• El centro comercial Paseo Balmaceda se encuentra en un 95% de avance y abriría antes de fin de año, han dicho desde la empresa.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Tras el informe final de Contraloría por el caso Paseo Balmaceda, el secretario regional ministerial del Minvu recalcó que el espíritu de la autoridad es impulsar la creación de empleos y a la atracción de nuevas inversiones, pero también buscan el crecimiento armónico de las ciudades en cumplimiento con los ámbitos normativos.

Firme en su punto sigue el Seremi de Vivienda y Urbanismo de la región de Coquimbo respecto de las observaciones que ha hecho desde hace más de dos años, en torno a los permisos otorgados para la construcción del centro comercial Paseo Balmaceda.

Así lo aseguró Erwin Miranda, titular de la cartera regional en entrevista con diario El Día, donde reafirmó que los permisos otorgados para la construcción del mall no se ajustan a derecho.

Según explicó la autoridad, esto sucede porque el proyecto comercial estaba sólo ingresado a la fecha en que se aprueba la ley 20.791 que restablece las calles Seminario y Avenida Estadio, y no aprobado como se requiere para no considerar las vialidades en su diseño.

La observación del Seremi respecto de los permisos tendría origen, entre otras cosas, en proyectos paralelos al Paseo Balmaceda que requerirían a Avenida Estadio para un futuro sistema de transporte público exclusivo para Balmaceda. “Nosotros hemos dado a conocer este punto a las autoridades, ya que los estudios indican que se requiere contar con la calle para esos fines. Es un proyecto que también incluiría hacer ciclovías por Estadio, entonces hay toda una perspectiva para esas vialidades, más allá del Paseo Balmaceda”, reveló Miranda.

Erwin Miranda, Seremi de Vivienda y Urbanismo de la región de Coquimbo.

- ¿En qué hechos sustenta el punto que plantea, que señala que los permisos otorgados para la construcción del Paseo Balmaceda no se ajustan a derecho?

“Hay tres fechas hitos que ratifican el punto: la primera es el 3 de octubre de 2014, día en que ingresa el anteproyecto del centro comercial Paseo Balmaceda a la Dirección de Obras Municipales; luego el 29 de octubre, día en que entra en vigencia la ley 20.791, que restablece todas las Declaratorias de Utilidad Pública, por lo tanto restablece Avenida Estadio y Seminario. Y el tercer hito es el 2 de diciembre del mismo año, donde se aprueba el anteproyecto Paseo Balmaceda con la resolución 33. Estas fechas se deben tener en cuenta para comprender la fiscalización que se ha hecho. El 29 de octubre por lo tanto, entró en vigencia la ley 20.791, que indicaba que se restablecen las vialidades, en este caso Avenida Estadio y Seminario, pero da la posibilidad que si existiese algún anteproyecto aprobado antes del 29 de octubre, se respetaba sin considerar las vialidades, pero tenía que estar aprobado. Caso que no era el del Paseo Balmaceda, ya que solamente estaba ingresado.

Al estar solamente ingresado, sin estar aprobado, nosotros observamos que hay una irregularidad, y Contraloría posteriormente ha dado la misma línea argumentativa desde el punto de vista de no estar en pleno derecho, porque no se cumple la ley 20.791”.

- En el último informe de Contraloría no se abren sumarios, ni se invalidan permisos, ¿cuál es su opinión frente a este pronunciamiento?

“Hay que aclarar que esto está en desarrollo, si bien el informe es final, se le indica al ente que está siendo fiscalizado, que es la Dirección Municipal de Obras (DOM) que se le da un tiempo estipulado para responder ante ciertos comentarios, por eso sigue en desarrollo. Con esto en ningún caso no se cierra administrativamente la fiscalización. Por lo tanto los procesos sumariales están totalmente pendientes y a la espera de los actos jurídicos que se siguen sucediendo: cómo se realiza la recepción de la obra, o de qué forma responda la DOM a las observaciones de Contraloría, etc.  Por lo tanto la fiscalización sigue en proceso y una vez que termine, se deberán realizar en el debido momento los procesos sumariales que están pendientes”.

- ¿Cuál es la importancia de Avenida Estadio en el plan regulador? ¿A qué se deben estas observaciones que han generado hasta investigaciones por parte de la autoridad?

“Lo que pasa con Avenida Estadio es bien especial. Esa calle actualmente está vigente en el plan regulador comunal, por lo tanto tiene declaratoria de vía pública. Al estar vigente significa que puede ser parte de futuros proyectos viales de la ciudad. De hecho, sin ir más lejos, Av. Estadio sería contemplada en un proyecto de sistema de transporte público exclusivo en Balmaceda. Por esto, evidentemente al momento que siga avanzando esa iniciativa, se va a requerir expropiar Avenida Estadio en varios puntos. Nosotros hicimos ver eso a las autoridades, ya que los estudios indican que se requiere contar con la calle para esos fines. Es un proyecto que también incluiría proyectar ciclovías por Estadio, entonces hay toda una perspectiva para esas vialidades, más allá del Paseo Balmaceda. Y en la Contraloría en el informe final que emitió, indica al municipio que adopte las providencias que corresponden para efectos de la invalidación definitiva de actos irregulares”.

- Pero la empresa de todas maneras sí tomó en cuenta las vialidades y construyó una continuación de Avenida Estadio para uso público, ¿aun así es posible que se invaliden los permisos?

“La Avenida Estadio se debe apegar al plan regulador, ese trazado es el que corresponde respetar. Si un privado hace cualquier calle de servicio, interior, son iniciativas propias que pueden tener alguna posibilidad funcional, pero no corresponde. Si así fuera, lo podríamos pedir a los privados que hagan rutas alternativas y que son se ajustarían a lo que se establece en el plan regulador, que es la cartilla legal que se debe tomar en cuenta. Cualquier conectividad que haya hecho la empresa puede ir en línea con su plan comercial, pero lo que la ley dice —y lo que nosotros debemos fiscalizar—, es que se materialice la vialidad que está considerada en el plano regulador. Si fuera de otra manera, los privados y cualquier ente podrían diseñar calle donde le parezcan y eso obviamente no es posible. No se ajusta a derecho”.

- ¿Cuáles son los pasos a seguir de la Seremi después del último informe? ¿Cuál es el espíritu de las observaciones que hacen respecto al Paseo Balmaceda?

“Nosotros como Seremi tenemos un mandato. La Ley General de Urbanismo y Construcciones indica que las secretarías regionales ministeriales de Vivienda y Urbanismo debemos supervisar todas las disposiciones legales, reglamentarias, administrativas y técnicas sobre las construcciones para que cumplan con la planificación territorial, y en este caso específicamente las acciones delas direcciones de obra. Es un mandato, no es optativo, no es algo discrecional ni menos político. Es un deber de la Seremi, y nosotros, al igual que la Contraloría, somos un ente fiscalizador. Esto no es una guerra, ni una polémica, no buscamos frenar o parar proyectos, simplemente cumplir con nuestra labor como servicio y lo tengo que cumplir. Si no lo hago, yo entro a incurrir en una figura de notable abandono de derecho. La ciudadanía debe entender que el espíritu de la Seremi es cumplir la ley, la que me mandata a fiscalizar”.

- La realidad hoy es que el Paseo Balmaceda está en un 90% de avance y echar atrás una inversión podría generar un freno en la futura atracción de inversiones, ¿cuál es su postura frente a este punto?

“La Contraloría se pronunció respecto al anteproyecto, diciendo que estaba contrario a derecho, por lo tanto la DOM debe ajustarse a lo indicado por la Contraloría, ya que estos pronunciamientos son obligatorios. Y la administración pública, incluyendo los municipios, deben sujeción a la Contraloría, por lo tanto cualquier día solución debe canalizarse en ese sentido.

Es importante recalcar que cuando hay buenos proyectos, es indiscutible que los procesos fiscalizadores son mucho más llevaderos y no debiesen existir procesos judiciales, pero sin nos encontramos con situaciones irregulares, nosotros como autoridades debemos fiscalizar.

Este gobierno ha tenido siempre en mente el impulso favorable a la creación de empleos, a la atracción de inversiones, pero también del crecimiento armónico de nuestras ciudades en cumplimiento con los ámbitos normativos. Por supuesto que apoyamos las nuevas inversiones en la región, y la creación de empleos, pero eso debe ir en línea con las legalidades que a nosotros nos compete fiscalizar”.

- Se sabe que la empresa inició un proceso de querella en su contra, ¿cómo recibe este procedimiento de la empresa?

“Una de las estrategias de empresas en caso de fiscalización es generar querellas. En este caso, la empresa tomó ese camino, simplemente porque los estamos fiscalizando. Con todo si bien estos recursos tratan de socavar el actuar de la autoridad, acá hay cuatro instancias que han ratificado el actuar sólido, ecuánime y no arbitrario de nuestra Seremi, que se apega a la propia ley. Repito, cuando en 2014 la misma ley 20.791 que restablece la Avenida Estadio. Este punto es indicativo, no hay ninguna otra forma de verlo, ya que solamente los permisos que están aprobados previos a la ley, podían no considerar las calles. Nosotros estamos seguros que hemos actuado cumpliendo nuestra labor fiscalizadora, que es necesaria para las sociedades, porque si no se fiscaliza, entra la corrupción, el cohecho el conflicto de interés, o negociación incompatible.

Es necesario destacar que nosotros hemos emitido muchos pronunciamientos y nos han presentado recursos en contra, sin embargo los hemos ganado todos, no hemos tenido dificultad en hacer cumplir la legalidad porque en nuestro caso particular, tenemos un equipo de urbanistas y jurídico muy sólido. Cuando existen consultas, opera una unidad de desarrollo urbano en Santiago que nos complementa, con apego a lo normativo”.

- ¿Qué proceso ha de esperarse de ahora en adelante?

“En este minuto estamos supeditados a que el proceso de fiscalización de este proyecto siga lo dictado en el informe de Contraloría. Solo tenemos que esperar a que la Contraloría haga la labor fiscalizadora que a ellos les compete, nosotros solo nos apegamos a la ley de acuerdo a los plazos que a cada uno le corresponda. En este minuto la Contraloría tiene el rol fiscalizador y en su momento si se requiere, nosotros nos pronunciaremos”.

ALGUNAS CONCLUSIONES DEL INFORME FINAL DE CONTRALORÍA

Cabe destacar que una las conclusiones del documento final que emitió Contraloría sobre el Paseo Balmaceda, señalan que “Sobre las vialidades restituidas por la ley N° 20791 que afectarían a las obras de edificación autorizadas” el municipio de La Serena deberá adoptar las providencias que correspondan de entre aquellas que prevé el ordenamiento jurídico vigente, “teniendo presente en especial lo dispuesto en el artículo 53 de la ley N° 19.880 (ver recuadro), sobre la invalidación administrativa de los actos irregulares, de lo que deberá informar en un plazo de 60 días hábiles”.

Con esto, la Dirección de Obras serenense deberá tomar en cuenta lo solicitado por el ente contralor, lo que podría modificar la construcción del centro comercial Paseo Balmaceda.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X