Crédito fotografía: 
Referencial
Chile se está convirtiendo en un país receptor de inmigrantes, y frente a esa tendencia, se hace necesario explicar cómo opera el mercado inmobiliario.

Son muchos los extranjeros ven en Chile una oportunidad para mejorar su calidad de vida apelando a la estabilidad económica, incentivos de trabajo y desarrollo, junto a sus bajos índices delictuales a nivel sudamericano.

Según cifras del Departamento de Extranjería, son más de 500 mil los extranjeros quienes han elegido el país como destino para vivir. Del total, cerca del 60% residen en la Región Metropolitana.

Es por ello que el mercado de arriendos fija su mirada en este creciente nicho, que está en la búsqueda de inmuebles para arrendar.

Víctor Danús, gerente general de la inmobiliaria ProUrbe, destaca que los extranjeros tienen fortalezas y debilidades a la hora de buscar un lugar donde vivir y su éxito dependerá del segmento en el que fijen su búsqueda.

Afirma por ejemplo que en los casos en que los extranjeros son ejecutivos de empresas multinacionales el arriendo o la compra se hace mucho más sencilla.

“En estos casos, quienes tienen propiedades para arriendo o venta, se sienten más confiados a la hora de realizar la operación inmobiliaria, ya que ven en la empresa un fuerte respaldo económico”,  apuntó.

Sin embargo, reconoce que la mayoría de las veces se complica un poco más el proceso de arriendo, ya que la mayoría de extranjeros que llegan a Chile no cuentan con redes de apoyo o contactos, por lo que buscan propiedades pequeñas, y de bajo costo, “en zonas de buena conectividad y seguridad”.

En este contexto los propietarios arrendadores se encuentran con problemas como la desconfianza de arrendarle a un extranjero por diferentes motivos.

“Principalmente se les considera riesgosos por temas netamente económicos, ya que llevan poco tiempo en el país, sus rentas no son elevadas y no cuentan con un codeudor, ni con fondos para pagar por adelantado los 12 ó 6 primeros meses del contrato de arriendo”, explica Víctor Danús.

Pese a ello, también reconoce que un factor a evaluar es la profesión con la que los extranjeros cuentan.

“No es lo mismo un extranjero con un título de ingeniero informático o médico que un profesional orientado a temas más administrativos. Los profesionales de la salud son muy bien evaluados porque se asume que en el corto plazo se van a establecer con rentas elevadas y eso le da seguridad a quien está arrendando su casa o departamento” comenta el Gerente General de ProUrbe.

REQUISITOS

La documentación que se les exige a los extranjeros es similar a la solicitada para chilenos a la hora de arrendar un inmueble. Víctor Danús enumera las siguientes:

  1. Renta en moneda nacional
  2. Contrato de trabajo
  3. Visa de residencia
  4. Plazo del arriendo
  5. Aval o codeudor

“Dentro del contrato de arriendo, se pueden hacer especificaciones como que no se permite el subarriendo a no ser que el arrendador lo exprese claramente; que el codeudor debe ser la institución o empresa donde trabaje el arrendatario o bien una persona natural chilena; o bien en caso de personas que vienen por trabajos temporales a nuestro país, se acredite que el contrato puede terminar en cualquier momento”, aclara Danús.

Asimismo señala que hay precauciones que corren tanto para chilenos como para extranjeros a la hora de arrendar. Una de ellas y que es un factor importante a considerar, tiene que ver con que la renta de quien arrienda sea cuatro veces el valor del arriendo.

“Con eso podemos sostener que la persona está en condiciones de poder pagar. Junto con ello, y como ya es costumbre, se les va a solicitar un mes de garantía y en caso que sea una propiedad amoblada, firmar el inventario junto al contrato”.

Víctor Danús afirma que también se puede hacer algún seguimiento a las empresas donde trabajen los arrendatarios con el fin de ver el comportamiento financiero, estabilidad y declaraciones anuales, y así verificar que sean instituciones confiables para no caer en estafas u otros problemas legales.

En esa línea, es sumamente recomendable que los extranjeros que busquen arriendos en Chile lo hagan a través de corredoras acreditas, asociadas a ACOP y que pertenezcan al Círculo de Corredores de Propiedades”. 6101.

TESTIMONIOS

María Gabriela Hernández es venezolana y vive en La Serena desde hace ocho meses. Cuenta que en su caso, solo le pidieron copia de contrato de trabajo indefinido, copia pasaporte, rut provisorio, mes de arriendo y mes de garantía.

Indica que fue así porque cerró el trato directamente con el dueño del departamento. “Cuando es por inmobiliaria o un tercero la documentación es más exigente”.

Por su parte Luis Zambrano, otro venezolano que llegó con su novia a la región, señaló que consiguió un departamento mediante el portal Yapo.cl.

“Solo me pidieron el mes de garantía. Al saber que éramos venezolanos, la gente entiende nuestra situación y no exigen tanto”, sostuvo.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X