Crédito fotografía: 
Cedidas
Luego de una brillante carrera, este afamado maestro de cocina se jubiló y se vino a vivir a la región, donde le gustaría crear una escuela para jóvenes de escasos recursos. 

Ha cocinado para personajes de la historia. Entre ellos se encuentra el general Charles De Gaulle (expresidente de la República Francesa); el primer hombre que viajó al espacio, el ruso Yuri Gagarin; Grace Kelly; Brigitte Bardot; el exmandatario de Estados Unidos, George Bush padre; o la máxima figura del fútbol argentino, Diego Armando Maradona. Hablamos de Joseph Della-Vittoria Marcout, afamado chef nacido en Francia el día 30 de marzo de 1949.

 Joseph recorrió el mundo y actualmente se encuentra radicado junto a su familia en Coquimbo. Aunque ya se jubiló, la pasión por la cocina es algo que nunca se olvida. De hecho, anoche fue el protagonista de la Gran Cena de Gala 2017, en el marco de la Fiesta Patria de Francia. Dicha actividad fue organizada por la Alianza Francesa ICF Coquimbo, en el Club Social de La Serena. Sin duda, fue un privilegio haber contado con este experto culinario, cuya historia y anécdotas dan para un libro.

Proveniente de una familia hotelera por parte de madre y padre (italiano), Joseph consignó que fue el quinto de una familia de 8 hijos. “Toda la familia del lado de mi madre fue profesional de cocina y hotelería en general, desde los años 1600”, consignó. En cuanto a su padre italiano, que durante la Primera Guerra Mundial emigró a Marsella (Francia), contó que “se dedicó toda su vida a las invenciones, patentando 62 de ellas, como por ejemplo un sistema de antirrobo para automóviles o una corbata magnética”. Tras ser premiado por eso, “todo el beneficio de sus invenciones fue dado a la buena causa de los adultos mayores franceses”.

 A contar de 1963 comenzó su etapa de aprendizaje, primero en Francia y luego en otros países. En una oportunidad, tuvo como maestra a madame Marignane, hija de Louis Pasteur. También a mister Bouquín, exchef de cocina del bar Le Normandie e du Provence. En 1967 obtuvo el Certificado de Aptitud Profesional de Cocina Clásica y de Colectividad, con la inspección académica de Aix en Provence. Trabajando en los Alpes franceses y en Mónaco, tuvo como clientes a figuras como Hassan II, rey de Marruecos; Grace Kelly y su esposo Rainiero de Mónaco; Anthony Quinn; Charles Bronson y John Wayne, por nombrar algunos.

 Su fama creció, así como las opciones de trabajo. Por nombrar algunos lugares, siempre en prestigiosos hoteles, su calidad de chef quedó patente en Italia, España, Portugal, Alemania, Suiza, Rumania, Ucrania, Dinamarca, Austria, Luxemburgo, Turquía, el Caribe y África. Pero no todo era la cocina. Desde el año 1973, Joseph se desempeñó en hotelería, como consultor de proyectos y generando incluso cadenas de hoteles. “Trabajé un tiempo para el señor León Médiame, primer ministro de Gabón, y tuve como cliente principal al señor Albert Bernard Bongo, Presidente de la República de Gabón”.

Desde 1976 a 1982, aparece en su currículo la apertura de clubes mediterráneos, siguió abriendo hoteles, hizo clases de cocina y con sus alumnos brindó grandes banquetes. Destacó además “la creación con mis alumnos de una cocina central, para abastecer hospitales y escuelas”. Esto en la isla de la Martinique. En cuanto a la clientela, podríamos seguir mencionando a grandes personalidades mundiales, como el expresidente de Francia Jacques Chirac, Michel Platini o Jacques Cousteau, con todo el personal del barco Calypso II. También hubo festivales culinarios y en 1990 un premio como Mejor Cocinero de la Martinique.

 A contar de 1990, sus platos llegaron a Estados Unidos y al resto del continente americano. En la misma Casa Blanca, atendió al mandatario George Bush padre. También al que es hoy el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Incursionó además en el ámbito deportivo, por ejemplo en la gerencia deportiva del Club Atlas de Guadalajara en México, donde tuvo como compañero de trabajo a Marcelo Bielsa. Tampoco se olvidó de Europa, siendo clave en la realización del proyecto de apertura de 14 restaurantes a través de España. En Argentina abrió un restaurante francés. Y en un festival culinario en Paraguay, uno de sus clientes fue José Luis Chilavert. Radicado en Coquimbo con su esposa chilena, crearon un centro médico para adultos mayores. Anhela abrir una escuela para jóvenes de escasos recursos y enseñarles cocina.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Aniversario 40 años Ópticas Queirolo

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X