• Durante la jornada de trabajo participaron encargados de las oficinas de información laboral de los diferentes municipios de la región.
Crédito fotografía: 
Cedida
Una de las conclusiones del comité de expertos es que hay mayor demanda por trabajos específicos, —como ceramistas o instaladores de terminaciones—que antiguamente no eran bien considerados porque tenían niveles de ingreso inferiores. No obstante, los sueldos de estos empleos han ido subiendo, llegando incluso a doblar el de trabajadores agrícolas o mineros.

Una nueva jornada de entrega de resultados llevó a cabo el Observatorio Laboral de Coquimbo, instancia en que expertos analizan las condiciones del empleo para la cuarta región.

Según parte del informe que se dio a conocer esta semana, se concluyó que sigue habiendo un decrecimiento en términos de empleo en el sector de la minería, y una disminución de los ingresos relativos del sector; sin embargo se ha detectado es que hay rubros que se están especializando, por ejemplo, el de la construcción.

Así lo explicó Pablo Pinto, director del Observatorio Laboral de Coquimbo, quien señaló que hay una clara falta de personal especializado en obras donde, antiguamente, las tareas que se aprendían con el tiempo. “Entre ellas se cuentan ceramistas, instaladores de baños, entre otros, que hacen terminaciones de obra. Lo que se observa es que hay mayor demanda por trabajos específicos, que antiguamente no eran considerados porque tenían niveles de ingreso inferiores. No obstante, los sueldos de estos requerimientos han ido subiendo, llegando incluso a doblar el sueldo de trabajadores agrícolas o mineros”, precisó.

Esto, explicó el experto, se debe a la complejidad del sector y también a que la oferta ya no sólo se reduce a casas, sino que se ha ampliado a edificios, grandes obras de infraestructura pública como carreteras, puertos o túneles. “Es para estas nuevas obras que justamente se requiere personal especializado”, dijo Pinto.

CONTRATACIÓN DE EXTRANJEROS AL ALZA

En la agricultura también se da un fenómeno similar. Si bien siguen siendo valoradas las labores técnicas, como la poda o el packing, la productividad sigue relacionada a los años de experiencia y a la especialización de las personas.

Otro elemento que ha surgido, concluyeron los expertos, es que ante la falta de mano de obra local, se ha mutado a la contratación no solo de trabajadores de otras regiones, sino que también de otros países. “Es un proceso de reconversión incipiente y en el largo plazo puede llevar a cambiar la estructura de la contratación”, aseguró el director del Observatorio Laboral.

EXISTE STOCK DE TRABAJADORES, PERO NO CERTIFICADOS

Por su parte, Eduardo Miranda, encargado de Intervención Laboral de Sence, complementó que otra de las conclusiones de los informes del Observatorio Laboral es que hay un stock suficiente de trabajadores en la región, pero los oficios, o las calificaciones, son escasas. “Por ejemplo, encontrar trabajadores calificados en el sector de la construcción se vuelve una tarea difícil, pues son escasos. Si bien hay muchos trabajadores, pocos cumplen con el oficio, y los que lo tienen, se vuelven caros”, dijo.

En la minería, por su parte, hay una gran cantidad de oficios y de gente capacitada, sin embargo no hay una gran contratación.

Por esto, desde hace tres años Sence se ha enfocado en certificar las competencias de los empleados que están en el mercado y que por diversas razones, no han podido profesionalizarse o acreditarse. En este sentido, Sence ha intervenido siete sectores productivos con certificación de competencias para este año. Entre ellos, está minería y construcción.

¿QUÉ ES EL OBSERVATORIO LABORAL?

El Observatorio Laboral de la región de Coquimbo es una instancia creada por Sence para reunir información respecto al mercado del trabajo en la zona y, de este modo, ayudar a los diferentes actores a tomar mejores decisiones. Asimismo, es el primero de su tipo en la zona y tiene como finalidad recolectar y analizar información relacionada al mundo del trabajo.

Esta iniciativa surge en 2016 a partir de un trabajo conjunto entre la Escuela de Ciencias Empresariales y el Instituto de Políticas Públicas, ambos de la Universidad Católica del Norte y para sus operaciones obtiene financiamiento del SENCE a través del Otic Proforma.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X