• En entrevista con diario El Día, el director regional del Sence, Carlos Covarrubias, señaló que los cambios que se proponen a la ley buscan impactar en los resultados de la labor del servicio.
Crédito fotografía: 
El Día
Con el fin de actualizar el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, Sence, la semana pasada el gobierno anunció cambios en el sistema. Con ellos, la institución busca responder a las demandas del mercado laboral actual y futuro.

Cambios en los servicios del Estado, que buscan su modernización, es la tónica que ha marcado el primer año del actual gobierno.

Instituciones como Corfo han introducido cambios en su tejemaneje para atraer mayor inversión y mejorar los procesos y productividad del país. Y el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, Sence no se ha quedado ajeno a esto.

Con el fin de actualizar la institución, la semana pasada el gobierno anunció cambios en el sistema. Con ellos, la institución busca responder a las demandas del mercado laboral actual y futuro.

En entrevista con diario El Día, el director regional del Sence, Carlos Covarrubias, señaló que los cambios que se proponen a la ley buscan impactar en los resultados, y tienen que ver con movilizarse hacia la ejecución de los recursos por parte de la empresa en términos de capacitación. “Buscamos que la capacitación se realice de verdad, por la empresa para sus trabajadores”, dijo el funcionario público.

 

¿Cuál es la razón detrás de la reforma del Sence?

“El Sence está cambiando en tres aspectos: el enfoque en resultados, Sence para el empleo, y Sence para el futuro. Los cambios que se proponen a la ley buscan impactar en los resultados, y  tiene que ver con movilizarse hacia la ejecución de los recursos por parte de la empresa, en términos de capacitación; es decir que la capacitación principalmente se realice de verdad, por la empresa para sus trabajadores”.

 

¿Cuáles son los principales cambios que se proponen?

“En términos de resultados está, por ejemplo, los pagos por empleabilidad, que tienen que ver con beneficiar o premiar a los OTEC en la medida que logren hacer intermediaciones laborales efectivas, y mientras más personas que terminen una capacitación y queden trabajando, también mayor va a ser el incentivo para estas. A la inversa también tiene un efecto, independiente del compromiso que se adquiera por parte del OTEC, si no logran cumplir ese compromiso también ese va a ser un indicador en el futuro respecto del desempeño del organismo. Y es así como se va a hacer un sistema de elección de los cursos en función de la empleabilidad, es decir, en las licitaciones futuras, a mayor colocación de personas, mayor oportunidad y mayor puntaje para entrar a las licitaciones van a tener los OTEC.

También se está implementando una plataforma abierta disponible para todas las personas, para ver allí la opinión de los propios alumnos que han participado de los distintos cursos, y de los distintos OITEC, teniendo una especie de calificación que le va a permitir también a los trabajadores y a las personas elegir los distintos organismos de acuerdo a sus resultados.

En términos de empleo, uno de los nuevos programas denominado Reinvéntate, tiene que ver con la posibilidad que se está brindando a las personas que quedan cesantes por alguna razón, poder reconvertirse y poder participar de capacitaciones que les permitan reincorporarse al mundo laboral en un oficio similar al que tenía o en algo distinto.

 

“Hasta el año 2018, la inversión promedio está bordeando los 3.600 millones de pesos en términos globales de capacitación”, Carlos Covarrubias, director regional del Sence.

 

¿Hay medidas que beneficien a los adultos mayores?

“Sí. Con la mirada a evitar la discriminación de los adultos mayores, se harán cambios en términos de los rangos de edad de las personas que pueden participar de los programas SENCE, básicamente, extendiendo la edad desde los 16 años hasta los 99, sin mayores restricciones, con lo cual se abre el campo para que todas las personas puedan participar de los distintos programas.

Además, estamos trabajando con nuestro Sence Móvil que permite acercarnos, principalmente, a las zonas más aisladas con una gama de oferta  laboral que también la obtenemos de las propias empresas (Bolsa Nacional de Empleo).

Finalmente, también avanzamos hacia la tecnología. Hay varias plataformas abiertas disponibles de cursos gratuitos online, abiertos a toda la comunidad, y estamos trabajando también con un programa de talento digital  que pretende capacitar a más de 16.000 personas a lo largo de todo el país, pero justamente en un levantamiento que se está haciendo respecto de las necesidades que visualizan las propias empresas en términos de los trabajos futuros”.

 

¿Cuál es la inversión anual que hace el Sence en cursos? ¿Cuál es la cifra para la Región de Coquimbo?

“Hasta el año 2018, la inversión promedio está bordeando los 3.600 millones de pesos en términos globales de capacitación, franquicia, y todo el mix de productos de SENCE, y para el año 2019 estamos bordeando una cifra cercana a los 4 mil millones en diversos programas”.

 

¿Hay alguna medida que involucre a los empleadores en la capacitación de sus trabajadores?

“Uno de los propósitos de los cambios en la ley tiene que ver con estimular también el que el empleador se involucre más profundamente con las capacitaciones que realiza. Hoy la lógica de los cambios tiene que ver con eso. En la medida que la empresa se sienta responsable de que está aportando una parte de la capacitación de sus trabajadores, obliga a que se sientan partícipes y responsables de aportar a la definición de las tipologías de capacitación. Lo ideal es que una empresa cualquiera capacite a sus trabajadores en materias que de verdad aporten a la productividad. El espíritu es que si el trabajador se desarrolla, si mejora su competencia laboral, sin duda que va a provocar una mejora en el rendimiento de la firma, y eventualmente, el crecimiento de ella. Una empresa al crecer y al desarrollarse también va generando más empleos, entonces es un círculo virtuoso. Por eso es que el énfasis está, justamente, en que las compañías hagan más capacitación y que la hagan de manera pertinente a su propio quehacer y a sus propias proyección de desarrollo”.62-02i

Sence tiene nueva web

Junto con el anuncio de la reforma, se inauguró una nueva plataforma web para el Servicio, que permite entre otras cosas evaluar los cursos tomados por los beneficiarios.

El nuevo Sence estará diseñado, aseguran, para abordar la problemáticas del empleo en el futuro del país, pensando en los nuevos puestos que se necesitarán con la cuarta revolución industrial.

Según planteó el director nacional del Sence, Juan Manuel Santa Cruz, “la transformación digital ya es una realidad que se está viviendo en los más diversos rubros y todos los trabajadores vamos a tener que prepararnos para los cambios que vienen”.

El ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, acotó que “lo que estamos haciendo hoy con el proyecto de ley es que los casi 400 millones de dólares que se gastan en capacitación se gasten bien, en los empleos que requieran y que no sólo lleguen a las grandes empresas sino que también a las pequeñas y medianas”.

Entre otras modificaciones al sistema de capacitación, según consignó Radio BíoBío, se buscarán mejoras en la distribución de recursos que se manifiesten en mejoras a la calidad del empleo y las remuneraciones, además de un mayor enfoque en la inclusión y permanencia de las personas en el trabajo con políticas diseñadas para abordar las distintas etapas de la vida.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X