Crédito fotografía: 
Estefanía González
Los ganaderos caprinos podrán dar mayor valor agregado a sus productos mediante un convenio de colaboración entre el Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA y la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile.

Más de 300 crianceros de las comunas de Combarbalá, Punitaqui, Canela y Monte Patria -que forman parte del programa presidencial para Zonas Rezagadas- aprendieron nuevas técnicas para la elaboración de queso de cabra.

La actividad que forma parte de un convenio de colaboración entre el Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA Intihuasi del Ministerio de Agricultura  y la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile viene capacitando desde el año 2015 a los ganaderos caprinos de las comunas de Punitaqui, Monte Patria, Combarbalá y Canela en torno a la elaboración de productos lácteos.

Para Georgina Astudillo, criancera de Combarbalá, la participación en estos talleres fue valiosa ya que le da mejores oportunidades. “Fuimos a Las Cardas y aprendimos a hacer el queso, a organizarnos para que el producto sea más vendible y  que nos paguen más”.

En tanto, Claudia López, residente de La Rinconada de Punitaqui y quien además se dedica a la producción de quesos desde hace ocho años, indicó que aprendió a hacerlos con especias lo que le da mejores opciones para su comercialización "estoy muy contenta con eso de aprender a hacer nuevas opciones para nuestro comercio, ya que le puedo dar un mayor valor agregado".

Guillermo Espinoza, de Monte Patria explicó en tanto que "me beneficia para mejorar mi condición de vida, mejorar la producción, uno le puede sacar mejor precio a estos quesos y es mejor para nuestra familia en el sentido monetario".

Por su parte, Constanza Jana, Directora del Centro Regional de Investigación Intihuasi de INIA manifestó que “la mayor superficie que tenemos en la región la tenemos en secano, por lo tanto las alternativas de producción son principalmente caprinas, INIA siempre a lo largo de su trayectoria de los 25 años que ha estado la región ha estado colaborando con los crianceros”.

Sobre las nuevas técnicas para la elaboración de quesos  Constanza Jana enfatizó que es relevante, puesto que "podríamos saltar de un tradicional queso a uno con  valor agregado que signifique un mayor ingreso para los crianceros".

Cristian Herrera, Coordinador Regional del programa de Gestión Territoral de Zonas Rezagadas, sostuvo que “creo que cuando la Presidenta de la República diseñó y pensó en el Programa de Gestión Territorial de Zonas Rezagadas pensó en esto, en lo que estamos viviendo hoy día, en poder entregar a los productores agropecuarios de esta zona, que tienen menores oportunidades que otros territorios del país, herramientas distintas para hacer las cosas de manera distinta y también poder darle valor agregado a sus productos”.

Estas capacitaciones “permiten estar con los conocimientos que requiere cada criancero para hacer, no cualquier queso, sino el mejor queso, porque la Región de Coquimbo puede decirlo, porque las condiciones climáticas y el forraje que tenemos hace la diferencia es un queso inigualable y hoy en día estamos a punto de hacer una diferenciación de nuestra región, esto no es sólo producir queso sino que es también cultural y patrimonial que incluso puede ser destacado a nivel mundial”, destacó el Secretario Regional Ministerial de Agricultura, Andrés Chiang.

 

 

EL ARTE DE HACER QUESO
Claudia Torres, Ingeniera Agrónoma y administradora de la Estación Experimental Las Cardas de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile y quien se encargó de realizar los talleres explicó que la idea fue robustecer el arte de hacer queso “esta fue una agradable experiencia,  un aprendizaje mutuo, los productores estuvieron siempre muy dispuestos a innovar a fijarse en detalles y nosotros trabajar con ellos”.
Torres aseguró que uno de los aspectos principales es que los crianceros deben creer en ellos mismos y valorizar su trabajo “necesitamos que ellos crean en ellos, en sus animales en lo que hacen, empezamos a darles otras alternativas para que ellos pudieran saber la cantidad de cosas que pueden hacer con su propia leche”, explicando que a través de la  innovación “ellos pueden tratar de encontrar nichos nuevos y por qué no hacer un queso que nos haga famosos”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X