• Fernando Arab se crió y estudió en Ovalle. Estudió Derecho en la Universidad Católica y después de trabajar en el mundo privado, fue reclutado como subsecretario del Trabajo en el primer gobierno de Piñera, cartera que hoy vuelve a dirigir.
Crédito fotografía: 
Cedida
La autoridad de la cartera del trabajo —oriundo de Ovalle— comentó que es esencial mejorar la calidad de los empleos en el país y en la región, para lo que llevarán con especial énfasis, capacitaciones a los trabajadores en la zona de Coquimbo, como en el resto de Chile. Además, comentó que trabajarán en una ley que regule el trabajo a distancia, entre otros.

Fernando Arab se crió y estudió en Ovalle. Al salir de cuarto medio, emigró a Santiago a estudiar Derecho en la Universidad Católica, donde dejó huella por su sobresaliente desempeño. Después de una década de trabajar en el mundo privado, fue reclutado por Sebastián Piñera en su primer gobierno para aterrizar en el cargo de Subsecretario del Trabajo, cartera que hoy, en el segundo gobierno de Piñera, vuelve a dirigir. Es un “talento exportable”, dirían algunos regionalistas. Lo cierto es que Arab (36 años), gracias a su expertise, ha conocido de cerca las demandas laborales de los chilenos, las grietas del sistema y las nuevas tendencias que deben adoptarse en el mundo del trabajo para no caer en un régimen desactualizado.

En entrevista con diario El Día, Arab profundizó en la importancia de crear una ley para el trabajo a distancia; en la inclusión de la mujer y de la juventud en el mundo laboral y de generar más y mejores en empleos, con énfasis en la capacitación de las aptitudes.

¿Cuáles son los desafíos de la Subsecretaría del Trabajo en materia laboral?

“La principal meta que tenemos como gobierno en nuestra materia es volver a recuperar la capacidad de creación de empleos dignos y de calidad, es decir, puestos al menos con contrato de trabajo y con pago de cotizaciones. Y es que en los últimos años las plazas que se crearon en Chile fueron fundamentalmente en el ámbito público, con más del 70% del total. Mientras que en el sector privado se destruían empleos. De hecho, en los últimos doce meses se perdieron 36 mil empleos asalariados del sector privado. Este es uno de los mandatos centrales de la cartera, que por lo demás, tendrá repercusiones positivas en las pensiones.

El segundo mandato es mejorar la tasa de participación de las mujeres y los jóvenes en el mercado del trabajo. Para eso estamos trabajando en varias propuestas y una de ellas es la sala cuna universal, que ya lo propusimos en 2013, pero lamentablemente no avanzó mucho en el Congreso. En esta misma línea, queremos proponer una ley que regule el trabajo a distancia. Estamos en un mundo globalizado por lo tanto tenemos que adaptarnos a las nuevas tecnologías y a las nuevas formas de trabajar. Asimismo, impulsaremos un estatuto para el trabajado estudiante, para facilitar las condiciones de aquellos que necesiten complementar sus estudios con una actividad remunerada.

Por último, otra meta de la cartera es la modernización de las instituciones, tanto de la Inspección como de la Dirección del Trabajo”.

¿Qué iniciativas públicas y privadas se deben crear para recuperar la recuperación de empleos? Sobre todo en la región de Coquimbo, donde el mercado ha estado de capa caída por varios años.

“Al revisar las cifras de empleo de la región de Coquimbo, estas se han mantenido estables, dentro de su precariedad. Con todo, hay un fuerte desafío en la zona en materia de minería y de generación de servicios por el turismo. Yo conozco la región porque me crié ahí, y creo que es una zona con un tremendo potencial en términos de trabajo. Es una región que históricamente ha sido postergada, donde los proyectos de inversión generalmente no se instalan, y por lo tanto es un lugar donde hay que trabajar desde el punto de vista laboral, pero también en conjunto con el ministerio de Economía y subsecretaría de Turismo para fomentar la instalación de industrias. Es una región en la que hay que invertir, y por parte de la subsecretaría del Trabajo estaremos fuertemente comprometidos con planes de capacitación dirigidos a la zona y con planes de acompañamiento y de oportunidades para los cesantes de las distintas comunas de Coquimbo”.

El proyecto de ley que avanza en el Congreso respecto de aumentar las vacaciones ha puesto a varios de buen humor, ¿cree que podrá conjugarse bien con la productividad del país?

“El programa del presidente Piñera propone aumentar en 5 días las vacaciones, disminuyendo 3 feriados. Y es que no queremos ser populistas. Estamos de acuerdo en el aumento de los días libres, pero esto no puede significar seguir estacando a nuestro país. Chile viene saliendo de cuatro años económicamente muy malos. El gobierno saliente nos deja con un crecimiento paupérrimo, con una gran pérdida en el empleo asalariado que se ha retrotraído y no podemos perder eso de vista. No podemos dar vacaciones sin preocuparnos del crecimiento. Por lo tanto si bien estamos de acuerdo con dar más tiempo a los chilenos para sus actividades extra programáticas y de recreación, también se debe hacer con un equilibrio para lograr, justamente, mantener la productividad”.

¿Qué balance hace de la Reforma Laboral que llevó adelante la administración anterior? ¿Es necesario hacer cambios?

“Creo que a priori, hay cosas muy buenas en la reforma,  como por ejemplo el aumento de la tasa de sindicalización, que es un hecho importante y positivo, aunque aún no está claro que esta alza se deba a la reforma. También destaco el hecho de que el tema “trabajo” esté en la mirada de las empresas, en este sentido la reforma visibilizó los derechos colectivos y ese es un tremendo avance.

Sin embargo como aspectos negativos, creo que quedaron algunos puntos poco claros que llevan a cierta incerteza jurídica en algunos aspectos importantes de la reforma. Esto ha significado que hoy existan distintas interpretaciones respecto de un mismo asunto y que indirectamente afectan a la paz social, pues llevan a conflictos.

Por eso, si bien ya hemos dicho que nos interesa hacer una reforma dela reforma laboral, esto no quita que hagamos algunas modificaciones específicas, ya sea vía administrativa a través de la Dirección del Trabajo, o por vía legal a través de un proyecto de ley. Hay algunos puntos que efectivamente deben revisarse, como por ejemplo grupos negociadores, servicios mínimos o derechos en general”. 62-04

“Coquimbo es una región en la que hay que invertir, y por parte de esta cartera estaremos fuertemente comprometidos con planes de capacitación dirigidos a la zona”. Fernando Arab, subsecretario del Trabajo.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X