Crédito fotografía: 
Cedida
La iniciativa corresponde al Programa de Apoyo a la Reactivación, el cual tuvo un costo total de 38 millones con el que se beneficiaron 6 pequeñas y medianas empresas de la zona, entre las que destaca ‘Arasú, diseño y confección’.

Emprender no es fácil y no por la falta de oportunidades, sino que porque al igual que como muchas otras actividades requiere de compromiso, constancia y dedicación que no todas las personas tienen. Si a eso le sumamos que tras atreverse a iniciar un negocio pueden aparecer factores externos como eventos climáticos o accidentes, que incidan en la continuidad de la iniciativa, el escenario se vuelve aún más complejo y requiere de mayor tesón y esfuerzo para seguir adelante.

Circunstancias que no amilanan a quienes tienen espíritu emprendedor y ganas de seguir contribuyendo a que micros, pequeñas y medianas empresas puedan ser el motor que dinamice la economía local y aporte a la generación de nuevas y mejores oportunidades para sí mismos y para otros.

En este contexto, la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), visitó durante esta semana a la empresa Arasú, diseño y confección, beneficiaria del Programa de Apoyo a la Reactivación (PAR), con el fin de conocer de cerca cómo han logrado mantener esta empresa fundada en el año 2010, aun cuando hace dos años debieron volver a empezar tras un incendio que terminó por completo con la casona en la que hasta entonces operaban.

Sobre esto, Evelyn Araya, administradora de Arasú destacó que se han mantenido en el rubro y fieles a sus sueños debido al servicio de post venta que ofrecen a sus clientes, en su mayoría empresas e instituciones, quienes valoran la rapidez con la que trabajan y la disponibilidad que tienen para atender sus requerimientos, incluso mediante visitas programadas, procesos en los que este programa ha cumplido un rol fundamental, pues “gracias al apoyo de Corfo pudimos seguir trabajando después del incendio y sumar a más trabajadoras, además de incluir nuevas herramientas para poder aumentar las ventas a través del comercio electrónico”.

Acciones que han sido posibles gracias a las capacitaciones y asesorías técnicas que han apuntado a mejorar el trabajo y poder adquirir elementos como 1 máquina bordadora, 2 máquinas rectas industriales, mesones, repisas, espejos, telas, hilos y cierres, entre otros insumos.

Así Arasú forma parte del grupo de 6 empresas beneficiarias por un valor total de 38 millones de pesos, 14 de los cuales aportaron los propios empresarios y que se complementaron con los otros 24 aportados por Corfo.

Al respecto, el director regional de Corfo, Gregorio Rodríguez, explicó que “este trabajo se enmarca dentro nuestros esfuerzos por potenciar a aquellas empresas que quieran seguir siendo el motor que dinamiza la economía, aun tras los efectos adversos que traen consigo eventos como terremotos, sequías e incendios, hechos que no han sido impedimento para mantener vivo el interés de los empresarios de esta zona por seguir adelante”.

En el mismo sentido, el seremi de Economía, Carlos Lillo expresó que “Corfo ha realizado una importante labor al ir potenciando el ecosistema de emprendimiento que hemos desarrollado para ir en apoyo de las personas que realmente lo necesitan”, las mismas que hoy son muestra del optimismo e ímpetu que caracteriza a los habitantes de la Región de Coquimbo, quienes siguen muy de cerca las oportunidades que ofrecen los proyectos, programas y plataformas que se han impulsado desde la corporación apuntando a diversificar la matriz productiva de esta zona.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X