• La ceremonia se llevó a cabo este jueves pasado en la localidad de Salamanca.
Crédito fotografía: 
Cedida
La importancia del proceso se recordó oficialmente en Salamanca, con un diálogo para revivir los testimonios y experiencias de la época. Durante la jornada la autoridad también reinauguró un monolito en homenaje a la labor desarrollada por Alberto Jordán, ex director zonal de la CORA.

 “La reforma agraria fue un proceso importante en la época, tanto del punto de vista social, cultura y productivo, y de cómo la gente del campo empezó a desarrollar su vida como ciudadano de primera clase”. De esta forma el Ministro de Agricultura, Carlos Furche, relevó la importancia del proceso de la reforma en el marco del conversatorio sobre la reforma en el Valle del Choapa, que reunió a más de 200 agricultores, destacados ex dirigentes campesinos de la época, dirigentes actuales y autoridades del sector.

Esta actividad, que se enmarcó en la conmemoración de los 50 años del cambio de la ley agrícola, tuvo como objetivo poder graficar a través del testimonio de agricultores de la zona el impacto que la reforma generó en sus vidas. Así, agricultores de Cuncumén, Tranquilla, Llimpo, Quelén, Panguecillo, El Tambo y Tahuico dieron a conocer su experiencia del proceso de reforma que —como señaló la mayoría— les permitió mejorar su calidad de vida.

INAUGURACIÓN DE MONOLITO

Y justamente en la plaza de Armas de Salamanca se reinauguró el monolito en homenaje a la reforma agraria y a Alberto Jordán, funcionario público que desempeñó un importante rol durante este proceso como jefe zonal de la Corporación de Reforma Agraria (CORA) en el valle del Choapa.

Tras la ceremonia, el Intendente Claudio Ibáñez señaló que la región de Coquimbo fue una punta de flecha en todo este proceso, porque si bien había partido la Reforma Agraria, en Salamanca se innovó a través del aporte de Alberto Jordán con la conformación de grupos constituidos legalmente ante el Conservador de Bienes Raíces. “Aquí se generó la fórmula legal que permitió que miles de campesinos fueran efectivamente dueños de las propiedades que les estaba entregando el Estado para poder explotarla productivamente y recibir la capacitación y conocimientos necesarios para esto”, precisó.

Por su parte, el secretario de Estado valoró a quienes entregaron su testimonio. “Uno podría resumir después de escucharlos que esto valió la pena, que la energía social y política de esa época permitiera dar luz a un proceso como este, que cambió para siempre el campo de Chile, la estructura agraria y la vida de miles de compatriotas, y está muy bien que 50 años después recordemos ese proceso, porque efectivamente esto entregó una semilla de esperanza a quienes vieron mejorar sus condiciones de vida””, opinó Furche.

LA IMPORTANCIA DE LA REFORMA

La reforma agraria es considerada como la transformación política y social de Chile más importante del siglo XX, en un proceso que partió a fines de los años sesenta, durante el Gobierno de Eduardo Frei Montalva. La Ley de la Reforma Agraria se promulgó en julio de 1967, permitiendo la sindicalización campesina, eliminando el inquilinaje y erradicando los latifundios y aseguró que al menos un 75% del salario recibido en los campos fuera monetario.

El ministro Furche señaló que “el Chile de hace 50 años es muy distinto al de hoy, y sería muy difícil tener un Chile como el de hoy sin haber tenido el proceso como el de la Reforma Agraria, que cambió para siempre la estructura productiva, y sobre todo, la inserción del mundo rural, de los pequeños productores y campesinos en la sociedad, pasando a ser ciudadanos de primera clase, como tenía que ser”, dijo.

Tras la promulgación de la ley, entre los años 1965 y 1973, se expropiaron 5.500 fundos a lo largo de todo Chile, con una superficie de 9,5 millones de hectáreas, beneficiando a 60 mil familias.

El alcalde de Salamanca, Fernando Gallardo, destacó el que se hayan realizado estas actividades en la comuna, señalando que "con esto se da a conocer dónde parte la reforma agraria. Hoy se cumplen 50 años y nosotros no podíamos estar ajenos a esta celebración, más aún cuando el Gobierno, a través del Ministerio de Agricultura, nos invita a participar".

Durante el conversatorio se reconoció a Juan Bruna, fallecido poeta local, a través de su hija Eladia Bruna, quien señaló que "él tenía muchos versos, cajas llenas de versos, y cuando hubo el golpe de Estado, quemamos todo por temor y ahora con este libro que me dieron, voy a poder leer de nuevo sus versos. Nosotros desde la Reforma Agraria tuvimos una vida digna, porque antes a mi papá no le daban trabajo por ser comunista, él se las arreglaba reparando relojes y máquinas de coser, o cambiando el fondo de las ollas y desde la reforma pudo tener trabajo y ayudar en el proceso", recordó.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X