• A salón lleno y en una exposición que se extendió por casi dos horas, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel, llevó adelante la Cuenta Pública de la institución que fomenta el emprendimiento en Chile.
Crédito fotografía: 
Cedida
Acompañado de cientos de emprendedores, ejecutivos y autoridades de la región, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel, presentó los resultados de la institución que fomenta el emprendimiento en Chile, destacando la importancia de introducir procesos innovadores en la operación de las empresas.

A salón lleno y en una exposición que se extendió por casi dos horas, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel, llevó adelante la Cuenta Pública de la institución que fomenta el emprendimiento en Chile, en el Centro Empresarial de Negocios, ubicado en la ciudad de Coquimbo.

En la instancia, que fue protagonizada por cientos de emprendedores y ejecutivos de empresas que han nacido y se han desarrollado en la región, se hizo hincapié en la pasión que impulsa el ecosistema emprendedor.

De hecho, a modo de introducción del balance anual de Corfo, el socio fundador de Wilug, (una de las empresas familiares regionales con mayores proyecciones de crecimiento en la zona), Luis González, compartió con los asistentes la historia de esta empresa de extintores que nació hace 30 años en Coquimbo, y que hoy ya cuenta con varios brazos de negocios, y tiene en la mira la internacionalización.

COQUIMBO: MATRIZ DE VOCACIONES PRODUCTIVAS

Con todo, Sichel destacó las vocaciones productivas de la región de Coquimbo, asegurando que la zona cuenta con un potencial de crecimiento económico importante, y donde la Corfo tiene mucho que hacer.

“Nuestro desafío en el mediano plazo es que nuestra actividad productiva tenga foco y que potencie aquellas industrias en que la región tiene verdaderas oportunidades”. Asimismo, el vicepresidente ejecutivo de Corfo comentó que esta región tiene vocación turística, minera, de desarrollo pisquero e inclusive de cervezas con más de 20 marcas creadas en la zona, por lo tanto lo que tiene que hacer Corfo es poner el foco en el emprendimiento y la innovación y trabajar en modernizar la institución de manera que los emprendedores, los innovadores, sientan que la institución es una palanca para el desarrollo de sus negocios y un compañero en los buenos resultados de lo que queremos hacer. “Esta región puede crecer mucho más y esperamos que Corfo sea una palanca de desarrollo”, dijo.

Por su parte, la Intendenta Lucía Pinto destacó que la cuenta pública de Corfo se haya realizado en nuestra región, una iniciativa parte de la política de descentralización de los últimos gobiernos. “Esperamos mantener el trabajo colaborativo entre Corfo y el Gobierno Regional, y que este vaya en torno al emprendimiento e innovación, especialmente en aquellas zonas en donde se puedan crear competitividad y nuevos negocios”, precisó Pinto.

EL GRUESO DE LA CUENTA PÚBLICA

Hay que recordar que la misión de Corfo es mejorar la competitividad y diversificación productiva del país fomentando la inversión, innovación y emprendimiento, y a partir de eso, fortaleciendo el capital humano y las capacidades tecnológicas. Es decir, agregarle valor a lo que se hace, transformando las ideas en negocios.

De acuerdo a la exposición de Sichel, en 2017 desde Corfo se hicieron varias apuestas específicas para apoyar ciertos sectores productivos que provocaron buenos resultados. Uno de ellos fue el Programa Estratégico de Especialización Inteligente, una intervención pública a través de herramientas de fomento que resuelve fallas y externalidades de un negocio. Aquí se apoyaron industrias de alimentos, pesca y acuicultura, turismo, economías creativas, construcción, minería, entre otros. Así, se crearon hojas de ruta sectoriales que produjeron varios resultados positivos, específicamente en la región en el sector de las energías renovables.

En cuanto a desarrollo competitivo, se financiaron más de 1.200 proyectos de fomento a nivel nacional, con más de $22 mil millones desembolsados en proyectos.

En la región además, se desembolsaron más de $3 mil millones en iniciativas de la zona. “Es decir, esta región fue de las que más invirtió en recursos de apoyo a nivel territorial, por lo tanto hay una buena labor en torno a apalancar financiamientos”, precisó Sichel.

Asimismo, hubo más de 1.600 empresas que fortalecieron sus operaciones y capacidades de comercialización a través de programas de Corfo a nivel nacional.

En el programa de formación de competitividad, se capacitaron más de 500 programadores específicos, y se crearon además becas para más de 3 mil personas para formación específica en tecnologías de la información.

Finalmente, en el sector de Emprendimiento, las metas son fortalecer y desarrollar ecosistemas, espacios de encuentro donde la cadena productiva es capaz de alinearse para tener objetivos comunes. Esto ayuda a reducir los tiempos de realización de un emprendimiento hacia un negocio rentable.

Aquí, cabe destacar que en Capitales Semilla se desembolsaron más de $3.500 millones para fortalecer emprendimientos.

WILUG COMO BANDERA DE LA REGIÓN

La empresa de extintores, oriunda de la región de Coquimbo y fundada por el matrimonio conformado por Luis González y Rosa Tamsec, ha sido blanco de reconocimientos desde hace varios años. Con una trayectoria de más de 30 años, Wilug ha sabido llevar el negocio hacia un crecimiento sostenido que se ha traducido en la llegada de la empresa a todas las regiones del norte, a la Región Metropolitana y últimamente, a Concepción. Además, los planes a futuro son llegar a Perú, Colombia e instalar oficinas en Estados Unidos.

“Sabemos que la clave del crecimiento está en la diferenciación, para lo que es necesaria la innovación, un punto en lo que Corfo nos ha apoyado incansablemente, con financiamiento, con capacitaciones e incluso reconocimientos”, concluyó Luis González.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X