• Se calculan US$ 2.500 millones en inversión para levantar la planta, un nuevo puerto  y una desaladora, entre otras obras de ingeniería. Crédito: Lautaro Carmona
Hoy se vota, después de tres años de tramitación, la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto minero ligado a Andes Iron. Aquí, las cifras que protagonizan el que podría ser uno de los yacimientos de extracción de hierro y cobre más grandes de la región.

No pocos serán los alcances que tendrá el proyecto minero de extracción de hierro Dominga, de aprobarse hoy en su última instancia de votación ambiental.

Después de más de tres años de estudios de impacto ambiental, proyecciones económicas, manifestaciones vecinales y mesas de conversación con las localidades aledañas, las 12 autoridades competentes deben votar hoy la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) y de ser aprobada, Dominga puede comenzar con ciertas exploraciones para la construcción del yacimiento y la minera, será prácticamente una realidad.

Aquí, las cifras y claves que protagonizan el que podría ser uno de los yacimientos de extracción de hierro más grandes de la región.

Producción: 50 millones de toneladas de hierro al año

De acuerdo a Andes Iron, Dominga es parte del distrito minero El Tofo-La Higuera, que podría llegar a producir al año 50 millones de toneladas de concentrado de hierro de alta ley y 300 mil toneladas de concentrado de cobre. Es decir permitiría más que triplicar la actual producción de hierro en Chile y sumar una mina de cobre más grande que El Salvador de Codelco Chile.

La minera, que se mantendría activa por 26,5 años, se ubicará en un área que abarca 12 mil 617 hectáreas y parte de ella lo haría en el sector costero cercano a la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, esto equivale a la distancia entre la Cruz del Tercer Milenio y Guanaqueros, dicen desde la empresa.

“Estamos en el inicio de un ciclo de alta demanda por el tipo de mineral de hierro propio de este distrito (magnetita de alta calidad y baja impureza), liderado por China y Japón. Por lo tanto, se estima una demanda mundial de 500 millones de toneladas anuales de este mineral. Dominga abrirá este potencial económico, en agosto de 2017, con el inicio de sus obras”, explican desde la compañía.

Inversión: US$ 2.500 millones

Se calculan US$ 2.500 millones en inversión para levantar la planta, un nuevo puerto  y una desaladora, entre otras obras de ingeniería. Dominga está en conversaciones avanzadas con un consorcio japonés para financiar la inversión del proyecto.

La gran característica de este yacimiento es que producirá mineral premium, muy escaso a nivel internacional, de mayor valor y por lo tanto se proyecta una demanda creciente. Este presupuesto, ha dicho el gerente general de Andes Iron, Iván Garrido, se deberá repartir en tres años, tiempo que estiman, durará la construcción de la minera.

Empleo: 30 mil nuevos puestos de trabajo

Dominga necesitará del orden de los 9.800 puestos de trabajo sólo para la construcción. Así lo han estimado desde la compañía, donde han agregado que el presupuesto debe ser invertido en preparar la mina, construir la planta de beneficios, el puerto que es de alta tecnología y la planta desaladora. “Sólo en esas etapas, se requerirán cerca de 10 mil empleos directos, pero hay que considerar que la cifra por la cual uno tiene que multiplicar los empleos directos es más o menos 2,5, por lo tanto, estamos hablando de 30 mil empleos que va a generar la construcción”, ha dicho Garrido en entrevista con diario El Día. En tanto, en operación, es decir, por los 26 años que se extendería el proyecto, serían 1.450 empleos directos y 4.500 de forma indirecta, por lo tanto, se trata de cerca de más de 6 mil empleos en la región.

En tanto, cuando Dominga esté operando, pagará impuestos y royalty por US$140 millones al año, aseguran desde la firma.

La reacción de la comunidad

Desde Andes Iron han asegurado que el 90 % de la comuna de La Higuera está apoyando la iniciativa, “sin embargo esto no quita que exista un 10 % que respetamos, pero que tiene otra manera visión de modelo de desarrollo para la comuna de La Higuera”, ha explicado Iván Garrido a diario El Día. Y es que el proyecto ha generado alcances de proporciones tanto entre las comunidades que se verán afectadas directamente en La Higuera, como también en el ámbito político.

En primera instancia y como último precedente sobre las acciones de la comunidad, la semana pasada, 36 líderes de la comuna de La Higuera llegaron hasta La Serena para presentar sus puntos de vista en cuanto a un acuerdo marco donde ratificaron su venia con el proyecto Dominga.

Asimismo, el día martes de esta semana la comunidad de La Higuera manifestó su respaldo al proyecto Dominga con una marcha pacífica en la ruta 5, a la altura del cruce La Higuera.

Los alcances políticos

Por otro lado, y desde el punto de vista político, diversas reacciones ha generado el proyecto minero. Recientemente se consignó que mientras hay líderes de la zona que aprueban la iniciativa porque aseguran que esta traería opciones de progreso y desarrollo económico para la comunidad, algunos parlamentarios han rechazado su instalación. En este sentido, el diputado Luis Lemus, Raúl Saldívar, Daniel Núñez e incluso el ex secretario de Estado Marcelo Díaz, han manifestado su rechazo al proyecto. Este último consignó a diario El Día que “hoy sigo creyendo que cualquier emprendimiento minero de la envergadura de Barrancones como termoeléctrica o de Dominga como proyecto minero pone en riesgo un patrimonio único en el mundo que está aquí en nuestra región”.

En tanto, hay autoridades que sí lo respaldan y han pedido que se respete la institucionalidad ambiental, como el caso de Sergio Gahona y Matías Walker.

Por su parte, Matías Walker opina que “si el proyecto cumple con la normativa ambiental tiene que ser aprobado; si el proyecto no cumple  con la norma ambiental tiene que ser rechazado”.

Para Sergio Gahona, la región necesita crecimiento y desarrollo, esto porque por varios años la zona tuvo la tasa de desempleo más baja de Chile y hoy día es una región que está en decrecimiento.

Las cifras de la minería en Chile y la región

En los últimos 35 años, la minería ha aportado a Chile más del 10% del ingreso nacional, más del 15% de los impuestos y más del 20% de la inversión, explican desde Andes Iron, controladora de Dominga. Si bien en el período comprendido entre 2011 y 2014 la inversión minera en Chile sumaba US$100.000 millones en proyectos y 70% estaba activo, actualmente no sólo ha caído la inversión a US$68.000 millones, sino que además, más de la mitad de los proyectos están detenidos.

Adicionalmente, en el último ranking del prestigiado centro de estudios canadiense Fraser Institute, Chile, pasó de ocupar el cuarto lugar a nivel mundial el 2013 a ubicarse en el puesto treinta y nueve. Por primera vez en la historia, Chile fue superado por Perú que ocupa la mejor posición en América Latina. Para la construcción de este ranking, se consideró, además de  la potencialidad geológica, que se mantiene inalterable, variables del ambiente político y de regulación en la toma de decisiones de los inversionistas.

En la región de Coquimbo, el 35% del PIB regional es aportado por la minería, y representa más del 33% del empleo regional.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X