• Casino de juegos de Ovalle entra en una semana clave para definir su adjudicación
    Casino de juegos de Ovalle entra en una semana clave para definir su adjudicación
Este jueves 30 de agosto la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) dará a conocer la decisión final respecto de qué firma será la que se hará cargo de las obras

Este 30 de agosto se conocerá el nombre de la empresa que se adjudicará el único cupo disponible en Chile para construir un casino de juegos. En la capital de Limarí existe expectación por esta decisión toda vez que el camino que ha debido recorrer este proyecto para concretarse no ha sido fácil.

LA CIFRA

24

casinos de juego existen actualmente en operación en Chile, 17 de ellos fueron autorizados por la SCJ

Desde el 2008 que se viene hablando de esta iniciativa. En esa oportunidad, la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) abrió 3 nuevos cupos para salas de juego en el país, uno de ellos en Ovalle. Postularon dos empresas, una fue Casinos Austria y la otra Inversiones Sotaquí S.A., de Citigroup Venture Capital Internacional, empresa que a los meses retiró su intención de postular debido a los coletazos de la crisis subprime que afectó a los países desarrollados durante ese año. Finalmente el 11 de agosto de 2008, el Consejo Resolutivo de la SCJ otorgó el permiso de operación respectivo a Casinos Austria.

El proyecto, que se ubicaría en la intersección de calles Independencia con avenida La Chimba, no debía durar más de 9 meses, por lo tanto, la empresa se comprometió a entregarlo a fines de 2009. Prometía la creación de más de 500 empleos directos y sobre 780 indirectos, sumando a ello el incremento de la actividad turística y el surgimiento de negocios asociados. Además de la sala de juego, la firma se comprometía también a levantar un hotel 4 estrellas. Se estimaba una inversión de 18,9 millones de dólares.

Sin embargo, en abril de 2012, la SCJ informó que Casinos Austria le había comunicado formalmente su decisión de renunciar a este permiso de operación. En la carta de renuncia, la firma aducía que la decisión se debía principalmente a los efectos que tuvo el terremoto del 27 de febrero de 2010 en la capacidad del sector de la construcción; así como a las pérdidas que registró Casinos Austria Internacional (CAI) en 2010 y 2011, a raíz de la crisis económica mundial, lo que afectó sus planes de inversión y llevó a la revisión de su portafolio de operaciones en el mundo.

UNA SEGUNDA OPCIÓN. Tras este fracaso, una nueva puerta se abrió. En noviembre de 2012 la SCJ informó que en enero de 2013 se iniciaría un nuevo proceso de adjudicación. Esta vez sería un solo cupo en Chile, pero las autoridades municipales mantenían la esperanza, pues a esa fecha eran al menos 4 las empresas que se encontraban sondeando terrenos en la ciudad.

Y las expectativas no estaban erradas, pues en marzo de 2013 la entidad fiscalizadora anunció el cierre de la convocatoria para que las empresas interesadas presentaran su intención de adjudicarse dicho cupo. En la oportunidad, la entidad recibió un total de cuatro anuncios, tres de ellos para desarrollar un proyecto en la capital limarina. El otro en Caldera, el cual finalmente se desechó. Ovalle tenía la primera opción. 

TRES SON LAS ALTERNATIVAS. Una de las sociedades que presentó el “Formulario de Anuncio de Solicitud de Permiso de Operación para Casino de Juego” fue Ovalle Casino Resort S.A. (Invergaming Chile SpA y Boldt Chile SpA). Se trata de un conglomerado argentino-español que a comienzos de febrero creó esta sociedad precisamente para participar de la licitación del recinto en Limarí. 

Esta firma proyecta una inversión de 29, 1 millones de dólares y estaría ubicado en la salida norte de la capital limarina. Entre otras cosas, tendría un hotel cuatro estrellas con 78 habitaciones, restaurante, bar, cafetería, spa-gimnasio, piscina, salón de eventos, discoteca, museos y observatorio. 

Juan Carlos Salaberry, director comercial del grupo Boldt Chile Spa, afirmó que se interesaron en Ovalle, porque “nos dedicamos a evaluar cuáles podrían ser las mejores localidades de Chile para un proyecto de tal envergadura y nuestro grupo de profesionales seleccionó Ovalle, para radicar un proyecto integral, como el solicitado por la Superintendencia”.

La segunda interesada es Antay Ovalle S.A. (Inversiones, Turismo y Entretención S.A. y Esparcimiento y Turismo S.A.), del grupo español Egasa, que cuenta con la experiencia de operar el Antay Casino & Hotel de Copiapó y que registra operaciones en España y Croacia. 

Luigi Giglio, gerente general de la firma, sostuvo que su principal apuesta será potenciar el centro cívico de la ciudad. “Estamos emplazados en plena Plaza de Armas y esto nos da un plus especial. Hoy vemos cómo las urbes crecen hacia afuera y se va perdiendo el valor que tiene el centro, con todo el comercio y la riqueza histórica y cultural que manejan estos lugares. La Plaza de Ovalle tiene una historia riquísima y queremos darle valor”, aseguró.

La inversión asociada al proyecto es cercana a los 32 millones de dólares, cerca de 16 mil millones de pesos. Estaría ubicado en la intersección de las calles Miguel Aguirre y Libertad. Contará con un hotel cuatro estrellas de 68 habitaciones, con una capacidad para 88 huéspedes, además de un restaurante, bar, spa-gimnasio, piscina temperada, discoteca, centro de convenciones, centro de negocios, centro de estética, entre otros. A esto se suma un casino con 12 mesas de juego, 386 máquinas de azar, con 300 posiciones, aparte de 99 estacionamientos subterráneos y un observatorio astronómico de 270 metros cuadrados, en el quinto piso del edificio. 

Finalmente, hizo patente su intención Casino Dreams Ovalle S.A. (Dream S.A. y Casino del Sur SpA), del grupo Fischer. En su oferta incluye la construcción de un hotel 5 estrellas. La infraestructura contará con 54 habitaciones con spa, piscina, business center, local comercial, un centro de artesanías y juegos infantiles. 

Jaime Wilhelm, gerente general de Dreams, sostuvo que apuntan a desarrollar un concepto integral de entretención “que no sólo sea un casino, sino que considere diversos espacios que lo conviertan en un polo de atracción de la ciudad”, especificó. Para ello, proyectan una inversión total cercana a los $13.700 millones y la construcción en total de 8 mil metros cuadrados. El terreno se ubica en la salida este de la ciudad (camino a Monte Patria), cercano al sector de Los Peñones. 

PROCESO CON POLÉMICA. Para realizar el proceso de evaluación de estas tres empresas, la Superintendencia de Casinos de Juego debió solicitar informes al Ministerio del Interior y al Servicio Nacional de Turismo y pronunciamientos al Gobierno Regional de Coquimbo y a la municipalidad de Ovalle, los que fueron requeridos el 7 de junio pasado. Estas dos últimas entidades regionales intervienen entregando votación a cada uno de estos proyectos, 300 y 150 respectivamente, de un total de 2.000 puntos que están en disputa. 

Fue en el momento en que se realizó esta votación cuando se encendió la polémica, pues ambas entidades decidieron otorgar la totalidad de esta calificación a Ovalle Casino Resort, determinación que fue cuestionada por Casinos Dreams, quien denunció que el informe presentado por la Dirección de Obras del municipio estaba errado, pues los terrenos donde se emplazaría esta iniciativa no son aptos para su edificación, por lo que solicitó que se revisaran los antecedentes.

El argumento de esta firma, explicado por Raúl Ramírez, gerente de infraestructura de Dreams, es que el proyecto no cumpliría con la norma de uso de suelo, pues el terreno donde se emplaza sólo permite su uso para educación, pudiendo efectuar la construcción de otro tipo de instalaciones en una superficie no superior al 5%, “lo que significa que la empresa no podría construir un complejo que superase los 750 metros cuadrados, superficie totalmente insuficiente para albergar un casino y un hotel”. Además, indicó, “el informe consideraba erróneamente que la zona donde se proyecta el casino correspondía al sector adyacente de un pequeño lote de terreno, cuyo uso el Serviu autorizó para proyectos asociados a vivienda. Sin embargo, el terreno propuesto por Ovalle Casino Resort queda alejado de esta zona con condición especial”.

Esto se resolvió finalmente cuando el Serviu emitió una declaración señalando que los terrenos sí eran aptos. 

RESOLUCIÓN FINAL. El 30 de agosto próximo se conocerá la decisión final de la SCJ sobre el otorgamiento del permiso de operación para un casino en Ovalle.
Para tomar esta determinación se conformó un Consejo Resolutivo, integrado por el subsecretario de Hacienda -en su calidad de presidente del Consejo-, el subsecretario de Desarrollo Regional, el superintendente de Valores y Seguros, el subsecretario de Turismo y en este caso en particular, el intendente de la Región de Coquimbo. 

El pasado lunes, esta instancia se reunió para emitir su votación, la que, pese a estar lista, no será comunicada hasta que se cumpla el plazo establecido.
Ya se ha dicho que la empresa que corre con ventaja en este proceso es Ovalle Casino Resort, pues ya cuenta con 450 de los 2.000 puntos requeridos, por lo que, de respetarse la tendencia, debería ser ésta la sociedad que sea elegida para llevar a cabo este proyecto en la capital limarina. 
 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X