• La iniciativa incluyó dos años donde se fortalecieron las capacidades de las microempresas a través de la difusión y transferencia  de manejos productivos de tecnologías actualizadas e innovadoras.
Crédito fotografía: 
Cedida
Para iniciar el proceso de incorporación del riego tecnificado en sus sistemas productivos, haciendo eficiente y racional el recurso hídrico.

Luego de la grave sequía, que ocasionó severos problemas de productividad en la  región de Coquimbo, se hizo necesaria la creación de estrategias para optimizar eficazmente el recurso y estar preparados ante un inminente riesgo de desertificación. Bajo esa experiencia nace el Nodo de Riego y Eficiencia Energética de Corfo, dirigido a pequeños productores de uva pisquera, de las provincias de Limarí y Choapa.

LOS AVANCES GRACIAS AL PROGRAMA

El programa entre otras cosas ha permitido vincular a más de 150 agricultores con los instrumentos de fomento existentes tanto en Corfo, como INDAP, CNR, SERCOTEC, PRODEMU, explicó Cristian Ossandon, director del Nodo y jefe de proyecto. “Hoy en día ya hay inversiones ejecutadas en riego y en energías renovables no convencionales. También se ha logrado capacitar, gracias al apoyo activo de la Universidad de Chile (grupo Estudio del Agua) y el INIA Intihuasi”, dijo.

Cabe destacar que la iniciativa incluyó dos años donde se fortalecieron las capacidades de las microempresas a través de la difusión y transferencia  de manejos productivos de tecnologías actualizadas e innovadoras, para el uso eficiente del agua y la energía, según explicó el director regional (s) de Corfo, Gustavo Dubó.

Una visión compartida con Ossandon, que agregó que, “esto fundamental para dar sustento a la producción de uva pisquera; introduciendo nuevas tecnologías, capacidades y dar vida y sustento a este cultivo con tanta identidad en la región”.

Se trató de un programa de gran cobertura con más de 150 empresas participantes en actividades de capacitación y terreno que permitieron apalancar otros programas, como proyectos de inversiones; programa de apoyo a la reactivación; y otros que se vinculan con la ley de riego para la eficiencia hídrica.

LAS EXPERIENCIAS DE LOS USUARIOS

Respecto de las bondades del programa, María Álvarez (quien se dedica al cultivo de uva pisquera en el sector de Rapel), destacó la iniciativa y aseguró que gracias a ella han aprendido y puesto práctica conocimiento sobre plantaciones de riego a goteo. “Ignorábamos tantas cosas y aquí hemos aprendido harto. Tenemos 7 hectáreas y estamos arreglando terreno para poder plantar más”, dijo.

Por su parte y desde el sector de los Llanos de la Chimba, parte Alta, Jorge Alfaro reveló que desde el aspecto de la producción, estamos con los parrones muy bonitos y aún más agradecidos porque tenemos harta agua”, dijo.

La producción de uva pisquera, uno de los sectores productivos más importantes de la región.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X