• Pese a las lluvias registradas en la región a mediados de año, todavía se registra un déficit importante de agua caída.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Desde el Ceaza confirmaron que dicho evento –que conlleva escasez de precipitaciones y temperaturas más bajas – se mantendrá, al menos, durante las temporadas de primavera y verano, épocas del año que ya de por sí, en la Región de Coquimbo son consideradas secas.

Pese a las lluvias que cayeron a mediados de año, y aliviaron en parte la sequía que venía sufriendo la Región de Coquimbo desde 2019, ello no fue suficiente para acabar con el déficit hídrico que vive la zona.

En efecto, según información del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas, Ceaza, la región se encuentra con un déficit del 39,8%. Eso sí, a pesar de este dato, casi la mitad del territorio regional experimenta un año normal, mientras que la otra mitad está con valores bajo lo normal, principalmente los valles intermedios hacia la cordillera de las provincias de Elqui y de Limarí y el sur de la provincia de Choapa.

En ese sentido, la proyección que hace Ceaza de aquí hasta noviembre, es que las precipitaciones estarían bajo lo normal.

“Es difícil decir que porque vayamos a tener un fenómeno de La Niña vaya a influir en la megasequía, porque de momento, este evento estaría durante primavera y verano y en este periodo normalmente no llueve”, Luis Muñoz, meteorólogo Ceaza

Ello además, se puede ver reafirmado luego de que la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, NOAA, en un informe citado por Diario La Tercera, señalara que se confirmó la presencia del fenómeno de La Niña, lo que generaría, cita el medio nacional, una temporada primavera-verano sin lluvias.

Al respecto, Luis Muñoz, meteorólogo de Ceaza, señaló que “claramente, el fenómeno de La Niña se logra establecer bien y robustecerse y afectará sin duda a la región”.

Si bien explica, la presencia del fenómeno puede generar que las temperaturas se ubiquen en torno a la normal, -e incluso proyectando un verano menos caluroso – en relación a las precipitaciones, este evento coincide con una época estival tradicionalmente seca en la región, por lo que, en caso de que no se registren más precipitaciones abundantes (al menos de entre 5 a 20 mm) en muchos lugares se pasará de tener una condición “normal” a una condición “bajo lo normal”, aumentando el déficit que ya presentan.

39,8 Por ciento de déficit de precipitaciones presenta la Región de Coquimbo hasta el mes de agosto.

“Hay que decir que el verano siempre es seco en la región, las precipitaciones son escasas o nulas, en costas y valles”, explica el meteorólogo. La excepción no obstante, podría registrarse en la alta cordillera.

“Esto porque la cordillera suele tener precipitaciones durante el verano que son precipitaciones orográficas y convectivas. Asociado a esto hay que tener en cuenta que el fenómeno de La Niña produce lluvias más abundantes de lo normal en el altiplano chileno, por lo cual tampoco se puede descartar que algún evento especifico pueda afectar con lluvias a la cordillera de la región”, afirma.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital