Crédito fotografía: 
El Día
Mientras los empresarios de la construcción de la región afirman que existe una evidente disminución de entrega de estos beneficios desde el año 2016, desde el Gobierno sostienen que este año se llegará a cifras históricas de entrega.

Molestia han mostrado algunos empresarios de la construcción de la zona por la disminución en subsidios DS 19 , afirmando que cada año los cupos entregados por el Ministerio de Vivienda han ido en retroceso poniendo como ejemplo que en el año 2016 se entregaron 2603 unidades en la región, en el 2017 la cifra alcanzó los 883, el año pasado se llegó a los 824  y este año hasta la fecha van 571 cupos otorgados.

Esta supuesta disminución ha puesto en alerta al gremio constructor quienes esperan que  un cambio en política de gobierno permita reactivar este sector y beneficiar a los sectores medios y a las familias vulnerables.

El subsidio DS19 es un nuevo programa Integración Social y Territorial que busca ampliar la oferta de viviendas con subsidio en ciudades con mayor déficit y demanda habitacional, a través de proyectos que incorporen familias vulnerables y de sectores medios, en barrios bien localizados y cercanos a servicios, con estándares de calidad en diseño, equipamiento y áreas verdes. Busca que familias con subsidios puedan materializar la compra de su vivienda, además de incentivar a familias que no cuentan con esta ayuda a postular para así lograr el sueño de la casa propia con beneficios únicos.

Dinamizar el mercado

Sergio Quilodrán Muñoz, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción de La Serena, indicó que la idea de integración social es  prioritaria para el gremio, pues la única manera de propender a un desarrollo urbano es entregando bienestar social.

“ De hecho, como CChC apoyamos durante los últimos años el Programa de Integración Social y Territorial del Minvu (DS-19) el que buscó generar condiciones idóneas para que familias vulnerables se instalen en entornos de mayor estándar. Fue así como promovimos entre nuestras empresas socias que participaran de dicho subsidio el que dispuso de más de miles de soluciones en uno de sus llamados más exitosos”.

Agregó el presidente de CChC que “Desde ese punto de vista nos llama la atención la reducción de los subsidios DS-19, pues había sido un buen instrumento para dinamizar el mercado inmobiliario, entregar soluciones a familias sin vivienda, generar empleo, reducir el déficit habitacional y, por sobre todo, concretar una efectiva integración social”.

Quilodrán manifestó que su idea es conversar con las autoridades para conocer su actual política y presentarles las inquietudes de sus socios.

“Este jueves (18 abril) habíamos agendado la primera reunión técnico CChC – Minvu donde uno de los temas conocer la política habitacional para este año y donde conoceríamos la batería de subsidios. No obstante, y por razones justificadas por el seremi, éste no pudo asistir, por lo que el tema no se tocó. Eso sí, siempre hemos tenido las mejores relaciones con las autoridades, por lo que confiamos en que existe una justificada explicación de esta rebaja en los subsidios DS-19. Esperamos conocerla y revalidar nuestro compromiso con el desarrollo de una política habitacional pertinente y en la contribución a la formulación de políticas públicas que entreguen calidad de vida a las familias”.

Cifras históricas

El seremi de Vivienda y Urbanismo de la Región de Coquimbo, Hernán Pizarro,  no concuerda con las cifras y argumentos presentados por el gremio constructor respecto a una disminución en los subsidios DS-19. La autoridad ha manifestado que en la región de privilegian estos subsidios  de integración social y después  quienes cuentan con ingresos medios, quedando en tercer lugar los subsidios a quienes poseen ingresos bajos.

Pizarro sostiene que las cifras se deben mirar dentro de su contexto. “Si comparamos el estado simétrico de las cosas, han ido aumentando. Por qué digo esto,  es porque el año 2016 hubo una cifra exuberante de subsidios  que alcanzaron los 2603. Este era otro decreto, que no fomentaba la integración social, sino que la reactivación económica. Tenemos que recordar que esos años 2016 – 2017 transitamos por  una crisis económica a nivel nacional y un estancamiento a nivel de inversión y de la economía, en la construcción pasaba lo mismo. Yo sacaría las cifras de ese año,pero  si vamos a años más normales  como el 2017 que se entregaron 883 subsidios; por su parte en el 2018 tuvimos más porque se llegó a la cifra de  978 ; y este año tenemos un llamado especial, sumado al regular,  y esperamos contar con 1049 subsidios, por lo que queremos terminar el año con un 7% de incremento en los subsidios de integración social”.

El seremi del Minvu recalcó que las cifras del 2016 se generaron por un decreto de reactivación y hoy se está con la ley de integración social y este convenio Decreto S19 va en esa dirección, dando las condiciones  de densidad, de equipamiento, y mejorando las  áreas verdes y servicios.

“Hoy podemos hablar que proyectos que integran socialmente a las familias, esas son muy buenas noticias. Nuestro gobierno tiene como  eje principal estos subsidios, los que va potenciar y este año vamos a administrar más subsidios que el año pasado en la región, no solo en el DS-19 sino en todas las líneas. Además, decir que en nuestra región la composición  de los subsidios  están preponderados y dominados por familias de ingresos medios y de integración social. Vamos  seguir creciendo estos números  y vamos a llegar a una cifra  histórica de 1049 cupos”.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X