Crédito fotografía: 
Abby Herrera
La obligatoriedad de esta modalidad de facturación se enmarca en la puesta en marcha de la Ley 21.210 de Modernización Tributaria, cuya fecha clave fue el cambio de año, cuando la iniciativa entró en vigencia para emisores de facturas electrónicas. Para facilitar su puesta en marcha, el SII estableció un sistema gratuito para la emisión de estos documentos tributarios y bajar así los costos para las pymes.

No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague. Este 1 de enero recién pasado entró en vigencia la obligación de emitir boletas de venta y servicios electrónicas para aquellos contribuyentes que son facturadores electrónicos, los que en la Región de Coquimbo, alcanzan un número total de 9.390.

En tanto, a partir del próximo 1 de marzo los contribuyentes que actualmente no son facturadores electrónicos, deberán iniciar su uso recién a partir de esa fecha.

Ese mismo día además, entrará en vigencia la obligación de informar separadamente la parte del monto de la compra total que corresponde al pago del 19% del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Cabe recordar que todos estos cambios se enmarcan en la puesta en marcha de la Ley N° 21.210 de Modernización Tributaria promulgada en febrero de 2020 e implementada en junio de ese mismo año.

Al respecto, el director regional del SII, Víctor Ávila, enfatizó que “al transparentar qué parte del valor final que pagan las personas por sus productos y servicios corresponde al pago de impuestos, podremos seguir generando conciencia en la ciudadanía respecto de la importancia del pago de impuestos para el bienestar del país y de sus habitantes, lo que es especialmente relevante en momentos como el actual, marcado por las consecuencias de la emergencia sanitaria, donde el país necesita más recursos”, detalló.

Sistema gratuito 

Cabe aclarar que para emitir boletas electrónicas, el contribuyente deberá solicitar su habilitación ante el SII, trámite completamente online, lo que podrá ser realizado por el mismo contribuyente, en el caso de personas naturales, o por el representante legal, en caso de personas jurídicas o entidades sin personalidad jurídica.

En este punto sin embargo, cabe recordar que previo a la puesta en marcha de la boleta electrónica, existía la preocupación, especialmente de muchos micro, pequeños y medianos empresarios, de no poder asumir el costo de la instalación e implementación del sistema –que incluye la contratación de prestadores de emisión de boleta electrónica y compra de software- más cuando se ha vivido un año, como fue 2020, lleno de dificultades económicas.

De hecho, se debe recordar que el pasado mes de agosto se prorrogó la puesta en marcha de la obligación de emitir boleta electrónica que estaba fijada en un comienzo para el 1 de septiembre pasado y que se aplazó para el 1 de enero de 2021.

Y antes de Año Nuevo, se aprobó en el Congreso un proyecto de acuerdo que pide al Presidente de la República enviar al Congreso Nacional un proyecto de ley que aplace en, al menos 24 meses –o 2 años - la entrada en vigencia de esta norma.

Al respecto, el director regional del SII, Víctor Ávila, explicó que desde 1 de septiembre del año pasado, y como una forma de facilitar la adaptación de los contribuyentes que voluntariamente quisieron comenzar antes a usar la boleta de ventas y servicios electrónica, el SII habilitó en su sitio web un sistema gratuito para la emisión de estos documentos tributarios, además de una app gratuita para dispositivos móviles.

De hecho, a la fecha, ya son 3.193 contribuyentes de la región que se han inscrito voluntariamente en este sistema gratuito.

“Los facturadores electrónicos ya están familiarizados con el sistema de emisión de documentos tributarios electrónicos, por lo que su adaptación será un proceso más simple. De hecho, el 45,8% de quienes están obligados en la primera etapa en la región, ya están inscritos”, señaló el director regional del SII.

Prórroga 

Otro de los inconvenientes que presentaba la puesta en marcha de la boleta electrónica tenía que ver con la dificultad de muchos comerciantes, quienes al residir en zonas alejadas de los centros urbanos, carecían de acceso a buenos servicios de internet que les permitiera cumplir con la nueva disposición.

Al respecto, el SII estableció la posibilidad de que algún contribuyente aquejado por uno de estos problemas –falta de energía eléctrica, estar en zona de catástrofe o no tener conexión a internet-  pueda, mediante una petición administrativa, verse eximido de la obligación de emitir boletas en formato electrónico. 

“Aquellas personas que cumplan con esos requisitos, estarán exentos de emitir boleta electrónica, obviamente acreditando que sufren esas problemáticas, así como aquellos que tengan problemas de otra índole como falla de la máquina o que ésta no haya llegado a su dueño, también pueden pedir una prórroga. La ley ya contemplaba estas situaciones”, señala el director regional del SII.

Patricio Araya, presidente de la Cámara de Comercio de La Serena, explicó que la mayoría de sus asociados, al ser en su gran mayoría mipymes, “se han adscrito al programa gratuito del SII. En ese sentido, no han tenido problemas con la emisión de boletas. Afortunadamente no hemos tenido grandes dificultades”.

En ese sentido, el vocero del gremio local explicó que también “se tuvo, a través de la confederación nacional de comercio detallista, una reunión con el director nacional del SII, donde hubo muchas consultas al respecto. A decir verdad, el servicio ha flexibilizado un poco las medidas de la puesta en marcha de la boleta electrónica”, afirmó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día