• Buscar nuevas fuentes de agua e implementar tecnología para el uso eficiente del recurso hídrico, forman parte de las medidas que el gobierno pretende impulsar para enfrentar la sequía.
  • A mediados de año, se inició la construcción de una serie de pequeñas plantas desaladoras que pretenden abastecer de agua a las caletas de las provincias de Elqui, Limarí y Choapa.
Crédito fotografía: 
LAUTARO CARMONA
El seremi de Obras Públicas, Pablo Herman, se refirió a las acciones y proyectos que se buscan impulsar desde su cartera para enfrentar la escasez hídrica. Para ello señala, se cuenta con recursos para avanzar en la concreción de varias iniciativas, entre las que se incluye además, el encauzamiento de ríos y búsqueda de nuevos pozos y fuentes de agua.

Las altas temperaturas que se han registrado durante estos últimos días, especialmente en los valles interiores de la región, nos anuncia la próxima llegada de la época estival.

Una época estival que en la zona, se espera más bien complicado producto de la situación de escasez hídrica que afecta a la región de Coquimbo y a prácticamente a toda la región central del país.

Un ejemplo de esa situación es la que se vive en el Choapa, uno de los lugares más afectados por la falta de agua. Al respecto, el embalse El Bato se encuentra al 50% de su capacidad, y según la Junta de Vigilancia del río Illapel, aseguró que en 3 meses más (marzo) deberán privilegiar la distribución del agua sólo para el consumo humano.

Por ello, desde el Ministerio de Obras Públicas, se encuentran en pleno despliegue por el territorio, reuniéndose tanto con juntas de vigilancia, como agricultores y comités de Agua Potable Rural, con el fin de implementar una serie de medidas que vayan en ayuda a paliar en parte la dura sequía que viven vastos sectores de la región.

Al respecto, el seremi de la cartera, Pablo Herman, explicó que “hemos estado gestionando recursos, juntándonos con asociaciones gremiales del Agua Potable Rural y juntas de vigilancia de las distintas cuencas, primero para escuchar las demandas y segundo para coordinar los trabajos, pues en torno al agua hay diversos actores y no podemos dejarlos fuera”.

En ese sentido, el titular de la cartera señaló que desde el gobierno central se han dispuesto una serie de recursos extra para implementar diversas medidas para hacer eficiente el uso y aprovechamiento del agua y para ir en auxilio de aquellos APRs que hoy han visto disminuir dramáticamente su nivel de agua.

APRs en situación de emergencia

Según el seremi, en la región existen catastrados 11 comités de APR en situación crítica, es decir, que dependen de la distribución de agua de camiones aljibe, pues ya se encuentran secos. Al respecto, la comuna de Combarbalá lidera esta lista con 5 APRs en estado crítico.

En ese sentido, el seremi Pablo Herman señaló que se pretenden invertir 1.400 millones de pesos para “la conservación de algunos de esos APRs en estado crítico. Por otro lado, se realizarán estudios hidrológicos y de prospección para poder encontrar bolsones de agua subterránea, generar la perforación y con eso acceder a la fuente”, sostuvo la autoridad.

“Recordemos que hay muchas fuentes de agua que distribuyen los APRs y ciertamente tenemos que coordinar los trabajos para que eso no afecte las napas subterráneas de los mismos”, explicó el seremi. Asimismo, Herman llamó la atención sobre otros sistemas rurales de distribución de agua, que no se encuentran bajo supervisión del MOP, y que para los cuales, es necesario llegar con soluciones específicas, explicó, como puede ser la implementación de estanques para acumulación de agua.

“Allí es donde generamos reuniones multisectoriales en conjunto con el gobierno regional con quienes hemos dispuesto también recursos para la compra de estanques y así poder acumular agua”, afirmó.

A su vez, el seremi aseguró que se está viendo la posibilidad de implementar sistemas de telemetría con el fin de que los comités de Agua Potable Rural cuenten con información en línea y actualizada para establecer un uso eficiente del agua, especialmente, en cuanto a la disponibilidad del recurso hídrico”.

Desalar el agua

Uno de los aspectos preocupantes a futuro no obstante,  es la implementación de medidas de largo plazo para enfrentar una sequía que llegó para quedarse.

En ese sentido, las desaladoras aparecen como una opción cierta y que además, genera amplio consenso para poner en marcha en la región.

“En Choapa ya está aprobado el proyecto de la desaladora que va a llevar a cabo minera Los Pelambres, con la cual estamos en conversaciones para que parte de esa agua también nos sirva para poder embalsar o inyectar agua a ciertas estanques de APR”, sostiene el seremi Pablo Herman.

A su vez, la autoridad señaló además que en estos momentos se desarrolla un proyecto de un prefactibilidad  de una desaladora para la provincia del Limarí, que se ubicaría en la desembocadura del río del mismo nombre. “Con ese estudio podemos revisar de qué manera podemos inyectar el agua de mar hacia el sector del secano”.

Herman anunció también que la empresa Aguas del Valle se encuentra desarrollando un estudio para la construcción de otra planta, cuya concreción se espera, esté lista para el año 2021.

“Le hemos pedido, a través de la SISS (Superintendencia de Servicios Sanitarios), que depende del MOP, que la construcción sea en el corto plazo posible. Estamos trabajando en conjunto con ellos, porque esa desaladora tendría la opción de ampliarse y poder distribuir agua hacia Ovalle. Entonces tenemos que evaluar cuál es la opción más conveniente”, afirmó.

Valor del agua

Y es que una preocupación cierta respecto al proceso de desalación de agua, se relaciona con las dudas que existen en torno a que si este sistema podría generar un incremento en el valor final de las cuentas de agua, preocupación que, asegura el seremi,  ha sido tomada en cuenta.

“No sacamos nada con tener esta tecnología si el valor del agua va aumentar hasta los 50 mil pesos. Por lo mismo tenemos que realizar estos estudios previos para la ejecución final de estos proyectos”.

“Ahora bien”, indicó, “paralelo a eso nosotros recepcionamos ya las obras del embalse Valle Hermoso, y ese embalse tiene un fin multipropósito que no solamente va a beneficiar a 1.500 hectáreas de regadío, sino también beneficiar a los APRs del sector, los cuales se ubican en el secano”.

Para ello señala, el próximo año “vamos a definir los estudios que van a generar un canal o una tubería a través de la cual, se inyecte agua a las fuentes desde este embalse. Claramente son estudios paralelos que nos van a permitir solucionar a corto plazo la disponibilidad del agua en el sector de Combarbalá, Canela y el sector secano de Monte Patria y Ovalle que son los sectores que hoy están más complicados en cuanto a fuentes de abastecimiento de agua”.

Otra de las medidas que se tiene en carpeta señaló el seremi de Obras Públicas, es encauzar los ríos en los valles y de esa manera “perder menos caudal”. Además, se pretende ir en la búsqueda de nuevos puntos de perforación de pozos de agua, con el fin de alimentar piscinas acumuladoras vía infiltración o alimentar canales de distribución de agua.

“Para eso, ya contamos con 1.200 millones de pesos extra para poder ejecutar esas obras ahora ya, para lo cual, nos estamos poniendo de acuerdo con las juntas de vigilancia y los distintos actores respectivos”, afirmó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X