Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
De un 7% fue la tasa de desocupación registrada en el último trimestre móvil abril-junio, 1,1 puntos porcentuales menos respecto a doce meses. La situación por provincias sin embargo es dispar, pues Limarí anotó un alza en el desempleo. Los efectos de la sequía en la agricultura y la finalización de algunas obras de infraestructura serían los motivos.

Felipe y Francisco Navea son dos técnicos con mención en mecánica que este jueves se encontraban en la sucursal de La Serena de la Sociedad Administradora de Fondos de Cesantía de Chile, AFC Chile, tramitando sus respectivos seguros de desempleo.

 Las razones por las que se encontraban en dicha situación eran diversas, pues mientras Felipe renunció a su anterior empleo hace dos semanas, Francisco se encontraba postulando para un puesto de trabajo en el norte del país.

No obstante, ambos coincidían en que hoy el panorama del empleo en la región, al menos para ellos, no es muy halagüeño. 

“Para mi está difícil, hay poco trabajo, y se ve complicada la situación. A un amigo le pasó lo mismo; renunció a su trabajo y está en lo mismo, buscando empleo. Lleva mucho tiempo asi. La verdad está difícil” sostuvo Felipe. 

Para Francisco Navea en tanto, en la región “no hay mucho campo laboral para lo que es mecánica”, agregando que los bajos salarios es un tope para alguien como él, que ya tiene más de 10 años de experiencia en su rubro y en su anterior trabajo ganaba por sobre el millón.

“Hay trabajo, pero no con el rango de remuneraciones que uno necesita, siempre son de 300 mil pesos hacia abajo, que está dirigida a las personas que recién están empezando. Pero yo, que tengo unos 10 años de experiencia en lo que es mecánica, ese no es el rango que uno busca ahora, pero aquí en La Serena no hay posibilidad de encontrar eso. Hay que irse para el norte”, sostuvo.

Desempleo a la baja

Gris proyección para ambos trabajadores que sin embargo, al menos, según el último informe del Instituto Nacional de Estadísticas, INE, al menos no se refleja en los números que entrega para este último trimestre móvil abril-junio.

En efecto, la tasa de desocupación en la región de Coquimbo, alcanzó un 7% disminuyendo en 1,1 puntos porcentuales en doce meses, producto de un aumento del 8,1% de trabajadores ocupados, la cual resultó superior a la variación de la fuerza de trabajo (6,8%). 

En el mismo informe se señala además que los desocupados disminuyeron en un 8,6%.

Según el INE, la expansión del empleo a nivel regional se explica básicamente por tres sectores económicos específicos, siendo el comercio (25,6% de aumento) el sector que lidera la creación de puestos de trabajo. En segundo lugar, le sigue la construcción (15,3%) y el sector enseñanza (14,6%). 

Cabe señalar que según categoría ocupacional, el aumento de puestos de trabajo en dichos sectores fue influido por los asalariados en el sector privado (8,2%) y los trabajadores por cuenta propia (6,5%). No obstante, según el mismo informe, la tasa de informalidad se mantiene alta, alcanzando casi un 36%, registrando un aumento de 2,1 puntos porcentuales. 

En conversación con El Día, el seremi del Trabajo, Matías Villalobos, valoró los datos del informe del INE, destacando que sectores como la construcción, “junto a otros rubros como la minería, son aquellas actividades que arrastran y mueven la economía de diferentes sectores, como el comercio, el transporte y otros.”

En ese sentido, Villalobos aseguró que la proyección es que, particularmente el sector construcción, “debiese seguir manteniéndose en alza por los proyectos de inversión tanto públicos como privados especialmente, que ya se están ejecutando en la región y los que se van a comenzar a ejecutar en los próximos meses”.

Realidades dispares

Una vez conocidos los datos a nivel general, el estudio del INE muestra, sin embargo, una situación del empleo ciertamente diferente al momento de desagregar la región por cada provincia. 

Así por ejemplo, mientras en la provincia de Elqui la tasa de desocupación alcanzó un 7,3% disminuyendo en 2,4 puntos porcentuales en doce meses, registrando un total de 257.140 personas ocupados, en Choapa se registró una leve alza de 0,4 puntos porcentuales, alcanzando una tasa de desocupación del 4,5%, cifra que sin embargo, se ubica en un rango bajo y cercana a la condición de “pleno empleo”. 

“Debemos destacar que ya llevamos 19 periodos consecutivos al alza de los ocupados en el sector asalariado del sector privado, lo cual es muy importante, porque es el tipo de trabajo que queremos para los habitantes de la región de Coquimbo (…), porque es un trabajo más estable, de mejor calidad, cuenta con contrato de trabajo y por tanto, hay pago de leyes sociales”, aseguró el seremi. 

No obstante, la provincia del Limarí, parece quedar fuera de la tendencia dominante, pues en el informe del INE, se indica que dicho territorio presentó una tasa de desocupación de 7,2% anotando un aumento de 1,4% en doce meses, la mayor alza a nivel regional (ver recuadro). Por ejemplo, en la ciudad de Ovalle, la tasa de desocupación de la ciudad de Ovalle fue de 8,5% presentando un aumento de 2,5 puntos porcentuales.

¿Cuál es la explicación?

Básicamente este escenario se explica por dos razones: la situación de la agricultura y el término de importantes obras públicas que en los últimos trimestres ocuparon mucha mano de obra, y que hoy se encuentran en su fase de pronta entrega, como es el caso del Hospital de Ovalle. 

“Hay varios factores que estan influyendo en ello”, sostiene el seremi Matías Villalobos, quien agrega que, respecto al sector silvoagropecuario, es el subsector pesca y acuicultura, en donde se han perdido más puestos de trabajo. 

No obstante, la autoridad reconoce la gravedad de la situación de sequía que está viviendo la provincia, por lo que destacó la reciente declaración de Zona de Emergencia Agrícola para la región, asegurando que se están “implementando ayudas de todas formas, medidas que ayuden a mitigar esos efectos negativos que nos puede dejar esta sequía”.

“Al respecto, estamos trabajando con medidas de capacitación, aunque si bien hemos estado conversando con los diferentes seremi, entendemos que hay agua suficiente todavía para el riego, pues son los productores agrícolas los que generan la mayor cantidad de empleo en el agro, aunque no desconocemos lo que está ocurriendo en el sector secano”, argumentó. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X