Crédito fotografía: 
Leonel Fritis
Luego de haber jugado en Estados Unidos hace unos días, el deportista chileno de 21 años se dio un respiro de dos semanas para descansar y recargar energías, para luego volver a California y retomar la competencia del PGA Tour. Una semana estará en la Región de Coquimbo, lugar donde vacacionaba de pequeño y al que le tiene mucho cariño. De forma exclusiva, nos recibió en su casa de Puerto Velero para conversar de sus experiencias y sus próximos desafíos.

En medio de sus vacaciones en la Región de Coquimbo, el joven golfista de 21 años, Joaquín Niemann se dio un espacio para conversar con diario El Día acerca de su desempeño en el último torneo que jugó en Estados Unidos este mes de enero, los desafíos que enfrenta este 2020 y algunos aspectos de su vida.

El talagantino ha logrado grandes éxitos en su corta carrera, a los 18 años fue el número uno de los Ranking  Mundial Amateur, ha logrado ganar más de 20 torneos y en abril de 2018 debutó como profesional con importantes logros.

Llegó a Chile hace unos días luego de haber jugado el Farmers Insurance Open, torneo donde no alcanzó sus mejores resultados y estuvo a 13 golpes del ganador del certamen el australiano Marc Leishman.

- Vienes llegando de San Diego, Los Ángeles donde no lograste los resultados esperados, ¿cuéntanos tu experiencia del campeonato?

“Partí el año jugando dos torneos, primero en Hawai, y después terminé en California jugando en San Diego y se venía jugando súper bien en Hawai la primera semana y el último día, el último hoyo, no jugué bien y en ese nivel pasa mucho que un tiro malo puede perjudicar harto en el ranking, pero uno como golfista tiene que estar preparado para eso que puede pasar en cualquier momento y salir adelante”. 

- Tienes un receso de dos semanas pero luego volver a California, ¿cuáles son tus próximos desafíos?

“Voy a estar dos semanas en Chile, una acá de veraneo descansando y la que viene vamos a estar en Santiago entrenando para ya viajar de vuelta a Los Ángeles a jugar el torneo PGA Tour que es el  Genesis Open y después de eso voy a jugar en Florida varios torneos”.

- En entrevista con la Ministra del Deporte hace unos años dijiste que estabas arrepentido de no haberte hecho profesional antes, ¿sigues pensando eso?

“Siento que lo hice en buen momento, de repente pienso en haberlo hecho antes pero siento que fue más que todo decisión de mi equipo y mi familia, de cuándo me quería hacer “pro”, cuando me convenía y creo que lo hicimos bien en decidirlo cuándo hacerme “pro” y, sí, tenía la opción de hacerme profesional un par de meses antes pero decidí jugar el torneo que es el Latin American que te da una invitación al Master y si lo ganaba me iban a esperar y terminé ganando, jugué el Master y después de eso decidí hacerme profesional  y me fue súper bien y creo que fue la mejor decisión que pude haber tomado”. 

- Tienes vínculos acá en la región, ¿cómo ha sido el apoyo y todo tu proceso?

“Acá a La Serena he venido harto, siempre juego un torneo en Serena Golf, cada año jugaba, este año no voy a poder estar por estar jugando un torneo en Estados Unidos, pero sí me encanta venir para acá, mi polola es de acá, su familia es de acá y con mi familia, cuando era chico, veraneábamos acá en la región y me encanta, la gente, el lugar, la playa, la paso súper bien acá”. 

- ¿Cómo ha sido el apoyo de tu familia frente a tu decisión de dedicarte al deporte?

“Mi papá y mi mamá eran los dos deportistas, mi papá jugaba basquetbol y mi mamá es “seca” para el hockey, estaba en la Selección de Chile cuando era más joven y ahora está volviendo a retomar el hockey con sus amigas que jugaron en esa generación y ahora están tratando de clasificar en las olimpiadas, así que está súper motivada jugando harto hockey. Ellos entienden perfecto como es la carrera de un deportista y yo creo que eso ayudó harto a que me apoyaran harto en mi carrera”.

- Comenzaste tu carrera muy joven, a tus 18 años ya eras número uno en el Ranking Mundial Amateur de Golf ¿cómo ha sido enfrentar a tan corta edad tanto éxito?

“Normal, siento que va a ser lo mismo si estoy ganando o no estoy ganando en el medio, siento que lo hago más porque me gusta, me gusta entrenar, ir a jugar torneos, me gusta estar con otro golfista y jugar y tener la presión de un torneo, sentir alguna presión en la cancha y eso es lo que más me gusta aparte de si juego bien o no. Siento que en cada semana uno aprende mucho y yo creo que es esa la idea, ir generando experiencia y también memoria, cosas divertidas que pasan cada semana”. 

- ¿Pretendes seguir dedicándote al golf en el futuro o en algún momento te has planteado hacer otras cosas?

“De momento me veo jugando golf hasta que me aburra, pero yo creo que sí, que voy a estar toda mi vida jugando golf, me encanta”.

- ¿Cómo partió tu amor y pasión por el golf?

“Partió un poco por mi papá porque él también jugaba golf, pero como amateur, como hobbie un fin de semana con los amigos, nada muy serio. Así partí, él me llevaba, después teníamos una escuelita e iba a jugar a la escuelita los fines de semana y poco a poco me iba encantando. Después del colegio me iba a la cancha de golf a entrenar y así fue como poco a poco empecé a enamorarme del golf y cada fin de semana tenía torneo en Santiago y yo vivía en Talagante, que es a una hora de Santiago, e iba cada fin de semana porque había gente de mi edad y ahí fui haciendo amigos y jugar y empecé a viajar, ahí me encantó”. 

- ¿Qué ha sido lo más duro que te ha tocado enfrentar en toda tu carrera deportiva?

“Lo más difícil al final es estar viajando tanto, todas las semanas todos los domingos estar subiéndose a un avión y en el siguiente lugar jugar un torneo y así todas las semanas y estar viajando tanto, entonces me gustaría estar más en un lugar tranquilo y no viajar tanto, pero así es el deporte y así es el golf y es el único sacrificio que tengo que hacer porque todo lo otro me encanta”.

- ¿Tienes a alguien que te ha inspirado, alguien que admires y busques imitar?

“Hay varios golfistas que tienen una carrera increíble, ahora con los que estoy jugando son muy buenos, pero me gustaría crear mi propio camino y no hay ningún jugador que vea y quiera ser como él, siento que el golf es muy distinto a las otras carreras. Aquí depende mucho de cada semana, uno puede ganar a la siguiente, puede irte mal y así va a ser todo el tiempo y hay que saber aprender de eso, me gustaría crear mi propio camino, no tengo ninguna persona que me gustaría ser como él o algún modelo a seguir”. 

- ¿Cómo ha sido al apoyo que has tenido como deportista por parte del Estado?

“Desde como los ocho años me acuerdo que jugaba en una liga que se llamaba Golf Action que es para juveniles en Chile y al principio Golf Action nos pagaba los pasajes para jugar torneos, una vez al año, cada dos años, que clasificaba y después como a los 13, 14 años que viajaba más a los sudamericanos y a los mundiales la Federación Chilena, que está con el Estado, nos financiaba hartos lados y sentí que hubo harto apoyo por parte de la Federación y del Estado, así que fue súper bueno el proceso desde los 13 a los 17, 18 años”. 

- ¿No te ha tocado vivir la experiencia de otros deportistas que no han sentido el apoyo y que han debido arreglárselas por su cuenta para poder surgir?

“Igual ha habido varios torneos  a los que no pude ir porque la Federación y el Estado no te pueden apoyar en todos los torneos que uno quiere, pero si tenía por lo menos un torneo o dos que me apoyaban y los otros que yo quería ir tenía que ser de parte de mi familia y tuve la suerte que mis papás podían pagar algunos pasajes para ir a jugar a otros lados”. 

- Te dicen Joaking, ¿Cómo nace este apodo?

“Un periodista, no sé de dónde, de la nada estábamos en una entrevista y puso como título Joaking, como rey, después de haber ganado un torneo en Chile hace unos años y desde ahí que todos me dicen Joaking, pero entre los amigos me dicen Joaco, ninguno me dice Joaking”. 

- ¿Qué sientes cuando ves en la prensa y escuchas a otros golfistas que se refieren a ti como “el mejor golfista chileno de la historia”?

“Cuando estoy con mi círculo me da lo mismo, cuando estoy con mis amigos, cuando estoy con mi familia y gente que ya conocía desde antes, a ellos también les da lo mismo si estoy jugando bien o estoy jugando mal porque estoy con ellos desde que partí jugando y ahora nos llevamos igual de bien, siempre jugamos juntos, en ese sentido me da lo mismo porque saben que no me gusta que me digan todo el rato “bakán como te fue”. Pero de repente cuando hay gente que no conozco se me acerca y me dice felicitaciones, al principio lo encuentro entretenido pero después aburre un poco y me da lo mismo.

- Pero ese reconocimiento que te entregan otros golfistas que destacan tus logros a tan corta edad, ¿sientes que eso puede ser una motivación para llegar más lejos?

“Sé que desde donde estoy puedo dar más, sé hasta dónde puedo llegar, todos los golfistas lo tienen claro, los que ya están en PGA Tour saben que estar ahí es difícil y la competencia es muy alta y cada año hay jugadores que suben y bajan y sé que tengo que estar concentrado, en cualquier momento puedo estar jugando muy bien y en cualquier momento puedo empezar a jugar mal, pero hay que estar preparado y darle no más”. 

- ¿Cuántas horas entrenas en el día, cómo es tu rutina?

“Normalmente cuando no tengo torneo, lo más probable es que venía de jugar varios torneos y descanse lunes y martes y practico de miércoles a domingo, me gusta ir temprano, aprovechar la mañana y en la tarde voy a los gimnasios, así que estoy todo el día. Termino de jugar golf como a la 1 o 2 y parto como a las 7 u 8 y en las tardes voy al gimnasio como una hora y media y ahí termina mi rutina. En torneo es mucho más duro, todos los días de las 5, 6 de la mañana hasta las 4 de la tarde todos los días”.

- ¿Qué consejo les darías a otros jugadores que les gustaría incursionar en el golf?

“Veo a otros chicos de 12, 13 años que están entrenando siempre y hay varios que entrenan muy duro y no se ven los resultados, pero me gusta estar con ellos, verlos entrenar, jugar con ellos, hablar y a mi entrenador también. Él me dice que los vaya a ver, que vaya a hablar con ellos, apoyarlos, ver qué les pasa, cosas así, pero al final les digo que tienen que estar tranquilos porque si uno hace bien el trabajo de entrenar en cualquier momento los resultados van a llegar, hay que ser pacientes, la paciencia es lo principal en el golf y si no tienes paciencia mejor juega a otra cosa”. 

- Ahora en dos semanas te vas a California ¿qué se viene para este 2020?

“Me toca jugar ahora en Los Ángeles y después por año hay como cuatro torneos que son como los World Championship, que son más grandes y entran menos jugadores,  es como más exclusivo y ahí para entrar en esos torneos hay que estar dentro del Top 50 y en uno de esos en el Top 60, así que la meta es tratar de poder entrar a todos esos torneos y mantenerme en el Top 50, ahora estoy en el Top 62 y la idea es llegar al Top 50”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital