Crédito fotografía: 
Cedida
Hay lugares donde la vida cotidiana se carga de esfuerzo, se alimenta de perseverancia y los habitantes son valor agregado del territorio. El Programa de Gestión Territorial de Zonas Rezagadas, CORFO y diario El Día traen para ti, historias ejemplificadoras que muestran la lucha por erradicar la desigualdad en la región de Coquimbo.

Una historia de amor y sacrificio es la que se esconde detrás del exquisito sabor y aroma de Cogotí Pisco, destilado que nació en tierras limarinas, específicamente en la comuna de Combarbalá de la región de Coquimbo.

En palabras de Bárbara Novoa, administradora de la destilería, el producto es el resultado del esfuerzo y perseverancia “de todas las mujeres de mi familia”, quienes de la mano de la ayuda de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) cumplieron uno de los mayores anhelos de su vida.

“El predio donde se produce Cogotí Pisco ha pertenecido a mi familia por más de 200 años y por ese motivo nosotras le tenemos un cariño inmenso a este terruño (…) Ha sido un desafío enorme que nos ha costado mucho esfuerzo. En el camino aparece Corfo que nos ayuda a construir e implementar nuestra destilería”, Bárbara Novoa, administradora de Cogotí Pisco

Y es que no solo se trata de un negocio para ellas, puesto que existe un especial arraigo a un “predio que ha pertenecido a mi familia por más de 200 años”, cuenta, expresando que es por ese motivo “que le tenemos un cariño inmenso a este terruño”, donde se emplaza la fábrica.

La tradición pisquera se remonta al trabajo de su madre, María Antonieta Niño de Zepeda, dueña de la marca, quien durante muchos años se desempeñó en una cooperativa regional de la zona, hasta que en el 2015 tomó la decisión de apostar por un camino propio, aprovechando su terreno y conocimientos.

 “Nos preguntamos por qué no podíamos hacer nosotras nuestro propio pisco, con nuestras manos y uvas. Nos retiramos y decidimos empezar este emprendimiento”, recuerda Bárbara sobre los inicios de la empresa, que en octubre del 2019 sacó su primera producción.

En la misma línea, comenta que es en ese contexto cuando aparece CORFO “que nos ayuda a construir la destilería y a implementarla, dando origen a nuestro sueño, Cogotí Pisco. El lugar está ubicado en una zona estratégica, que viene acompañado de cierta mística y magia, más adelante nos gustaría habilitarlo para recibir turistas”.

Si bien reconoce que ha sido un recorrido complejo, con altos y bajos, siente satisfacción por un trabajo hecho con cariño y dedicación. “Al ver nuestras botellas y probar lo exquisito del pisco se van a dar cuenta de todo el amor que hay detrás de él”, asegura Bárbara Novoa.

En medio de un difícil escenario país, esperan brillar con un producto autóctono de la zona. “No queremos irnos. Aquí mis hijas van a tener otras enseñanzas de vida, en contacto con la naturaleza. Yo crecí aquí y quiero que mis niñas también lo hagan, inculcarles esta tradición”.

Por último, extendió la invitación a todos los habitantes de la región de Coquimbo y por supuesto, al resto del país, a “que abran una botella y vivan la experiencia de Cogotí Pisco”, uno de los brebajes estrella de la región. Pueden contactarlos al +56998410490 o a través de [email protected].

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital