• En febrero pasado, los ministros del 1ª Tribunal Ambiental visitaron La Higuera para conocer a cabalidad los alcances de Dominga. A raíz de esa investigación, decidieron que el proyecto debía volver a votarse, situación que varias organizaciones critican.
Crédito fotografía: 
Bastián Salfate
El pasado 13 de julio, la compañía controladora del proyecto minero portuario Dominga ingresó al Poder Judicial un documento para que la Corte Suprema tuviera presente algunas consideraciones. Entre otros, la empresa sostiene que los recursos de casación presentados por Oceana y otros contra la decisión del Tribunal Ambiental de volver a revisar el permiso ambiental, no proceden.

En un “téngase presente”, documento de 17 páginas, Andes Iron solicitó la semana pasada a la Corte Suprema declarar inadmisibles los recursos presentados en contra de Dominga. Esto, después de que el 1ª Tribunal Ambiental fallara en abril pasado a favor de la empresa, y ordenara retrotraer el procedimiento de evaluación ambiental a la etapa posterior al informe consolidado de evaluación, de manera tal que se procediera a una nueva votación de la iniciativa, que busca realizarse en la región de Coquimbo.

Tras este dictamen, una serie de organizaciones acudieron a la última instancia legal con el fin de revertir la decisión de los jueces ambientales.

EL GRUESO DE LA PETICIÓN DE ANDES IRON

Con todo, y según trascendió finalmente el día de ayer, la firma, representada por el abogado Patricio Leyton, señala que “esta parte estima relevante hacerle presente el verdadero contenido y extensión de la sentencia recurrida, pues los recurrentes parecieran entender que la evaluación del proyecto Dominga habría culminado, solicitando -por ejemplo- que S.S. Excma. decida el rechazo del proyecto”.

Al respecto recuerda que “lo anterior se encuentra lejos de ocurrir. La evaluación del proyecto simplemente se encuentra pendiente. En efecto, lo que en realidad ha sucedido es que el Primer Tribunal Ambiental, conociendo de la reclamación judicial, presentada por mi parte el 1 de diciembre de 2017 se pronunció sobre un procedimiento que adoleció de manifiestos y graves vicios jurídicos, los que comenzaron con la ilegal y arbitraria dictación de la Resolución Exenta N°0025, de 14 de marzo de 2017, de la Comisión de Evaluación Ambiental de la región de Coquimbo; la adopción del acuerdo N°08/2017 del Comité de Ministros; y, la Resolución Exenta N°1.146 de 13 de octubre de 2017, del Director Ejecutivo del Servicio de Evaluación Ambiental, declarando nulos todos estos actos y -consecuente con ello- retrotrayendo el procedimiento de evaluación ambiental a la etapa posterior al Informe Consolidado de Evaluación”.

RECURSOS EN CONTRA DE DOMINGA NO REUNIRÍAN REQUISITOS

Asimismo, en el escrito se lee que en suma, se solicita a la Suprema, declarar inadmisibles los recursos presentados en contra del proyecto minero por no reunir éstos los requisitos estrictos señalados por el Código de Procedimiento Civil.

Las razones detrás de esto, señala Leyton en el “téngase presente”, serían que los recursos fueron interpuestos por personas que no tienen la calidad de parte agraviada; denuncian vicios de forma que no son tales; denuncian vicios de fondo que no son efectivos; y, en cualquier caso, los vicios alegados por los Recurrentes no influyen substancialmente en lo dispositivo del fallo.

Hay que recordar que las partes que recurrieron a la Suprema en contra de Dominga fueron Oceana, la Asociación Gremial de Pescadores y Mariscadores de Los Choros, el Movimiento de Defensa del Medio Ambiente de La Higuera, el Comité de Agua Potable de Los Choros y la Asociación de Pequeños Propietarios Agrícolas de Los Choros, entre otros.62-03

LOS ANTECEDENTES DE LA RECLAMACIÓN QUE DETERMINÓ UNA NUEVA VOTACIÓN

Tras el rechazo del proyecto por parte del Comité de Evaluación Ambiental de la región de Coquimbo en marzo de 2017, y del Comité de Ministros en mayo del año pasado, el 1 de diciembre del 2017, el Primer Tribunal Ambiental admitió a trámite la reclamación presentada por la Empresa Andes Iron en contra de este último órgano, conforme lo dispuesto por el artículo 27 de la Ley 20.600.

Entre el 23 y el 25 de enero del 2018 en Antofagasta, se llevaron a cabo las 3 jornadas de audiencias por la reclamación caratulada como R-1-2017 en la que participaron el reclamante Andes Iron y el reclamado SEA, además de 3 terceros coadyuvantes por la parte reclamante y 4 terceros coadyuvantes por la parte reclamada y 2 terceros independientes, en total 11 abogados representantes de más de 10 mil personas.

Entre el 7 y el 9 de febrero del 2018 en la región de Coquimbo se llevó a cabo la Inspección Personal del Tribunal decretada como medida para mejor resolver en el caso. La diligencia contempló un recorrido terrestre y marítimo por la comuna de la Higuera.

El 23 de marzo del 2018 el 1TA la causa quedó en acuerdo para resolver, instancia en la que se determinó que el Ministro redactor del fallo sería el Ministro Titular en Ciencias Marcelo Hernández.

Finalmente, el 27 de abril pasado, el tribunal falló a favor de Andes Iron, ordenando una nueva votación, “esta vez ajustada a derecho”, según señalaron los ministros ambientales.

La sentencia se encuentra disponible en el Sistema de Gestión de Causas del 1TA.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X