• El encuentro se llevó a cabo en Enjoy Coquimbo, un foro que reunió a cientos de empresarios en torno a la temática de instalar una mega minera en la región.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Durante el encuentro, Iván Garrido, presidente de Andes Iron (controlador de Dominga), Bernardo Larraín, presidente de Sofofa y académicos de la UCN, ahondaron en el impacto sobre el PIB regional y la creación de puestos de trabajo que conllevaría la aprobación del proyecto minero portuario y los detalles de su implementación.

Más de 350 empresarios y habitantes de la región asistieron el día de ayer al foro “Perspectivas económicas e impacto del Proyecto Dominga en la economía regional y nacional”, organizado por la Escuela de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Norte (UCN), la Corporación Industrial para el Desarrollo Regional de la Cuarta Región (Cidere) y Andes Iron.

Se trató de una de los tantos encuentros al que han asistido los ejecutivos de Dominga tanto en Santiago como en la región de Coquimbo, para explicar los alcances económicos que tendría el proyecto, —de ser aprobado—, y el manejo medioambiental que proponen. Esto, con la intervención de académicos como Cristián Morales, director de la Escuela de Ciencias Empresariales de la UCN; el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril, Bernardo Larraín, y el mismo presidente ejecutivo de Andes Iron, Iván Garrido.

En nuestra región específicamente, hace un mes Dominga se reunió con el empresariado ligado a la industria de la construcción, a través de la Cámara Chilena de la Construcción de La Serena. Y ayer jueves 13 de julio fue el turno del grueso del empresariado de la región, quienes además tuvieron la oportunidad de disipar varias de las dudas que tienen, como los detalles de su implementación, dónde se ubicarán las oficinas corporativas, o cómo pretende Dominga manejar la contratación de mano de obra para la faena, ya que una de las grandes ocupaciones de los habitantes de la región, es que ella sea netamente local.

DOMINGA BUSCA CAPACITAR A LA MANO DE OBRA LOCAL

Uno de los puntos en los que enfatizó Garrido, es que buscan desde ahora capacitar la mano de obra local para que los interesados en trabajar en Dominga, cuenten con las competencias necesarias y cumplan a cabalidad con los requerimientos que la empresa pide.

“Buscamos que el grueso de los trabajadores de Dominga vivan en Coquimbo o donde ellos quieran vivir, pero en la región. Así, ellos podrán ir a la faena y volver a sus hogares. De esa manera se descongestiona el impacto que tiene una minera de este tamaño asociado a la cantidad de trabajadores  que requiere. Esta es una decisión de diseño que nosotros tomamos después de una larga reflexión. La permanencia en la región de los ejecutivos de Dominga es real”, explicó durante su exposición.

Y es que, según señaló el ejecutivo, en términos de trabajo efectivamente se requiere mano de obra importante, pero capacitada. “Para esto, la próxima semana haremos una feria laboral que buscará que Dominga se encargue ahora de apoyar a las personas que quieren trabajar con la minera y puedan tener las competencias laborales que se requieren”, dijo.

ALCANCES EN PIB REGIONAL Y EMPLEO SON IMPORTANTES

Cristián Morales de la UCN, expuso junto a Pablo Pinto, director del Magíster de Ciencias Empresariales de la casa de estudios, principalmente sobre los alcances en términos del aumento del Producto Interno Brut (PIB) y generación de empleos que tendría la minera en caso de aprobarse. “Sabemos que todos los proyectos económicos se deben mirar desde una perspectiva integral y nuestra propia universidad le tomó mucho el peso a la parte medioambiental. Por eso, quisimos apartar el estudio hacia otra dirección, que es la calidad de vida de las personas, y ellas para poder vivir bien, necesitan trabajar”, explicó Morales. Así, los expertos señalaron que Dominga tiene impactos importantes en la producción regional. Si bien la capa de inversión son US$2.500 millones, cerca de US$1.000 millones se quedarían en la zona. Esto generaría un efecto multiplicador que finalmente sumaría US$ 2.500 en tres años.

“En términos de empleo, estimamos que el valor total de los puestos de trabajo que se van a generar bordea los 2.500 empleos de manera directa y 1.500 indirectamente. Son 4 mil trabajos en total en la etapa de operación, y 16 mil en la de inversión, que son tres años”, precisó el académico.

SOFOFA APOYA PROYECTOS QUE ATRAIGAN INVERSIÓN Y GENEREN EMPLEOS

Por su parte, Bernardo Larraín de Sofofa, señaló que proyectos como Dominga siempre serán bienvenidos, sobre todo aquellos que generan empleos y cadenas productivas. “Parte del estudio que hizo la UCN demuestra que la gran minería genera empleos de mejor calidad y esos encadenamientos productivos que tanto buscamos, con proveedores y emprendimientos locales, y ese es un desafío que Chile enfrenta hoy. Es un ciclo que se debe reactivar a la brevedad”, puntualizó.

En cuanto a cómo apoyaría Sofofa a la formación técnica y empresarial de la región, Larraín dictaminó que el gremio está trabajando en un centro de apoyo al desarrollo de la pequeña y mediana empresa, tanto de regiones como de la capital. “Esto, precisamente para que las pymes se transformen en un posible proveedor de las grandes compañías. Esto requiere capacitaciones, mejorar gobiernos corporativos, estándares de seguridad, ojala subir la productividad, etc. Es un plan de trabajo que está en etapa de diseño”, explicó.

En términos regionales, el presidente del gremio afirmó que están levantando un comité permanente regional y sectorial donde Daniel Mas, presidente de Cidere, está participando.

“La Sofofa es fuerte por las empresas socias, pero sin duda por la presencia regional que tiene”, opinó.

DOMINGA NO SE VERÁ EN EL PRÓXIMO CONSEJO DE MINISTROS

Cabe destacar que sobre la tramitación ambiental (donde Dominga espera el dictamen final por parte del Comité de Ministros), este citó a reunión para fines de julio, ya que volverá a opera este 25 de julio a las 8:00 horas. Sin embargo, Dominga no se encuentra entre los temas a revisar. Con todo, Iván Garrido aseguró que no creen que esto sea una mala señal. “No necesariamente que no estemos en la tabla de julio, es una mala noticia. Al revés, esperamos que en agosto el Comité de Ministros ponga en su programa a Dominga y defina la fecha de decisión”, explicó Garrido.

Es necesario recordar que la Comisión tiene hasta agosto para dirimir sobre si el proyecto minero portuario se lleva a cabo o no.

En lo próximo, se espera que el Comité de Ministros resuelva en la reunión de fines de julio, el futuro de tres proyectos por US$230 millones aproximadamente, dos de los cuales están enfocados en el segmento sanitario.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X