Crédito fotografía: 
Pexels (CC)
La baja tasa de interés fijada por el Banco Central plantea un buen escenario para quienes quieren acceder a un crédito inmobiliario.

Concretar la compra de una casa o un departamento es para muchas personas, uno de los pasos más importantes en la vida. Pero detrás de la independencia y satisfacción que puede otorgar la adquisición de un inmueble propio, están las grandes responsabilidades que conlleva dar ese paso.

Con las más responsabilidades también aumentan los gastos, los que no solo están asociados al pago de la casa, sino que también hay que tener en cuenta seguros, dividendo, contribuciones y obligaciones mensuales que deben ser consideradas al minuto de cotizar.

Sin embargo, los expertos dejan ver que este podría ser un buen momento para arriesgarse a cumplir ese sueño, ya que, según cifras del Banco Mundial, la tasa de interés alcanzó un histórico 2,5%, lo que plantea un buen escenario para el mercado inmobiliario, favoreciendo directamente a los créditos hipotecarios.

En este sentido, el gerente Inmobiliario de la Aseguradora Confuturo, Ricardo Anwandter, entregó una serie de consejos para evaluar si se cuenta con la capacidad de pago para enfrentar la compra con tranquilidad.

Revisa sus consejos a continuación:

1. Cuenta con un respaldo económico: Ahorra antes de pensar en obtener una propiedad. Cuando tengas un buen piso, averigua qué banco te entrega la oferta más conveniente para obtenerla. Debes considerar que tu primera casa es una inversión para un largo periodo de tiempo. Los plazos que te entregará un banco llegan incluso a 30 años. En estos momentos, casi todas las instituciones entregan un financiamiento máximo del 80%.

2. Evalúa tu situación laboral: Ten en cuenta tu situación financiera y laboral, además de un monto al cual recurrir en caso de un imprevisto. Como el compromiso de pago de una vivienda es de largo plazo, debes evaluar y verificar tu estabilidad.

3. Considera todos los gastos: Al comprometerte en la compra de un bien raíz, debes considerar otros gastos asociados como dividendos, cuentas de servicios o contribuciones, y esporádicos como reparaciones o adecuaciones necesarias previas al cambio.

4. Planifica: Te recomendamos hacer un plan de pagos de acuerdo a tu capacidad real. En este sentido, lo recomendable es que para tener un endeudamiento sano, el porcentaje del dividendo sea hasta un 25% de tus ingresos.

Por eso es importante establecer un rango de precios en relación al dividendo y el plazo del financiamiento. Por ejemplo, si tienes 40, probablemente un financiamiento a 30 años no sea una buena alternativa, pues en caso de ser mujer trabajarás hasta los 60 y si eres hombre, hasta los 65. Otro elemento esencial es pedir la cuota con los seguros incluidos, para comparar las distintas ofertas de financiamiento y también conocer las condiciones de prepago.

5. Busca con calma: Cuando busques una propiedad analiza bien qué quieres, vida de barrio o inversión, cercanía de colegios u otros centros de estudio, entre otros, son elementos a considerar. Recuerda que mientras mayor sea el pie o pago inicial podrás acceder a menores plazos de pago o disminuir el monto de pago mensual.

6. Sé realista: a la hora de cotizar o visitar viviendas ilusiónate con algo que puedas pagar. Siempre es bueno que cuentes con la opinión de algún asesor de confianza que conozca del mercado inmobiliario.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital