• Tal como se esperaba, se generaron obstrucciones y daños en los diferentes canales.
Crédito fotografía: 
Junta de Vigilancia de Río Elqui
Las organizaciones de regantes de la región de Coquimbo avanzan en catastro de daños de canales tras las lluvias. Las juntas de vigilancia y canalistas han estado en terreno verificando el estado de canales para reponer el riego a la brevedad en sectores con problemas.

Tras las lluvias ocurridas entre el 10 y 12 de mayo pasado en la región, las organizaciones de regantes vieron cómo los embalses incrementaban su volumen de agua embalsada, lo que es un beneficio para la agricultura; sin embargo, tal como se esperaba, se generaron obstrucciones y daños en los diferentes canales.

Según informa la Junta de Vigilancia de Río Elqui, el sector agrícola más afectado corresponde al sector bajo del Embalse Puclaro; en cuanto a las compuertas de entrega a los canales, el 71% presenta daños y embancamiento. En tanto, el 82% de las aducciones se encuentran embancadas con materiales y sedimentos. “Esta infraestructura permite el riego de 7.312 hectáreas de cultivos de ciclo corto, los mas vulnerables a la falta de riego”, indica la Presidenta de la Junta de Vigilancia de Río Elqui, Mariela Arqueros.

“Respecto a lo ocurrido en la primera sección del río, aún se trabaja en el levantamiento de daños, y terminada dicha evaluación informaremos a las autoridades para solicitar apoyo e ir en su ayuda de dicho sector”, comentó Mariela Arqueros, quien agregó que lo que se requiere sin duda en carácter de urgencia, es encauzar el río y quebradas para poder trabajar y habilitar las entregas de los canales al más breve plazo, sobre todo en las quebradas de Marquesa y El Arrayán.

ACUMULACIÓN DE SEDIMENTOS

El presidente de la Junta de Vigilancia de Río Hurtado, Hugo Miranda, señaló que producto de la crecida desmedida del río que en algunos tramos iba de lado a lado en el valle, causó gran cantidad de acumulación de sedimentos, los que afectaron una cantidad considerable de los 300 kilómetros de canales de regadío con que cuenta nuestra comuna. “Como organización de riego lo que nos afecta de manera más directa fue la gran cantidad de acumulación de lodo y escombros vegetales que arrastró el cauce del río y tapó totalmente las cubetas de los canales, ocasionando embanques y cortes en aproximadamente el 90% de nuestros canales”, explicó Miranda. En algunos casos el canal definitivamente desapareció, necesitando realizar una reconstrucción de estos tramos de longitud considerable, aseguran los regantes.

“Como estamos a tres meses de iniciar la temporada de riego, es urgente tener habilitados el 100% de nuestros canales, de lo contrario no se podrá regar en el periodo de brote, donde las plantas necesitan ser regadas abundantemente, de lo contrario se puede ver afectada considerablemente la cantidad y la calidad de la producción”, indicó Hugo Miranda.

LA SITUACIÓN DE LOS EMBALSES EN VOZ DE LOS DIRIGENTES

Respecto a la situación del Río Choapa, Luis Lohse, residente de la Junta de Vigilancia de Río Choapa explicó que a petición de la Dirección de Obras Hidráulicas, dejaron al menos 5 millones de metros cúbicos menos en el embalse Corrales para recibir las precipitaciones. La Junta de Vigilancia terminó la temporada de riego con entrega de caudal de un 50%, lo que permitió que todos los agricultores pudieran enfrentar de buena forma las lluvias y que no fueran afectados.

En cuanto a la lluvia caída en Salamanca se registra un total de 123,5 milímetros, una cifra importante, ya que los regantes no están acostumbrados a esa cantidad de agua caída.

En tanto, en Coirón hubo 125 mm y en Canela 122 mm y mayor impacto en el sector de Huintil con 218, 2 mm.

“El embalse Corrales después de las lluvias registra 46 millones de m3, lo que significa que recuperamos 2 millones de m3, lo cual nos permite además enfrentar de buena forma las próximas lluvias anunciadas”, agrega el Presidente de la Junta de Choapa.

Canal Camarico informó daños en canal derivado Graneros por daño en una tubería por bajada de una quebrada y en Huallillinga se produjo desmoronamiento en un sector del canal.

En Illapel, el Director de la Sociedad Agrícola del Norte, Ignacio Millet, indicó que el hecho más complicado fue el desborde de un canal que es obra complementaria de Embalse El Bato en el sector La Colonia y que implicó bloqueo en otros dos canales cuyo escurrimiento de agua dañó equipos de riego, inundando parcelas y un cultivo de paltos.

Dentro de esta semana las organizaciones finalizarán sus análisis y comenzarán obras de reparación de los canales de la región.

LA FRASE

“Es urgente tener habilitados el 100% de nuestros canales, de lo contrario no se podrá regar en el periodo de brote, pudiéndose ver afectada la cantidad y la calidad de la producción”, indicó Hugo Miranda, presidente de la Junta de Vigilancia de Río Hurtado.

 

LA CIFRA

123,5 milímetros de agua caída se registraron en Salamanca, una cifra importante, ya que los regantes no están acostumbrados a esa cantidad de agua caída.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X