• El proyecto Torreones de La Serena es uno de las iniciativas inmobiliarias que Desco mantiene en la región.
Crédito fotografía: 
Cedida
La inmobiliaria además reveló que en el mediano plazo, están estudiando nuevos proyectos que podrían significar duplicar nuestra inversión actual en la región, y fortalecer su posición en el mercado de La Serena y Coquimbo.

Nuevos proyectos se siguen sumando a la industria inmobiliaria de la región de Coquimbo, puntualmente en la ciudad de La Serena. Y es que de la mano de Desco, se está gestando un nuevo barrio de viviendas en el sector de San Joaquín. Puntualmente la compañía está trabajando en una iniciativa de edificación en altura en el barrio de San Joaquín, con 92 departamentos, y un proyecto de casas para sumar 300 nuevas residencias. “Estimamos estas nuevas inversiones en torno a los US$ 20 millones, con valor de viviendas entre UF 1.500 y UF 3.500”, reveló Mauricio Zamora, gerente general de la firma.

En tanto, en el mediano plazo están estudiando nuevos proyectos que podrían significar duplicar la inversión actual en la región, y fortalecer su posición en el mercado inmobiliario de La Serena y Coquimbo.

LOS PROYECTOS DE DESCO EN LA REGIÓN

Desde el año 2004 que Inmobiliaria Desco está desarrollando proyectos inmobiliarios en la región, iniciativas que a la fecha ya han sumado más de 1.500 viviendas. Asimismo, desde hace algunos años se aventuraron con la edificación en altura, “ya que advertimos  el potencial y la necesidad de viviendas en buenas ubicaciones”, dijo Zamora. Es el caso del proyecto Edificio Altomiramar que está en pleno sector de El Llano, el cual se ha transformado en una oportunidad de inversión, aseguran desde la empresa, otorgando una oferta que prácticamente no existía en la región.

“En Santiago, por ejemplo, tienes la oportunidad de comprar departamentos para renta e inversión en pleno centro de la ciudad, como en Santiago Centro o Providencia. Sin embargo, en La Serena no hay edificación de altura en pleno centro por la necesidad de conservación patrimonial y, en Coquimbo, la escasez de suelo apto para edificación en altura no lo permite”, explicó el gerente general de la firma. Entonces, imaginaron un proyecto para este tipo de compradores, “y no nos equivocamos. El proyecto además presentaba atributos irresistibles, además de la ubicación y la oportunidad de inversión, así como su privilegiada vista panorámica”, detalló Zamora.

Actualmente la compañía cuenta con un proyecto activo de casas en la zona, con entrega inmediata en el nuevo barrio San Pedro Norte, inaugurado recientemente por la Ministra de Vivienda, Paulina Saball.

También hay departamentos con venta en verde, como es el caso del Edificio Altomiramar ubicado en El Llano de Coquimbo, que está en término de obra gruesa y con departamentos pilotos inaugurados. Además, están iniciando la venta de una nueva etapa de casas que lanzaron hace poco al mercado, en el barrio de San Pedro Norte. El resto de los proyectos de encuentra en proceso de estudio.

EL PANORAMA DE RECUPERACIÓN INMOBILIARIO

Al ser consultado sobre las señales de recuperación que ha mostrado el sector de la construcción en los últimos meses, el gerente general de Inmobiliaria Desco señaló que este año ha sido más bien plano. “Si bien se ha comportado mejor que el año pasado, se ha mantenido un sano nivel de oferta y los informes trimestrales muestran tímidas alzas en las ventas, pero para este último trimestre las cuentas no son tan alegres”, reveló.

Según sostuvo, la inversión ha disminuido debido a la contingencia nacional e internacional, además de la incertidumbre que se ha plantado en la escena de la industria. “A nuestro juicio, nos hemos topado con una respuesta muy lenta de parte de la institucionalidad, como tema general”, dijo Zamora.

A nivel regional, agregó, también ha golpeado al sector la incertidumbre sobre las inversiones mineras, el retroceso en la gestión de planes reguladores, entre otros, lo que indica la necesidad de más bien manejarse con cautela, aclara el ejecutivo.

“En todo caso, notamos que hay un compás de espera hacia buenas noticias y reglas claras para dinamizar el mercado de las viviendas”, advirtió Zamora. Y esto, aseguró, le sucede tanto a las empresas desarrolladoras, que tienen la tarea de proveer de nuevas viviendas hacia las personas, así como a las personas que necesitan mejores expectativas: empleo estable y crecimiento económico que permitan mejorar su nivel de remuneraciones y tomar la decisión de comprar su vivienda en forma tranquila.

“Estimamos que bajo un panorama más optimista, que propicie la inversión y se respete la institucionalidad y la razón jurídica, las expectativas de la industria deberían ajustarse al alza, acelerando las decisiones de inversión para ver cifras positivas de crecimiento hacia el próximo año”, estimó.

Sin embargo, aún bajo un escenario favorable, los ciclos de recuperación son lentos y si bien deberían mejorar las expectativas y esperar un año 2018 con crecimiento en la industria, desde Inmobiliaria Desco creen que una consolidación en la recuperación podría esperarse hacia el 2019.

LA PRESENCIA DE LA INMOBILIARIA EN EL PAÍS

Actualmente Desco está desarrollando proyectos inmobiliarios en Santiago, Viña del Mar, Quilpué, La Serena y Coquimbo. Dentro de su línea estratégica, esperan fortalecer dicha presencia y continuar estableciendo hitos urbanos.

Cabe destacar que recientemente el proyecto en Parque Magnolio en Valparaíso, ligado a Desco, fue nominado para el Premio de Aporte Urbano.

Por otro lado, actualmente están construyendo la primera Laguna Cristalina en medio de la ciudad empresarial en Santiago, con la reconocida tecnología de Crystal Lagoons.

“Estimamos que bajo un panorama más optimista, que propicie la inversión y se respete la institucionalidad, las expectativas de la industria deberían ajustarse al alza”. Mauricio Zamora, gerente general de Inmobiliaria Desco.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X