtolas 6.160 m. La Foto está tomada del Cerro Quebrada Seca 4.400 m. los Apus más altos de la región.
Crédito fotografía: 
Cedida
Las tres míticas cumbres de la región de Coquimbo de los cerros Doña Ana, Las Tórtolas y Quebrada Seca, siguen cautivando a las cordadas regionales que permanentemente cultivan el amor a los cerros. Lo hicieron en apenas un año, desafiando y retando bajas temperaturas como también la falta de oxígeno.

“Mi espíritu deportista de elite me ha llevado a grandes desafíos, en esta ocasión tan importante  de mi vida he podido unirme y pertenecer a una cordada de montaña junto a mi padre y amigo Humberto Vivanco y  Carlos Fontecilla”.

Daniel Vivanco en conversación con elDía, momentos después de completar la Trilogía Inca a comienzos de noviembre 2018 tras hacer cumbre en el Cerro Las Tórtolas, uno de los tres más altos de la Región de Coquimbo, dijo que era anhelo que venía preparando desde hace un par de años.

Se mostraba feliz del logro, feliz de haberlo conseguido junto a su padre, un hombre que le inculcó el amor por la naturaleza, ese mismo que él quiere entregarle hoy a las nuevas generaciones, “en principio hicimos grandes cumbres, aprendiendo de la dureza de altura y todo  lo que involucra los cambios físicos, fortaleza mental. También, considerando  la estrategia,  planificación y preparación previa para cada montaña que requiere de una gran elaboración y planificación”, relata anunciando que no se trata de comenzar a escalar sin la preparación suficiente.

Agrega que “nos propusimos como cordada cumplir con este hito, por segunda vez. Como montañistas locales, llevando con orgullo a nuestra región a cumplir con  la ruta de este patrimonio, altar de altura donde los Incas veneraban a los Apu como protector de la zona”, relata.

Las tres cumbres las completaron finalizando con el Quebrada Seca el sábado 3 de noviembre 2018. En las anteriores habían hecho cumbre: Las Tórtolas en diciembre del 2017 y Doña Ana en marzo 2018.

Por sobre la preparación y el trabajo en sí que se debe desplegar en cada uno de estos ascensos, cuenta Daniel que “describir  en detalle la emoción de cada cumbre es indescriptible, la belleza de la cordillera de Los Andes es inconmensurable. Llegar a un Apu sagrado donde moran los espíritus es conectarte en los más profundos con la esencia de la vida, se siente la magia de ser parte del cosmos. Los tres compañeros  que logramos la trilogía Inca no solo logramos la cumbre, también alcanzamos un crecimiento en lo personal, respeto y admiración por la naturaleza. Esos  Apus  nos miran desde lejos, guardianes de la región, siempre estarán para el montañista que quieran visitarla y  cuidarla, todavía están los dioses de nuestros ancestros”.

La trilogía inca - diaguita, corresponde a un triángulo de cerros Santuarios de Altura que integran Las tórtolas 6160 m, Doña Ana 5650 m, Quebrada Seca 4400 m. Se hizo por primera vez en la historia del montañismo el 2012.

DON HUMBERTO

En medio del orgullo, de manera especial por haber estado acompañado de su papá Humberto, Daniel tiene claro que la idea de estos retos individuales apunta a provocar el cariño por la montaña para que otras generaciones también puedan hacerlo, “subimos a Las Tórtolas este año y el Doña Ana antes, por lo que ese día 3 de noviembre, por la madrugada, quedará grabado en nuestras vidas al hacer cumbre en el Quebrada Seca,  logramos la Trilogía Inca junto a mi padre, algo magnifico poder estar en la cumbre de los cerros más altos de la región y sobre todos que son cerros ancestrales que permiten una conexión maravillosa”

Promover el montañismo, el amor por la naturaleza y la montaña es uno de los objetivos a futuro de don Humberto Vivanco, quien asume que el hecho de conseguir la trilogía inca, tiene un valor doble, tanto por ascender los tres cerros, como el haberlo logrado junto a su hijo.

“Estoy feliz y orgulloso de haber logrado la trilogía inca, tres montañas muy difíciles, en la cual tuvimos que planificar muy bien para lograr el objetivo, no sólo debimos enfrentarnos a las bajas temperaturas, baja presión, falta de oxígeno, para mi sobresaliente y muy importante la actitud y el comportamiento y esa gran unión que tuvimos como cordada y sobre todo el respeto a la montaña y la humildad ante los Apus, estos altares de altura donde todavía moran los espíritus de estos dioses”, relata repasando lo que fueron estos últimos meses, ya que los ascensos los concentraron en un año.

En ese agradecimiento y análisis, descubre las virtudes del trabajo en equipo, “estoy agradecido de haber compartido con ustedes, la única forma de haberlo logrado es estar muy unidos y afiatados, estos lugares son realmente increíbles por su belleza y de alguna manera estamos incentivando, motivando a los montañistas de la región para que conozcan estos lugares y de alguna manera cuidar el patrimonio de la humanidad”.

Preciso que a través de esta travesía, que termina siendo un reto personal, el gran incentivo es atraer a la gente al montañismo, “queremos que se motiven para que a la gente que gusta del montañismo, conozca nuestras montañas, por nuestra parte seguiremos haciendo montañas en otros rincones del país”, reconoció.

Los tres macizos

LAS TÓRTOLAS

Este cerro espectacular, el más importante de la Región de Coquimbo, no solo por su altura (6.160 m.) también por la presencia inca aún tangible después de 500 años. El ramal Tucumán - Coquimbo del Qhapaq Ñan (Camino principal inca), el "tambo", las pircas en el trayecto a la cumbre del Tórtolas y la gran "waka".

CERRO DOÑA ANA

Doña Ana es uno de los tres Cerros que conforman la "Trilogía Inca" de la Región de Coquimbo, Provincia de Elqui en Chile. Es actualmente la cumbre (5.643 m.) con más vestigios arqueológicos, restos de un antiguo adoratorio incaico. Se conoce también por la leyenda de un gran tesoro inca en su cumbre.

QUEBRADA SECA Trilogía Inca-Diaguita

Cerramos el ciclo de la "Trilogía Inca-Diaguita" con la cumbre del cerro "Quebrada Seca". Un "Apu" Región de Coquimbo.

 

 

Completaron la trilogía Inca - Diaguita

Público diario elDía  en abril 2012 que pasaron a la historia del montañismo luego de alcanzar las tres cumbres de Santuarios de Altura de la Región de Coquimbo, los integrantes del grupo “Andino Pukaras de los Andes que estaba integrado por Luigi Zandonai Delgado, Isabel Ibarra Gallegos, Marco Albasini Morán y Gabriel Barahona González.

“Fuimos cuatro quienes nos propusimos alcanzar la cumbre del  Doña Ana y lo logramos el domingo 1 de abril. Luigi y yo hemos completado la trilogía inca - diaguita pasando a la historia del montañismo local en alcanzar las tres cumbres del Santuario de Altura de la Región de Coquimbo, así que muy feliz con lo logrado”, explicó Gabriel Barahona.

En todo caso, estos montañistas no han sido los únicos, ya que el primer ascenso “moderno” al Doña Ana corresponde a uno de los registros más antiguos de ascensiones post incaicas que existe en nuestro país.  En 1870 fue escalado por el párroco de Vicuña, padre Sagüez, acompañado de Angelino Castro. En su cumbre hicieron una excavación y encontraron figurillas de hueso y plata, evidencia clara de que los pueblos nativos ya habían ascendido el cerro con propósitos ceremoniales.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X