Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Las labores vía remota han generado un incremento en las cuentas de energía, las que tendrían un alza de hasta un 17%. En este punto, desde la seremi del Trabajo, aclaran que el empleador debe proporcionar las condiciones necesarias para el desarrollo de la actividad.

Las predicciones a comienzos de la pandemia ya se comienzan a ser realidad entorno a los aumentos de gastos en el hogar como la electricidad y el agua.

Este escenario se visualiza tras las cuarentenas y a la vez, el alto porcentaje de trabajadores que desempeñan sus labores al interior del hogar.   

Andrés Piñones se encuentra en modalidad de teletrabajo desde la primera quincena de marzo. Explica que esta experiencia ha significado una constante adaptación. “Es algo que agradezco por parte de mi empresa, considerando la compleja situación socioeconómica y laboral que hay en el país por los miles de despidos. Lo que más difícil se me ha hecho es ajustarme a mis propios tiempos y a la vez, la comodidad del hogar ha ido transformándose en algo monótono”, precisa Piñones.   

En cuanto a los gastos del hogar, el trabajador también ha notado cambios, “desde que comenzó la pandemia ha subido el valor de los insumos básicos sobre todo en la luz, ya que el computador está encendido la gran parte del día, a eso se suma la calefacción ya que hemos tenido meses muy fríos y siempre tuve una estufa eléctrica que gastaba mucho”, sostiene.   

De esta manera, muchos hogares han visto el aumento de sus gastos y así lo evaluó un estudio realizado por la Universidad de Talca, donde explica que, en una casa de cuatro personas, dos adultos y dos niños, todos realizando sus labores de forma remota, el consumo energético podría aumentar en un 17%, generando un alza de aproximadamente $3.500 en la cuenta de la luz.  

Desde el mes de abril, Daniela Cifuentes ha tenido que adecuar un espacio de su casa para trabajar. Ha intentado ajustar una silla que le permita estar cómoda durante la jornada, ya que no cuenta con una silla ergonómica. “Mi puesto de trabajo en la casa no es muy cómodo y he tenido que coordinar todas mis labores con la jefa de oficina para que ella pueda enviarme el trabajo y a la vez yo hacerlo en el día. Hemos realizado una planificación de todo lo que se hace mensualmente”, explica.   

Ante las nuevas condiciones laborales, el seremi del Trabajo, Matías Villalobos, señaló que desde el inicio la pandemia, el aumento de los trabajadores a distancia o teletrabajo se ha evidenciado de sobremanera. “Respecto a las condiciones que debe tener el trabajador, la ley señala que es responsabilidad del empleador proveer de las herramientas, materiales y los equipos necesarios para desarrollar la labor. Incluso es su obligación entregar elementos de protección personal”.  

Otro de los puntos que deben estar establecidos bajo esta modalidad según explica el seremi, es que el empleador “tiene el deber de informar por escrito al trabajador a distancia o teletrabajador acerca de los riesgos que implican sus labores, de las medidas preventivas y de los medios de trabajo correctos para desempeñar sus servicios”.  

Al respecto, Villalobos enfatizó que “el llamado del Gobierno y en particular desde el Ministerio del Trabajo, es a que tanto empleadores como trabajadores, lleguen a acuerdos mediante el diálogo a fin de que puedan hacer valer sus derechos y cumplir sus deberes a cabalidad”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X