• Aunque el nivel de los embalses de la región es más bien alto, hay que recordar que la situación hídrica de la región continúa siendo preocupante.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Según las organizaciones de Choapa, Elqui y Limarí, el año 2018 fue mejor de lo que esperaban, sin embargo las perspectivas para el nuevo ejercicio no son tan auspiciosas. Con todo, llaman a ser cautelosos y responsables en el uso del agua en lo que a riego se refiere.

El alto nivel de embalses en la Región de Coquimbo (están en un 77% en promedio), no necesariamente está dictando una temporada auspiciosa en lo que a acumulación de agua se refiere para 2019. En entrevista con diario El Día, las Juntas de Vigilancia de la zona, —encargadas de la gestión del recurso hídrico—, hicieron un balance de lo que fue 2018 y cómo están perfilando este nuevo año.

Según las organizaciones de Choapa, Elqui y Limarí, el año pasado fue mejor de lo que esperaban, sin embargo proyectan un 2019 crítico por el bajo nivel de nieve en la cordillera. Con todo, llaman a ser cautelosos y responsables en el uso del agua en lo que a riego se refiere.

77% es el promedio en el que están los embalses de la Región de Coquimbo.

El balance de las Juntas de Vigilancia

Pelayo Alonso, presidente del directorio de la Junta de Vigilancia del Río Elqui y sus afluentes, explicó que el año 2018 fue un año que les entregó cierto grado de tranquilidad para operar debido a las reservas que se observan tanto en el embalse La Laguna como en Puclaro. “Sin embargo, nos sigue preocupando el bajo índice que registra la lluvia y nieve acumulada en la cordillera. La más clara evidencia de la falta de nieve es el nulo aumento de caudales producto de deshielos”, comentó a diario El Día.

Asimismo, Alonso, aseveró que el trabajo que desarrollan desde la organización “consistió en ser muy cauteloso y proponer a la asamblea de usuarios un desmarque del 37,5%, lo que permite enfrentar la temporada de riego con bastante tranquilidad, otorgando cierta normalidad a las actividades productivas”.

Con todo y en Elqui al menos, los embalses están cumpliendo su objetivo, el cual es regular. Para otorgar esta tranquilidad operacional, durante esta temporada 2018 – 2019 se hará uso de hasta 50 millones de metros cúbicos, los que se encuentran acumulados en el Embalse Puclaro.

“Para este nuevo período seguimos trabajando en un escenario prolongado y sostenido de sequía.”

Por otro lado, desde la JDV de Limarí, su presidente José Eugenio González sostuvo que si bien entre 2015 y 2017 lograron acumular bastante agua, —en general los embalses Recoleta, Cogotí y Paloma, están sobre el 70%—, la situación sobre embalse es preocupante, es decir, en la cordillera. “Sobre embalse, la situación es más crítica porque en la cordillera casi no queda nieve y los caudales se han reducido bastante a partir de la primera semana de enero. Redujimos la dotación a sobre embalse a 0,8 litros por segundo y podríamos llegar a febrero con 0,6 litros por segundo”, adelantó.

En general la situación en Limarí para 2019 se ve críticas pues tanto la nieve como las precipitaciones han sido pocas. “Lo que sí es que algunos meteorólogos de la Universidad de Chile, como Hernando Santibáñez, indican que las condiciones de temperatura en el mar predicen un buen año”, reveló González.

Finalmente, Luis Lohse, presidente de la JDV de Choapa, confirmó que el año pasado hubo una situción similar al año 2014 y 2015, ya que hubo falta de lluvia y de nieve, pero lo lograron enfrentar bien. “Esperábamos un año más difícil del que tuvimos. Y el desempeño de este 2019 depende de cuánta nieve caiga, más que la lluvia. En mayo, septiembre y diciembre se proyecta la situación, pero esperamos pasarlo con las mismas dificultades de 2018. La verdad es que los últimos años nos han enseñado a cuidar el recurso de forma permanente, pues la sequía está para quedarse, lo que al mismo tiempo nos ha permitido regular mejor el agua”, concluyó Lohse.

“Sobre embalse, la situación es más crítica porque en la cordillera casi no queda nieve y los caudales se han reducido bastante a partir de la primera semana de enero”, José Eugenio González, presidente de la JDV de Limarí.

Nivel de embalses en la región alcanza un 77% en promedio

Aunque el nivel de los tranques es más bien alto, hay que recordar que la situación hídrica de la región continúa siendo preocupante. Con todo, el embalse más grande de la región, La Paloma, totaliza un 70% de lleno, con 538 millones de metros cúbicos.

Además, según el último Informe Hidrométrico de la Dirección General de Aguas de la Región de Coquimbo al 31 de diciembre de 2018, sólo un embalse de la zona está en su 100%, correspondiente a La Laguna, totalizando 38,14 millones de metros cúbicos. Esto, después de que en enero del año pasado cinco de los ocho tranques de la región estuvieran en su capacidad máxima y totalizaran 1.159 millones de metros cúbicos de agua, teniendo a los embalses en un 90% de llenado. Sin embargo, doce meses después el nivel bajó a un 77%.62-01i

El detalle del nivel de los embalses

En porcentajes de lleno, sólo un embalse de la zona está en su 100%, correspondiente a La Laguna, totalizando 38,14 millones de metros cúbicos. Le sigue el embalse Puclaro, que totaliza un 93% de su capacidad máxima, con 194,96 millones de metros cúbicos. Luego se posiciona Recoleta con un 88% y 76 millones de metros cúbicos, seguido de Corrales con un 87% y 43 millones de metros cúbicos. El Bato por su parte mantiene 21,54 millones de metros cúbicos con el 84% del total, Con todo, el embalse más grande de la región, La Paloma, totaliza un 70% de lleno, con 538 millones de metros cúbicos.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X