Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Según los datos entregados por la Dirección del Trabajo, sólo en el año 2020 –excluyendo el mes de diciembre- el número de finiquitos superaron los 80 mil. En tanto, cerca de 17 mil trabajadores lograron mantener su relación laboral con su empleador a nivel regional, a través de la aplicación de la Ley de Protección del Empleo.

Conocidas son las consecuencias que el estallido social de octubre de 2019 y la pandemia de coronavirus en 2020 han generado en la economía regional y nacional. 

Algunas de los efectos se han observado con total claridad en el mercado laboral, al punto que hoy Coquimbo es la región con la mayor tasa de desempleo del país, con un 12,4% y, aunque en disminución, exhibe el fuerte impacto que ha generado la crisis en el mundo del trabajo. 

Y es que según los datos estadísticos entregados por la Dirección del Trabajo, en la Región de Coquimbo se registraron 80.964 cartas de despidos en todo el año 2020, excluyendo el mes de diciembre, índice que se incrementa a algo más de 97 mil si se considera el último trimestre del 2019, que a juicio de la autoridad laboral evidencia precisamente, los efectos negativos en el empleo tanto por la pandemia como el estallido social.

Al respecto, el seremi del Trabajo, Matías Villalobos, comentó que “no hay que desconocer que el año 2020 no fue fácil para nadie y en materia de empleo no es la excepción, donde vimos como los puestos de trabajo fueron disminuyendo. Sin embargo, desde el Gobierno asumimos el desafío de trabajar para enfrentar esta difícil situación y minimizar, en parte, los efectos negativos que evidenciamos especialmente por las restricciones sanitarias y de prevención de contagios de Covid-19”, aseguró.

Desglose 

Al revisar los números de la Dirección del Trabajo, se ve que el mes del año 2020 que más cartas de despidos acumuló fue marzo con 9.018, evidenciando una diferencia de más de 2 mil finiquitos respecto al mismo periodo del 2019.

A partir de ahí, ya se comenzaba a observar el impacto que estaba comenzando a generar la crisis sanitaria en un mercado laboral que aún no se recuperaba del todo de los efectos generados por la crisis social de octubre.

Fue en ese momento cuando, ante esta coyuntura, se aprobó una serie de medidas para resguardar los empleos de las personas y garantizar los ingresos de los trabajadores y sus familias. 

“En este sentido la Ley de Protección del Empleo ha cumplido un rol fundamental y que se suma al Subsidio al Empleo, que ha permitido ir recuperando los puestos de trabajo que se han perdido. Además de una extensa red social de beneficios para las familias de los trabajadores que más apoyo necesitan”, aseguró al respecto, Villalobos. 

¿Cuál es la situación hoy? Según los datos entregados por la Superintendencia de Pensiones, al 3 de enero, son 16.907 los trabajadores que están acogidos a la Ley de Protección del Empleo. Mientras que mediante el Subsidio al Empleo ya son 9.806 trabajadores que han sido contratados en nuevos puestos de trabajo y/o retornado luego de la suspensión.

El riesgo sanitario

No obstante, el retroceso a Fase 3 de la conurbación La Serena-Coquimbo producto del alza de contagios por coronavirus, tiene en alerta a las autoridades económicas. El riesgo es que el retorno de la cuarentena pueda afectar la incipiente recuperación económica y sobre todo del empleo.  

En ese sentido, el seremi Matías Villalobos, se mostró cauto respecto a las cifras de empleabilidad en la región de Coquimbo y manifestó que “mientras sigamos manteniendo las medidas de prevención para evitar contagios de coronavirus vamos a poder seguir avanzando en materia sanitaria y reactivación económica. Sin embargo, mientras el escenario siga siendo adverso en cuanto a salud seguiremos teniendo cifras negativas en el empleo”.

En ese sentido, reiteró el llamado “a no descuidar las normas sanitarias y seguir fielmente los protocolos de prevención para que no tengamos que continuar retrocediendo”, y si bien aseguró que desde el sector público se busca impulsar una lista de proyectos especialmente vinculados a los ministerios de Obras Públicas, Agricultura y Vivienda, las que generarán unos 26.500 empleos directos, “necesitamos de un trabajo mancomunado entre lo público y privado para devolver a la región esa capacidad de generar empleo y oportunidades de crecimiento a los habitantes de nuestra zona”, afirmó. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día