• El comercio ha sido uno de los sectores económicos más afectados por la actual situación económica, habiendo cerrado numerosos locales y perdiendo gran cantidad
Crédito fotografía: 
EL DIA
En tanto, el número de empresas liquidadas aumentó en un 11% respecto a igual período del año anterior.

Durante el primer semestre, en la Región de Coquimbo hubo un explosivo aumento de personas y pymes que decidieron quebrar para dar una solución a su problema de endeudamiento.

Así, según el último reporte de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, Superir,  152 personas se acogieron al procedimiento de liquidación en los primeros seis meses el año. Esto representa un aumento de 20% respecto al mismo periodo de tiempo del año anterior.

Sin embargo, estas cifras, podrían no sólo seguir aumentando en los próximos meses, sino incluso, aún estarían reflejando toda la magnitud de la crisis.

Así lo señala al menos, el abogado y socio fundador de Defensadeudores.cl, Ricardo Ibáñez, quien explica que “nuestro diagnóstico para el segundo semestre es que va a seguir el aumento de solicitudes de quiebras, ya que todo indica que el desempleo debiese al menos duplicarse y  serán más las personas atrapadas por las deudas que verán en la quiebra una opción real para salir de su situación de sobreendeudamiento”, afirmó.

¿Qué pasará con las empresas?

En este caso, la situación no mejor, sino que es igual de compleja para las firmas de todos los tamaños. Así, nuevamente al abordar los daros de la Superir, se puede observar que en el primer semestre hubo un aumento del 11% de liquidaciones, totalizando 31 organizaciones que se acogieron a la Ley 20.720, la antigua “ley de quiebras” y conocida hoy como de Insolvencia y Reemprendimiento.

Al respecto, Ibáñez, sostuvo que “es indudable que una vez levantada la cuarentena se debería producir un aumento explosivo de las solicitudes de liquidación, ya que también enfrentaremos un alza en las notificaciones de demandas judiciales, por parte de los acreedores en contra de los deudores”.

De todas maneras, para el experto, lo peor podría verse el próximo año. “Creemos que los efectos más duros de esta crisis realmente se dejarán sentir durante 2021, cuando las pymes tengan que enfrentar el pago de  las obligaciones postergadas, como los créditos hipotecarios, y adquiridos, como las líneas de financiamiento Covid”, aseguró.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día